Apoyo a las Hermanitas del Hogar San José de Teruel

viernes, 10 abril , 2020 | Por | Categoria: Opinión

Un amable lector, que se identifica perfectamente pero que le guardamos el anonimato, nos hace llegar esta nota de apoyo a las monjas del Hogar San José. La nota dice así

Las Monjas del Hogar San José.
Me gustaría rendir un merecido homenaje a las religiosas del Hogar San José de Teruel.
A raíz de la pandemia del Covid 19, como vemos todos los días, muchas residencias de mayores están viviendo una tragedia de magnitud incalculable.
Las Hermanas del Hogar San José tienen nombre, en primer lugar está Sor María Luisa ingresada en la uci del hospital Obispo Polanco infectada por el virus, igualmente Sor Francisca y Sor Emilia han dado positivo y están pasando la cuarentena en la residencia de mayores de Alfambra. Me gustaría resaltar como Sor Francisca que se encuentra asintomática sigue atendiendo a los ancianos que han dado positivo y están en su misma residencia, estas Monjas dan sin pedir nada a cambio, como han hecho toda su vida. Tienen miedos y pesares como
todos los humanos, no como todos, muchos estaríamos con la baja tumbados en el sofá viendo una de netflix o hiperpreocupados reservando una mascarilla en amazon, que ahora andan escasas.

La Madre Superiora Sor María Santos, Sor Felicidad, Sor Marina, Sor Áurea, Sor Nelva y Sor Ascensión están confinadas en sus habitaciones, no les han dado oportunidad de atender a sus ancianos y ayudar en su casa, en definitiva de aunar esfuerzos que habría sido más razonable, puesto que conocen perfectamente el quehacer diario.

No entraré en políticas y razones varias, que cada cual extraiga sus conclusiones, el sábado pasado se publicó en el Eco de Teruel un artículo que detallaba puntualmente los sucesos y con el que estoy totalmente de acuerdo.

Si quisiera incidir que las Hermanitas al igual que todo el sector sanitario están en primera línea de fuego, a día de hoy el 30% de las Hermanitas están infectadas, con el añadido de su edad y, en vez de sentir admiración, la administración ha entrado como elefante en una cacharrería y les ha faltado el respeto inmerecidamente.

La ciudadanía confinada en casa, reconoce la labor de los distintos profesionales, no se entendería otra cosa, las Hermanitas llevan en su ADN la atención a nuestros Mayores.

Cuando pienso en el futuro procuro ser optimista y me siento privilegiado de conocer cercanamente a estas Hermanitas, DAN TODO LO QUE TIENEN, a muchos nos cuesta dar de lo que nos sobra.
Mis mejores deseos para Hermanas y trabajadores del Hogar, es una labor ímproba que tal vez mucha gente desconozca, mi abrazo/aplauso diario, también es para Todos Ellos.