Aumentan los usos en las piscinas públicas municipales de Zaragoza

jueves, 13 septiembre , 2018 | Por | Categoria: Aragón

Las piscinas públicas municipales de Zaragoza han cerrado la temporada de verano 2018 con 937.369 usos, un 10,27% más que el año anterior. Son, con diferencia, las mejores cifras desde el año 2012, último verano en el que se superó la barrera de los 900.000 usos. En cuanto a la recaudación, ha alcanzado este año los 2.049.200,84 euros, un 7,88% más que en 2017.

La temporada empezó con afluencia baja en las piscinas debido a la meteorología inestable del mes de junio, que se cerró con 209.841 usos, un 25,43% menos que en 2017. Sin embargo, la estadística remontó en julio alcanzando 439.426 usos en ese mes, un 32,27% más que en el mismo periodo del verano anterior. La misma tendencia al alza continuó en agosto con 262.166 usos, un 19,11% más que en 2017.

Hay que recordar que, por segundo año consecutivo, la Concejalía de Vivienda y Deporte del Ayuntamiento de Zaragoza ha ampliado durante una semana más la temporada de piscinas de verano, manteniendo tres de ellas abiertas -La Granja, Actur y Delicias- hasta el domingo 9 de septiembre. La iniciativa ha tenido este año una buena respuesta de público, con 25.936 usos, un 58,63% más que el año pasado.

AUMENTAN LOS USOS EN 20 DE LAS 22 PISCINAS

Los buenos registros se han plasmado de manera uniforme en casi todos los centros de los distritos y barrios rurales. De las 22 piscinas municipales, 20 de ellas han incrementado sus usos respecto a 2017. La mayor subida porcentual ha tenido lugar en el CDM Delicias (16,28%), mientras que tan solo dos han reducido su público: Garrapinillos (-3%) y Movera (-12,47%).

Un año más, la instalación con más usos ha sido el CDM La Granja, con 118.359 usos, seguido del CDM Actur (85.181), CDM Alberto Maestro (74.630) y Delicias (73.836). Por tramos de edad, los menores de 18 año han representado el 39,42% de los usos; la población adulta (de 18 a 64 años) el 47,53%; y la tercera edad, el 13,05%.

El concejal de Vivienda y Deporte, Pablo Híjar, ha realizado una valoración satisfactoria de la temporada, con “incremento importante respecto al año pasado, que no fue malo”, y ha destacado “la buena salud de este servicio público”. En este sentido, subrayado la “rentabilidad social” de las piscinas municipales más allá del balance económico. Híjar ha felicitado también por su “gran trabajo” a la plantilla del Servicio de Instalaciones Deportivas y de las contratas, así como al equipo de socorrismo, en una temporada en la que apenas se han registrado incidencias de gravedad.

Aragon AHORRO AGUA AYTO