Conocemos mas a Jenara Vicenta Arnal Yarza (Por Lidia Serrano)

lunes, 12 marzo , 2018 | Por | Categoria: Opinión

 JENARA VICENTA ARNAL YARZA

Jenara Vicenta Arnal Yarza, una aragonesa que llegó a ser catedrática y la primera doctora en Ciencias Químicas de España, en una época en que la mayoría de las mujeres seguían siendo analfabetas y las carreras de ciencias, coto cerrado reservado a los hombres.

Nació en Zaragoza un 19 de septiembre de 1902 en el seno de una familia humilde. Su padre era jornalero y su madre, ama de casa, por lo que su labor fue más meritoria si cabe, debido a los escasos recursos económicos familiares.

Comenzó Magisterio en la Escuela de Zaragoza, alcanzando el título de Maestra de Primera Enseñanza en 1921. En el curso 1922-1923 inició sus estudios en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza, cursando todas las asignaturas con las calificaciones de sobresaliente y matrícula de honor, obteniendo la licenciatura en 1927. Posteriormente superó todos los exámenes para el Grado de Doctor en la Facultad de Ciencias, Sección de Químicas, de la Universidad de Zaragoza, doctorándose el 6 de octubre de 1929 y convirtiéndose en la primera doctora en Ciencias Químicas de España.

Es justo resaltar la labor de la Institución Libre de Enseñanza y la política educativa de la República, que abrió las puertas a la formación científica de las mujeres y acabó con el conservadurismo que reivindicaba la incapacidad femenina para la investigación, por lo que se pudo beneficiar de una incipiente legislación que ya permitía la equiparación de las mujeres a los hombres para el ejercicio de profesiones como la enseñanza. Por desgracia, la Guerra Civil acabó con esos anhelos formativos que hubiesen renovado y mejorado la enseñanza con la inclusión de mujeres brillantes en el ámbito científico.

Sin embargo, Vicenta, logró superar los filtros del régimen franquista y continuó desarrollando su actividad científica y educativa, consiguiendo autorizaciones para desplazarse a trabajar e investigar en Japón, Suiza, Bélgica, Inglaterra, Alemania, Austria y Holanda. Murió en Madrid el 27 de mayo de 1960 de un derrame cerebral mientras trabajaba en su despacho.

LIDIA SERRANO ENSEÑAT, miembro de la Coordinadora de organizaciones feministas de Teruel y representante de CC.OO. de Teruel.

 

 

 

 

CLARA ZETKIN

Clara Zetkin, (5 de julio de 1857-20 de junio de 1933), era una política alemana, de ideología comunista, así como una luchadora por los derechos de la mujer. Fue una importante figura en la lucha contra la opresión femenina y la organización de las mujeres socialistas.

En 1881 se unió al Partido Socialista de los Trabajadores. En la década de 1880, Otto von Bismark prohibió toda asociación y actividad relacionada con el socialismo en Alemania, por lo que Clara y su esposo tuvieron que exiliarse a París. Durante su exilio, Clara vivió en su propia piel el duro día a día de las mujeres proletarias.

Su propia experiencia marcaría su labor política posterior. Convencida de la importancia de las mujeres, Clara afirmaba con rotundidad que el feminismo y el socialismo debían ir de la mano. En la década de 1890 se fundó la Oficina de las Mujeres para el reclutamiento de miles de mujeres para el partido socialista.

Para plasmar sus ideas, Clara Zetkin se hizo editora del periódico de mujeres “Igualdad”. En sus páginas defendió la importancia del trabajo como una condición indispensable para la independencia económica de la mujer.

En 1907 colaboró en la organización del Congreso Internacional Socialista de Mujeres. Tres años después, proponía la celebración el 8 de marzo del Día Internacional de la Mujer. Clara luchó toda su vida por los derechos básicos de la mujer.

A las puertas de la Primera Guerra Mundial, el partido Socialdemócrata aceptó la entrada de Alemania en la contienda. Clara Zetkin y sus compañeras, entre ellas, Rosa Luxemburgo, fervientes defensoras del pacifismo, se sintieron decepcionadas con el partido. Clara se unió entonces el Partido Comunista alemán y fijó su interés político en la Rusia revolucionaria. Allí entró en contacto con mujeres activistas como Alekxandra Kollontai quien se convirtió en su discípula.

Clara Zetkin moriría en su exilio ruso a los 76 años

 

 

Valentina Tereshkova: La primera mujer astronauta

Dentro del amplio abanico existente de grandes mujeres de nuestra historia. Hoy, queremos destacar a la única y primera mujer cosmonauta que el 16 de junio de 1973, a bordo del vostok 6 y  con solamente 26 años de edad, viajó al espacio aun padeciendo vértigo (cosa que ocultó para poder realizar la misión).

Tereshkova, nació el 6 de marzo de 1937 en una pequeña aldea en el centro de Rusia. Tras completar la educación básica con cursos por correspondencia se interesó por el paracaidismo. Sería su experiencia en paracaidismo lo que condujo a su selección como cosmonauta.

Su nombre en clave para la misión fue “chaica” (gaviota), y el objetivo por el que se encontraba a bordo de la nave propiedad del Programa Espacial Ruso, era determinar si las mujeres tenían exactamente la misma resistencia física y psicológica que los hombres en el entorno espacial.

Tras la misión espacial estudió en la Academia de la Fuerza Aérea de Zhukovski, y se graduó como ingeniera espacial en 1969. En 1977 recibió el doctorado. En política, ocupó diversos cargos hasta llegar al comité central del Partido Comunista de la Unión Soviética. En 1997 se retiró de la fuerza aérea y del cuerpo de cosmonautas. En la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014, fue portadora de la bandera olímpica. En 2013, Tereshkova, con 76 años, sorprendió a todos expresando su deseo de viajar a Marte, aunque el viaje fuera sólo de ida.

Tereshkova, además de recibir multitud de medallas y condecoraciones, es una infatigable luchadora del movimiento por las mujeres en Rusia. Siempre ha reivindicado que las mujeres soviéticas tuvieran las mismas oportunidades que los hombres.

PALMIRA PLA PECHOVIERTO  (1914-2007)

 

PALMIRA PLA PECHOVIERTO, nació en Cretas (Teruel) en 1914, una mujer turolense que desde muy pequeña nada le hizo renunciar a lo que de verdad le gustaba la pedagogía, a pesar que siendo una niña sufrió poliomielitis, ella continuo cursando sus estudios de maestra.

Ya siendo estudiante, en la II República, acudía a la casa de pueblo a enseñar a leer y escribir a mujeres que no tenían posibilidades, con un gran entusiasmo que en aquellos tiempos  tenían las maestras.

En 1936 le sorprende la guerra civil española y como tiene que huir a Francia le toca vivir el horror de dos guerras, en plena juventud y después de una década de sufrimiento, en 1946 se casó con Adolfo Jimeno Velilla donde embarcaron a Venezuela dejando atrás tantos años de destrucción.

Palmira Pla junto a su esposo, inicio uno de sus sueños y puso en marcha el Instituto Escuela Calicanto en Maracay con quince niños/as y que anualmente multiplicaba las matrículas, impartiendo una enseñanza libre y con una norma el respeto a las personas.

En 1974 y después de haber dedicado casi toda su vida a la enseñanza,  regreso a España donde siguió ejerciendo como maestra y en 1977 fue elegida diputada por el PSOE en las Cortes Constituyentes y ocupo distintos puestos dentro de la política.

Los ingresos obtenidos por la venta del Instituto Calicanto, la llevo a crear un fondo económico de ayuda para que estudiantes venezolanos pudieran estudiar en España, fondo que se convierte en la Fundación Adopal, vinculada a la Universidad Carlos III de Madrid.

Recibió distintos reconocimientos en Aragón por su implicación en la pedagogía.

