El Consejo de Gobierno declara Bien de Interés Cultural el conjunto de Las Salinas, en el municipio de Arcos de las Salinas

martes, 19 octubre , 2010 | Por | Categoria: Sin categoría

 

Este conjunto ha sido declarado BIC dentro de la categoría de Lugar de Interés Etnográfico

El Consejo de Gobierno ha aprobado en su sesión de hoy el Decreto por el que se declara Bien de Interés Cultural, en la categoría de Lugar de Interés Etnográfico el conjunto de Las Salinas, en el término municipal de Arcos de las Salinas (Teruel).

Según lo establecido en la Ley de Patrimonio Cultural Aragonés, dentro de la categoría de Conjunto de Interés Cultural se establecen diversas subcategorías de protección, en función de las características del bien que se trate. Entre ellas se encuentra la de Lugar de Interés Etnográfico, que es definido como aquel paraje natural, conjunto de construcciones o instalaciones vinculadas a forma de vida, cultura y actividades tradicionales del pueblo aragonés, aunque no posean particulares valores estéticos ni históricos propios.

Estos requisitos son cumplidos tanto por las salinas de Arcos de las Salinas como por el conjunto de dependencias vinculadas a la actividad de explotación de las mismas.

Las salinas se sitúan a 1.870 metros al oeste de la población de Arcos de las Salinas, en el lecho de un barranco del río Arcos. Geológicamente su origen se remonta a la era Mesozoica, durante la que se produjeron en la zona depósitos de sales que favorecieron la existencia de un acuífero salobre.

La datación cronológica de la explotación de las salinas puede remontarse a la edad antigua, aunque documentalmente se reconoce con certeza su existencia desde el reinado de Jaime I El Conquistador, durante el siglo XIII. El monarca se reservó la propiedad de las salinas, pasando éstas a formar parte del Real Patrimonio de Aragón, en el cual permanecían hasta el siglo XIX.

Uno de los modos de explotación más relevante de las salinas consistió en el arriendo de las instalaciones por un tiempo determinado a particulares, siendo la documentación a este respecto muy numerosa.

El monopolio real se extinguió en 1869 durante el reinado de Isabel II, coincidiendo con la abolición del estanco de la sal tras la que se ponen en venta la mayoría de las salinas pertenecientes al Estado, entre ellas las de Arcos de las Salinas.

A mediados del siglo XX fueron adquiridas por una familia de Arcos de las Salinas a quienes les otorgó su explotación el Ministerio de Industria en 1953. En 1982 cambian de propietario, permaneciendo dentro de la misma familia. No obstante, su escasa rentabilidad determinó su cierre y su abandono.

Con una extensión total de 61.961 metros cuadrados, el valor constructivo del conjunto se basa en que constituyen un paisaje de explotación económica completo, del que forman parte no sólo las salinas, sino también un conjunto de dependencias vinculadas a la actividad de explotación: pozo o edificio de captación con la noria de sangre, ocho piletas de cristalización, canales de madera para la distribución de agua, cuatro balsas ara reservar agua, un almacén de sal, cuadras, un edificio de manufactura de la madera, pajareas, una casona señorial, casa de los criados, garita de vigilancia, la ermita del Salinar o de la Virgen de los Dolores y caminos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone