Décimo aniversario de la Fundación Impulso

lunes, 4 mayo , 2015 | Por | Categoria: Actualidad Local

Inauguracion colegio Senegal 2Colaboración con asociaciones aragonesas, cooperación en países en vías de desarrollo, apoyo a 4.000 turolenses, ayuda a mejorar la calidad de vida de las personas mayores e inserción socio-laboral a personas con discapacidad son algunas de las áreas de actuación de la Fundación Impulso, que encara su décimo aniversario agradeciendo a todos los que han hecho posible el trabajo diario hasta aquí.
La organización sin ánimo de lucro nació hace una década gracias a la iniciativa del Grupo Térvalis que quiso devolver a la sociedad al menos parte de lo que les había entregado en sus primeros veinte años aseguraban desde la Dirección del grupo empresarial, añadiendo que el objetivo principal era dar acceso a la población a los recursos y el impulso necesario para que ser autosuficientes y sostenibles por sí solos sin necesidad de un respaldo de por vida.
El proverbio chino que reza: “Dale un pez a un hombre y comerá hoy. Dale una caña y enséñale a pescar y comerá el resto de su vida” es, aunque bastante manido, fiel reflejo de la filosofía de la Fundación que sigue fielmente desde sus 3 centros especiales de empleo donde trabajan personas con discapacidad.

 

Gran Recogida 2014 2
La crisis ha devastado las tasas de empleo, en 2013 los parados superaban los 6.000.000 de personas, unos datos que golpearon con fuerza a las personas con algún tipo de discapacidad. Así la tasa de desempleo de este colectivo se duplicó entre 2008 y 2013 hasta alcanzar el 33% de la población activa, según un informe del Observatorio sobre Discapacidad y Mercado de Trabajo en España (Odismet).
Una década dando impulso a la sociedad turolense
La Fundación Impulso cumple 10 años de proyectos de cooperación e iniciativas

La recuperación del mercado laboral empezó el año pasado y la tasa de paro descendió pero sólo una de cada cuatro personas con discapacidad tiene un empleo. Su tasa de actividad es 12 puntos menor que entre las personas que no padecen ningún tipo de discapacidad, además las nuevas contrataciones se caracterizan por la precariedad y la inestabilidad.
Centros especiales de empleo
La Fundación Impulso cuenta con tres centros especiales de empleo, dos de ellos en funcionamiento desde los primeros años de la organización y el tercero en proyecto desde hace unos meses.
El primero de ellas, emplazado en el polígono de Platea de Teruel, es una lavandería industrial con diez empleados, de los que ocho tienen alguna discapacidad y que trabajan para dar servicio a hoteles, empresas o centros deportivos de la provincia turolense. Además ofrece servicios de venta de ropa de trabajo o reclamos publicitarios.
La actividad de la lavandería funciona bien, pero cada vez son más los centros que cuentan con un servicio propio por lo que desde hace un par de años la idea de negocio dio un vuelco hasta la venta de ropa de trabajo y los reclamos publicitarios para establecimientos. “Es difícil fidelizar a los clientes y las marcas son cada vez más conscientes, por lo que los regalos promocionales se han convertido en un imprescindible” señalaban desde la genrencia del Centro Especial de Empleo (CEE), que confesaba que ya son varias las empresas que le confieren la personalización de su ropa de trabajo y corporativa.
Tamodi es el segundo CEE de la Fundación Impulso en el que están empleadas 20 personas discapacitadas que trabajan con habilidad eminentemente manual en el montaje de componentes eléctricos para electrodomésticos de firmas nacionales.
Impulso Aromáticas es la tercera actividad productiva que nace con el objetivo principal de implantar un centro de producción de productos derivados del cultivo de las plantas aromáticas y medicinales que permitirá incorporar al mercado laboral a una veintena de personas con discapacidad.
El empleo es un elemento esencial para garantizar la igualdad de oportunidades para todas las personas, un hecho que constata el presidente de la Fundación Impulso, Carlos Ranera, que ha visto cómo el trabajo “contribuye con su integración en la vida económica, cultural y social y sobre todo en su desarrollo personal”.
Banco de Alimentos de Teruel
El Banco de Alimentos de Teruel es una iniciativa de la Fundación Impulso que se puso en marcha en 2008 para atender las necesidades básicas de alimentación de la población más necesitada. En la actualidad atiende a 4.000 personas, trabaja con 20 entidades turolenses para dar cobertura a toda la provincia y en los últimos tres meses ha repartido 66 toneladas de comida.
El trabajo de logística y catalogación de los alimentos a la entrada y la salida de la entidad está desarrollado exclusivamente por voluntarios, un total de 22 que prestan su tiempo libre para todos aquellos que no tienen nada que comer.
La crisis económica ha hecho que las donaciones al Banco disminuyeran a la par que incrementaban los usuarios, pero por suerte la solidaridad de los turolenses parece no conocer límites y siempre hay gente dispuesta a aportar su ayuda a la causa. La Gran Recogida, que se celebra conjuntamente a nivel nacional con el resto de bancos de alimentos del país, supone para la entidad turolense llenar la despensa para casi todo el año.
Sin embargo, siempre hay productos que se necesitan porque su caducidad es más corta y gracias a las aportaciones o colectas de asociaciones locales se mantiene el equilibrio. En los últimos meses, por ejemplo, cabe destacar la del gimnasio Curves, la asociación Teruel Baila o la cultural Amigos de las Músicas, así como la de la Seguridad Social, el club Colina o el CAI Voleibol Teruel.
Proyectos de Cooperación al Desarrollo
La principal área de influencia de la Fundación Impulso es la provincia de Teruel, pero desde sus inicios guarda también una estrecha relación con países en vía de desarrollo del continente africano, aunque también ha participado de forma puntual en la ayuda después del terremoto de Haití u otras catástrofes naturales.
La primera colaboración fue en el mismo año de su creación con el envío de un contenedor de comida, ropa y material médico a Malawi, después Senegal ha centrado su foco de atención. Un país en el que se construyó un colegio para 360 niños a los que facilitarle el acceso a la educación y evitar así el absentismo escolar tan frecuente en estos países, se compró una ambulancia para transporte sanitario, especialmente orientada a las mujeres que van a dar a luz.
La implicación con la comunidad ha sido tan relevante que desde el año pasado se está colaborando con las hermanas de la Inmaculada Concepción para abrir un albergue que aloje a los jóvenes que se ven obligados a desplazarse quince kilómetros hasta el centro educativo cada día.
Ayuda social
En el año 2011 la Fundación Impulso creó una Unión Temporal de Empresas (UTE) con las fundaciones Rey Ardid y Fermín Alegre para gestionar la residencia de mayores en Cedrillas, garantizar la calidad del servicio y mejorar las condiciones de los usuarios con bajos niveles de renta.
Asimismo, además de otras iniciativas puntuales cada año la entidad organiza en fechas navideñas su ya tradicional rastrillo solidario en el que se busca una segunda oportunidad a bienes olvidados ya sean de particulares o de establecimientos comerciales y que en su última edición sus fondos fueron destinados a Medicus Mundi Teruel con cuya recaudación se está rehabilitando un centro de salud en el Congo.
Todas las actividades que lleva a cabo la Fundación Impulso son posibles, en su mayoría, gracias a las aportaciones que hacen particulares, instituciones y empresas y aunque como patrono fundador dentro de los diez totales que componen el patronato el Grupo Térvalis es uno de los que más aportan económicamente también hay ayudas privadas y de organismos

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Local DOMAR CD TERUEL JULIO 2013// ECOE ACEST NAVIDAD //ECOEMBES OCT2017