2,676 atenciones por picaduras en nuestra provincia

viernes, 17 agosto , 2018 | Por | Categoria: Actualidad Local

Las consultas de Atención Primaria han registrado este año un total de 15.401 asistencias por picaduras de insectos en Aragón hasta el pasado 5 de agosto. Esto supone un 30,5% menos que en el mismo periodo que el año 2017, cuando se registraron 22.153 atenciones por este motivo.

Por provincias, Huesca ha registrado este año un total de 3.897 atenciones por picaduras; Teruel, 2.351; y Zaragoza, 9.153 (5.126 en la capital y 4.027 en el resto de la provincia). Por sectores, el mayor número de consultas por picaduras se ha registrado en el sector Zaragoza III, con 3.929; seguido de Zaragoza II, con 2.514; Barbastro, 2.279; Huesca, 1.694; Zaragoza I, 1.636; Alcañiz, 1.373; Teruel, 1.303; y Calatayud, con 673.

Según los datos del Servicio de Vigilancia de la Dirección General de Salud Pública, en la semana del 7 al 13 de mayo se rebasó el umbral establecido para este año, de 444 atenciones en una semana, y tras un leve descenso, este se rebasó de nuevo en la semana del 28 de mayo al 3 de junio.

Desde entonces se ha seguido una tendencia ascendente hasta alcanzar el pico máximo hasta ahora en la semana del 23 al 29 de julio, con un total de 1.597 atenciones por picaduras en las consultas de Atención Primaria de Aragón. En la última semana analizada, de, 30 de julio al 5 de agosto, se han registrado un total de 1.477 consultas.

Según la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Aragón, la situación es de “normalidad”, aunque cabe recordar las medidas generales de protección individual para evitar la picadura de insectos: vestir con camisas de manga larga y pantalones largos en las zonas de riesgo, y calzado cerrado; colocar mosquiteras en puertas y ventanas; y usar repelentes.

Además, en el caso de picadura, la mejor forma de combatir sus efectos es con un desinfectante, preferiblemente con alguna solución con base de amoníaco. Solo se debe acudir a su médico de Atención Primaria si se produce una reacción exagerada y/o alérgica.