Fallecio a los 93 años y en toda una vida dedicada a la pedagogía, algunas de sus frases fueron, “Que sentido tiene la vida si no trabajas para mejorar el mundo en el que vives” o “ La educación es la base para transformar la sociedad”.

 

 

VANDANA SHIVA (Ecofeminista) 

Vandana Shiva nació en Dehradun, India, el 5 de noviembre de 1952. Estudió en Dehradun y se graduó en Física, realizo  un master en filosofía de la ciencia en la universidad de Guelp (Ontario, Canada) y en 1979 termino su doctorado en Física Cuántica en la Universidad de Wester Ontario.

Debido a su formación en física y su amor por la naturaleza, Shiva comenzó a cuestionar el impacto de la tecnología científica sobre el medio ambiente, y abordó la investigación interdisciplinaria de la ciencia, la tecnología y la política ambiental en el Indian. En 1982, Shiva fundó el Research Fondation of Science, Technology and Ecology (RFSTE), una institución que se dedica a la conservación de la biodiversidad. Nueve años más tarde, fundó Navdanya, que significa literalmente “nueve semillas” para proteger la diversidad de las semillas de su tierra natal. El RFSTE y Navdanya alientan a los agricultores a rechazar las presiones políticas y económicas que pueden poner en peligro la biodiversidad de la India.

Ha sido asesora de varias organizaciones gubernamentales en la India y otros países. Ha recibido más de 15 premios nacionales e internacionales por su contribución a la conciencia ecológica y la preservación ambiental, entre ellos en 1993 el Right Livelihood Award (también conocido como el Premio Nobel Alternativo)

Es una de las pensadoras más dinámicas y provocadoras del mundo. Una de las ecologistas, feministas y filósofas de la ciencia más prestigiosas a escala internacional que luchan activamente contra el modelo neoliberal de globalización y a favor de los derechos de los pueblos denunciando que la codicia de las corporaciones usurpan los recursos naturales, como la tierra y el agua y violan los derechos fundamentales de la gente.

 

ROSALIND FRANKLIN

Rosalind Elsie Franklin nació en Londres el 25 de julio de 1920 y  falleció en 1958. Fue una importante química y cristalógrafa, cuyos trabajos e investigaciones fueron clave para el descubrimiento de la estructura de doble hélice del ADN.

Obtuvo un título universitario en física y química   en el Newham College (Cambridge). Tras  obtener su doctorado, se especializó en la técnica de difracción de rayos X, mediante la cual obtuvo la famosa fotografía 51. Dicha fotografía fue un respaldo experimental crucial para que el investigador estadounidense James Watson y el británico Francis Crick establecieran en 1953, la célebre hipótesis de la “doble hélice” del ADN, con la que años más tarde, en 1962, les fue concedido el Premio Nobel junto a Maurice Wilkins.

Nunca sabremos si Rosalind llegó a saber que se habían divulgado sus datos sin su permiso. Además nunca fue mencionada en los discursos, por lo que desgraciadamente no fueron reconocidos sus méritos en aquella época.

Fue una gran investigadora, que tuvo una serie de obstáculos a lo largo de su vida profesional, como que su padre no aprobaba que las mujeres fueran a la universidad y se negó a pagar sus estudios. Pero a pesar de todas las adversidades,  luchó  contra todo y todos por dedicarse a su pasión.

Su carácter queda plasmado con un párrafo de una carta que ella mandó a su padre:

 “La ciencia y la vida ni pueden ni deben estar separadas. Para mí la ciencia da una explicación parcial de la vida. Tal como es se basa en los hechos, la experiencia y los experimentos….”

Sirva este artículo como homenaje y reconocimiento a una de esas mujeres pioneras en ciencia, cuyo trabajo silencioso forma parte de los pilares sobre los cuales se asienta hoy en día la investigación.

 

Leticia Martínez Márquez

Asociación Mujeres Progresistas por la Igualdad

 

Concepción Arenal

 

Concepción Arenal es una de las pioneras del feminismo en España. Nació en Ferrol el 31 de enero de 1820. Fue funcionaria de prisiones, licenciada en Derecho sin título, periodista y escritora.

A los 21 años práctica aquellos proyectos a los que su madre se había opuesto con fuerza. Asistirá vestida de hombre a los primeros cursos de Derecho en la Universidad: De la misma manera, vestida de hombre, acudía a las tertulias del café Iris.

Articulista y Editorialista en La iberia (1855-1857). En 1857 se  promulga una ley que obliga a firmar todos los artículos en prensa y Concepción Arenal se queda sin trabajo.

En 1860 fue la primera mujer premiada por la Academia de Ciencias Morales y Políticas, con el ensayo La beneficencia, la filantropía y la caridad (la intervención del Estado en favor de los desvalidos).

En 1862 publicó su Manual del visitador del preso, traducido a casi todos los idiomas europeos. Y logró un nuevo hito  en 1864 al ser nombra la primera mujer visitadora general de prisiones de mujeres.

Elaboró una amplia obra escrita, en la que reflexionaba sobre la orientación del sistema penal hacia la reeducación de los delincuentes El visitador del preso. Como penalista propuso una función educativa del sistema penitenciario que reformase al delincuente en lugar de castigarlo. “Abrid escuelas y se cerrarán cárceles”.

En La mujer del porvenir (1869), que es su primera obra sobre los derechos de la mujer, reflexiona sobre si la ley civil mira a la mujer como un ser inferior al hombre, moral e intelectualmente considerada, ¿por qué la ley criminal le impone iguales penas cuando delinque?.

Abre debates silenciados al criticar la disparidad de sueldos de las trabajadoras de la industria con respecto a sus homólogos masculinos.

En su dilatada vida desarrolló una intensa actividad filantrópica entre ellas de la Constructora Benéfica (1872) una sociedad dedicada a la construcción de casas baratas para obreros.

Un año antes de su muerte, escribe “La educación de la Mujer” (1892): Lo primero que necesita la mujer es afirmar su personalidad, independientemente de su estado, y persuadirse de que, soltera, casada o viuda, tiene derechos que cumplir, derechos que reclamar, dignidad que no depende de nadie, un trabajo que realizar e idea de que es cosa seria, grave, la vida y que si se la toma como un juego, ella será indefectiblemente un juguete.

 

FAPAR Teruel- Miembro Coordinadora

 

 

 

 

Amelia Earhart, la aviadora que eclipsó a Lindbergh 

Serie de artículos de la Coordinadora de Organizaciones Feministas de Teruel, dedicados a mujeres, que marcaron un hito en sus ámbitos de actividad. Queremos otorgar  visibilidad al papel de la mujer a lo largo de la historia.

Amelia Earhart (Atchitson, Kansas, USA 24 julio 1897- desaparecida en el Pacífico el 2 de julio de 1937) fue un hito en la historia de la aviación y tuvo una habilidad incomparable en el panorama mediático de su momento. Fue una auténtica estrella en los años 30.

En 1927 se unió a la Asociación Aeronáutica Nacional. Fue inversora del mundo aeronáutico, vendió aviones, promovió la aviación, especialmente entre las mujeres.

Fue la primera mujer en cruzar el Atlántico (5 años después de hacerlo Charles Lindbergh), y la primera en hacer un vuelo solitario en el Atlántico. En 1934 cruzó el Pacífico. Diez pilotos lo habían intentado antes y murieron. Earhart lo consiguió.

Le quedaba un último sueño: un viaje alrededor del mundo. Quería marcar dos hitos: la primera mujer en hacerlo y la mayor distancia posible rodeando por el Ecuador. Viajó con otro piloto. Nunca llegaron a su destino. Salieron el 21 de mayo de 1937, el 2 de julio se dieron las últimas comunicaciones. Roosevelt autorizó la búsqueda, que duró hasta el 18 de julio. No se encontró nada. Cabe señalar que en los últimos días, se ha hecho pública la noticia de que el antropólogo Richard Jantz, tras volver a analizar, con tecnologías actuales, unos restos óseos encontrados en 1940 en la isla desierta de Nikumaron, ha llegado a la conclusión de que “los análisis revelan que los restos se asemejan más a ella que al 99% de los individuos.”

