El Ayuntamiento de Teruel: una crisis sin guión y por capítulos

martes, 16 noviembre , 2010 | Por | Categoria: Actualidad Local

Los distintos grupos políticos han tardado en reaccionar, en tomar posición en una crisis municipal que se inició con el sorprendente abandono del alcalde de la ciudad, Miguel Ferrer, de las filas de su partido, el PAR

El Ayuntamiento de Teruel estaba gobernado, hasta el pasado 28 de octubre, por la coalición formada por el PAR y el PSOE tendiendo en la cabeza del consistorio al alcalde aragonesista Miguel Ferrer. Fue el jueves 28 cuando comenzó el desconcierto en la política municipal de Teruel, cuando saltó la noticia a última hora de la tarde. Los signos de interrogación y admiración adornaban todas las declaraciones y reacciones. El desconcierto acabó en un desgobierno que cerrará su último capítulo en el pleno extraordinario de mañana miércoles, día 17 de noviembre.

Miguel Ferrer tenía intención, y así lo ratificó el viernes 29 de octubre en una rueda de prensa a la que asistió acompañado de otros militantes del Partido Aragonés, que abandonaba la doctrina del PAR, “por falta de democracia dentro de la formación” y “distanciamiento de los altos cargos”.

Entre los que abandonaban el partido presidido por José Ángel Biel había alcaldes de otras localidades turolenses, consejeros comarcales, diputados provinciales. El puente de Todos los Santos se auguraba con excesivo acento político porque las reacciones no se hicieron esperar. Sobre lo acaecido en Teruel, sobre la sorprendente e inesperada estampida de los militantes del PAR liderados por el alcalde de la capital, llegaban opiniones, análisis, calificativos y descalificativos.

Primero, desde el propio partido que dejaba Miguel Ferrer, después y una vez digerida la noticia, desde el resto de formaciones que, en un primer momento fueron muy cautas al valorar la situación y apelaron al sentido común de los ediles para evitar una dejación de funciones en el Ayuntamiento de Teruel por el nuevo escenario que ahora se dibujaba.

Ferrer aseguró que, aunque dejaba el PAR, partido con el que había logrado alzarse con la alcaldía de la capital turolense, se negaba a dejar su papel como primer edil, y evidentemente, tampoco tenía intención de renunciar a su acta de diputado en las Cortes de Aragón. Con esta afirmación Ferrer contestaba a las diferentes insinuaciones sobre la extraña y rocambolesca situación que había creado en el Ayuntamiento de Teruel. ¿Un alcalde sin partido?

Sin embargo, el día 2 de noviembre, y tras la dimisión irrevocable de sus dos fieles concejales, los también aragonesistas, Luis Muñoz y Carmen Alonso, Ferrer se vio abocado a dejar la Alcaldía. A partir de entonces, él sería el grupo mixto del Consistorio turolense.

Las dimisiones

Aquí comenzó el desgobierno y el pleno menos ordinario que se ha vivido en el Ayuntamiento de Teruel. El Consistorio anduvo sin cabeza unos días, sin rumbo y con la mirada fija en el viernes 5 de noviembre donde, en la sesión plenaria se debatirían y aprobarían diversos asuntos de interés para la ciudad, aunque el asunto de interesé estaba en las tres dimisiones que se habían dado en los bancos del gobierno local.

Aunque la renuncia de Luis Muñoz, concejal de Urbanismo hasta el 2 de noviembre, y Carmen Alonso, responsable de Hacienda y la del propio alcalde de Teruel, Miguel Ferrer, se habían colocado al final del orden del día, la postura de la oposición, CHA y PP hizo que estos puntos fueran los primeros a discutir. En realidad no hubo nada que discutir. Se expusieron las dimisiones y una vez dadas a conocer, los tres dejaron sus asientos y dejaron el salón de actos ante la mirada del numeroso público y los medios de comunicación que, como era una ‘sesión ordinaria’, se habían convocado de forma masiva.

Tres sillones vacíos y la socialista Lucía Gómez pasó a ser la alcaldesa accidental. A pesar del alboroto que se creó, había un pleno que celebrar.

A partir de aquí comenzaron los movimientos. A partir de aquí, del desgobierno se pasó a la interminable búsqueda de una solución para el 17 de noviembre. A partir de aquí solo quedaba buscar sustitutos para los dos concejales dimitidos del PAR (aquí nadie auguraba que sería una ardua tarea) y un nuevo alcalde.

¿Candidatos? ¿Pactos? ¿Apoyos? Todo se traducía en sumas, restas y quinielas. Nadie parecía querer mover ficha, y los partidos, sobre estos temas miraban hacia Zaragoza.

El PAR, por lo que le tocaba y le tocaba muy directamente, se trajo Zaragoza a Teruel y mantuvo una reunión en la que se tomaron dos decisiones que hasta el día de hoy han permanecido inamovibles. Ellos no presentarían candidatos a la alcaldía de Teruel, y se abstendrían fuera quien fuera el candidato del resto de partidos. En la víspera del pleno de investidura del nuevo alcalde, el PAR sigue en la misma posición.

El PSOE, el otro partido al que le tocaba aunque no tan directamente, o bien ha analizado más las cosas o bien no se terminaba de encontrar en el papel que le tocaba jugar. Los partidos de la oposición insistían en que era el PSOE el que debía mover ficha. Y el PSOE ni movía ficha ni presentaba candidato. Hasta el pasado sábado, cuando, los dirigentes socialistas movieron ficha, analizaron las cosas y se encontraron en el papel que les tocaba jugar…todo en uno.

El PP, como lista más votada en las pasadas elecciones municipales asumió su responsabilidad. Ellos, si no había otro remedio, se harían cargo del Ayuntamiento de Teruel.

Ya hemos llegado al desenlace. Ahora, y tras buscar pactos y apoyos para la candidata socialista, Lucía Gómez, ya se conoce el final de la película antes de tiempo, y eso que ayer lunes, a 48 horas del pleno de investidura, prometía algo más de intriga y suspense.

Manolo Blasco, cabeza de lista del PP, la lista más votada en los comicios de 2007, está a menos de 24 horas de “coger las riendas del Ayuntamiento de Teruel”… Fumata blanca, se terminó la incertidumbre. Fin de la historia.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Local DOMAR CD TERUEL JULIO 2013// ECOE ACEST NAVIDAD //ECOEMBES OCT2017