El Consejo de Gobierno aprueba un proyecto de ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2011 comprometido, riguroso y restrictivo

martes, 2 noviembre , 2010 | Por | Categoria: Aragón

El Ejecutivo aragonés ha presentado un proyecto de ley de Presupuestos que experimenta una reducción del 7,46% respecto al ejercicio anterior y contempla un gasto total de 5.293 millones de euros

El proyecto de ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2011 podría calificarse como comprometido, riguroso y restrictivo. Comprometido porque, a pesar de todas las restricciones, incrementa el peso de las políticas sociales en el conjunto del Presupuesto (hasta alcanzar un 64,6% del total). Riguroso, porque además de cumplir con la normativa de estabilidad presupuestaria vigente y suscribir el compromiso de reducción de déficit establecido para el conjunto del Estado, hace un esfuerzo por adaptarse a la coyuntura económica. Y, finalmente, se trata de un documento restrictivo porque, a pesar de mantener el peso de las políticas sociales, aplica una importante contención en el gasto.

El compromiso manifestado por el Gobierno de Aragón de cumplir el pacto de estabilidad lleva aparejada la obligación de reducir el recurso al endeudamiento como medida de ajuste fiscal. No obstante, la ortodoxia que ha venido aplicando el Ejecutivo autónomo en el diseño y ejecución de sus presupuestos anuales permite que, pese al incremento que se producirá en la deuda global de la Comunidad Autónoma (9,9% del PIB en 2011), el diferencial favorable con la media española (12,2%) se mantenga.

En el presupuesto que la próxima semana se presentará en las Cortes de Aragón, el Gobierno ha realizado una apuesta por los elementos que suponen la base de la economía aragonesa, de ahí que la recuperación de la competitividad de la economía regional configura el principal desafío de futuro. Por ello, el proyecto de Presupuestos aumenta el peso interno de las denominadas Políticas Económicas, que tiene su reflejo en el incremento del porcentaje que suponen en el total del presupuesto los departamentos de Economía, Hacienda y Empleo e Industria, Comercio y Turismo.

Por otra parte, el Gobierno de Aragón ha querido reflejar en el documento económico para 2011 la preocupación que siente ante una de las consecuencias más graves de la crisis: el desempleo. Por este motivo, y en línea con el esfuerzo presupuestario que se ha hecho en el ejercicio de 2010, el Ejecutivo ha incrementado el presupuesto del Instituto Aragonés de Empleo para el próximo año en un 6,14%.

En cualquier caso, la situación por la que atraviesa la economía finalizará recuperando de nuevo la senda de crecimiento potencial. El cambio tecnológico y su incorporación al proceso productivo facilitan la capacidad de ajuste y dota de mayor flexibilidad a la organización. Para ello, se ha potenciado un incremento del peso que el gasto de los departamentos de Educación y Ciencia, Tecnología y Universidad tiene en el conjunto del Presupuesto.

La especial preocupación que el Ejecutivo manifiesta por el mantenimiento del Estado del Bienestar se traduce en una consolidación del gasto social en el proyecto de Ley de Presupuestos para 2011, de manera que el bloque de Políticas Sociales supone dos puntos porcentuales más que en el Presupuesto de 2010 (hasta alcanzar un 64,6% del total).

Los Ingresos de la Comunidad Autónoma

Por lo que respecta a los ingresos, el proyecto de ley de Presupuestos para 2011 es el primero que se elabora a partir de las entregas a cuenta calculadas de acuerdo con el nuevo sistema de financiación autonómica, aprobado en diciembre de 2009.

Por una parte, el incremento en el porcentaje de cesión del IRPF (50%), IVA (50%) e Impuestos Especiales (58%), reduce la dependencia de las transferencias del Estado en el presupuesto autonómico, que queda reflejada en la evolución del Capítulo IV. Es decir, el refuerzo de la autonomía financiera propicia que la evolución de los recursos dependa en mayor medida del comportamiento de los ingresos impositivos.

Estabilidad Presupuestaria y Deuda Pública

La Ley General de Estabilidad Presupuestaria permite a las comunidades autónomas presupuestar con un déficit equivalente al 0,75% del PIB regional cuando la economía crece por debajo del 2%. Dada la magnitud de la crisis económica atravesada, el Gobierno de España, y más tarde el Consejo de Política Fiscal y Financiera, consideraron que el déficit admitido por la Ley General de Estabilidad Presupuestaria era insuficiente para que las comunidades pudieran seguir garantizando la prestación de sus competencias.

Por este motivo, el Consejo determinó como objetivo de estabilidad para Aragón en 2011 un 1,3% del Producto Interior Bruto regional frente al 2,40% fijado para 2010. Este importe (que no incluye el efecto de las liquidaciones del sistema de financiación autonómica), es idéntico al fijado para el resto de comunidades autónomas.

En este escenario, el endeudamiento al que la Comunidad Autónoma podrá recurrir para cuadrar su marco de actuación económica asciende a 624,6 millones de euros. Así las cosas, el volumen de deuda viva de Aragón se situaría en el 9,9% del PIB regional, volumen notablemente inferior al de la media de las comunidades autónomas.

Ley de Medidas Tributarias

El Gobierno de Aragón remitirá en breve al Parlamento autonómico para su posterior aprobación eel proyecto de Ley de Medidas Tributarias para 2011, que incluye una serie de modificaciones de carácter técnico relativas a tributos propios y cedidos.

Por lo que respecta a la reordenación del sistema tributario de los recursos cedidos, algunas de las medidas previstas son:

1.Introducción de la escala autonómica del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, que no supone incremento alguno del gravamen sino que es una obligación derivada del nuevo sistema de financiación autonómica.

2.Como una medida de apoyo al inversor, se establece una deducción de la cuota íntegra del Impuesto sobre la Renta por inversión en acciones de entidades que cotizan en el segmento de empresas en expansión del Mercado Alternativo Bursátil. En cualquier caso, la deducción no superará el 20% de las cantidades invertidas, con un importe máximo de 10.000 euros, y sólo para las empresas aragonesas.

3.Se extiende la bonificación de la cuota en el ITPyAJD establecida para los arrendamientos de fincas urbanas (100%) a los arrendamientos de fincas rústicas.

4.Elevación del límite estatal (99%) para la reducción en el Impuesto sobre Sucesiones por la adquisición mortis causa de la vivienda habitual del causante, de 122.000 a 125.000 euros.

5.Elevación del porcentaje de las reducciones autonómicas del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones del 98 al 99% como consecuencia de lo establecido en el artículo 3.5 de la Ley 8/2007, de 29 de diciembre, de Medidas Tributarias de la Comunidad Autónoma.

6.Introducción de un gravamen (10%) en los Tributos sobre el Juego, para la nueva modalidad de apuestas basadas en acontecimientos deportivos, de competición o de otra índole. El impuesto sólo gravará en cualquier caso las ganancias obtenidas.

El proyecto de Ley de Medidas Tributarias contempla también ajustes de carácter técnico en el caso de las tasas, a las que se aplicará una subida del 3%, y de los tributos propios.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone