De oca en oca y salgo porque me toca(Por Juan Pablo Martínez Calvé )

viernes, 23 marzo , 2018 | Por | Categoria: Opinión

DE OCA EN OCA Y SALGO PORQUE ME TOCA

En estas semanas se está debatiendo la derogación de la prisión permanente revisable aprobada por el Partido Popular en 2015. Una medida que, pese a contar con gran aceptación popular, podría ver su fin con los votos del PSOE, Podemos y otras formaciones, unidas a la volatilidad que ha mostrado Ciudadanos durante todo el proceso, capaz de votar una cosa y su contraria.

De esta medida se ha dicho que impide la reinserción o incluso algunos, como Ciudadanos, han afirmado que es “inhumana”, “insegura” y “demagoga” mostrando su ignorancia sobre la medida. Lo dijeron cuando decían no apoyarla.

Sin embargo, la esencia de la prisión permanente revisable es la búsqueda de la reinserción criminal por encima de todas las cosas. Tras haber finalizado un periodo de cumplimiento obligatorio, la prisión permanente revisable permite analizar anualmente si el penado ha cumplido con el propósito de la pena, esto es, la reinserción; si está listo para convivir en sociedad o si, por el contrario, debe seguir entre rejas por ser un peligro para los demás y para sí mismo.

Si, tal y como plantean ciertas formaciones, se termina por derogar esta medida, estaremos dando pie a que criminales que no se arrepientan de sus delitos, que no quieran participar en cursos de reinserción o que incluso se jactan del sistema judicial salgan en libertad para poder seguir haciendo lo que mejor saben hacer, delinquir.

El problema es que el foco de atención se está centrando en el tiempo de prisiónn, si se le añaden 10, 20 o 30 años de cárcel, y no en el hecho de saber si, cuando finalice este tiempo de permanencia, el penado será capaz de vivir en comunidad.

Todo es mejorable pero no podemos eliminar la prisión permanente revisable de nuestro ordenamiento jurídico. No se puede permitir que se pase de oca en oca y salga porque le toca.

Juan Pablo Martínez Calvé