Amelia Earhart tuvo una vida de gran actividad pública: dio conferencias, fue una auténtica sensación mediática, fue un espejo en el se vieron reflejadas las mujeres que querían romper con las convenciones que las relegaban a un puesto secundario. Su mensaje era que si un hombre podía hacerlo, una mujer también. Tuvo muchos reconocimientos: hizo un tour por Europa; fue recibida en Nueva York en un desfile bajo una lluvia de pasquines; Hoover la condecoró con la medalla dorada especial de la National Geographic Society; recibió las llaves de varias ciudades; el congreso la condecoró con la Distinguished Flying Cross, otorgada por primera vez a una mujer.

La aviadora en una de las cartas dirigidas a su marido escribió: “Por favor, debes saber que soy consciente de los peligros, quiero hacerlo porque lo deseo. Las mujeres deben intentar hacer cosas como lo han hecho los hombres.”

Anabel Gimeno, miembro de la Coordinadora de Organizaciones Feministas de Teruel, representante de GANAR Teruel

CLARA CAMPOAMOR 

Con este artículo, desde la Coordinadora de Organizaciones Feministas de Teruel, damos inicio a una serie de artículos dedicados a mujeres, que marcaron un hito en sus ámbitos de actividad. Queremos dar visibilidad al papel de la mujer a lo largo de la historia. 

El 12 de febrero de 1888, nació en Madrid una de las mujeres más decisivas en la historia de nuestro país, Clara Campoamor Rodríguez, cambió la vida de las mujeres, y de la sociedad en general, el 1 de octubre de 1931, al convertirse en la primera sufragista que logró el conocido como “voto femenino” desde la tribuna de un parlamento.

La trayectoria de esta mujer imprescindible para el feminismo en España, es un constante reflejo de lucha, esfuerzo, trabajo y compromiso. Desde que con diez años tuvo de dejar de estudiar, para ayudar en la economía familiar cuando falleció su padre, su vida ha sido un ejemplo de superación y constancia.

Trabajó de modista, dependienta de comercio y telefonista, hasta que en 1909 consiguió plaza como auxiliar femenina de segunda clase del cuerpo auxiliar de Telégrafos. Cinco años después, ganó con el primer puesto por oposición, una plaza en el Ministerio de Instrucción Pública, en Madrid, donde fue destinada como profesora en las Escuelas de Adultas. Durante los años siguientes alternó este trabajo con los de traductora de francés, auxiliar de mecanografía, y secretaria de Salvador Cánovas Cervantes, director del periódico, .La Tribuna Además en 1924 se licencia en Derecho, lo que le permite defender importantes casos de divorcio de la época.

Clara Campoamor vivió para luchar por la igualdad de derechos entre mujeres y hombres. Desde su escaño en el Parlamento defendió que “la libertad se aprende ejerciéndola” y consiguió que la Constitución de 1931 incluyera en su artículo 36 que “los ciudadanos de uno y otro sexo, mayores de 23 años tendrán los mismos derechos electorales conforme determinen las leyes”.

Y a pesar de todo, años después de su fallecimiento, en 1972 en Suiza, sus restos mortales se encuentran en San Sebastián, en el panteón de la Familia Monsó Riu. En vez de haber sido reconocida como una persona de especial relevancia en la historia de España y que sus restos descansaran en el Panteón Nacional de Políticos Ilustres, de Madrid. Lugar que le correspondería a la primera mujer que habló en las Cortes Españolas y consiguió el sufragio Universal.

Beatriz Redón Benedicto. Portavoz de la Coordinadora de Organizaciones Feministas de Teruel