Un ignoto paseo romantico (por Luis Esteban)

domingo, 22 enero , 2017 | Por | Categoria: Opinión

UN IGNOTO PASEO ROMÁNTICO

París, Venecia, Lisboa, Viena, Roma, Mikonos, Mallorca, Canarias, Albarracín, Rubielos, Teruel, son lugares con entidad romántica suficiente, como para brindar escapadas inolvidables.

Al sudeste de la villa mudéjar  encontramos “la fuenfresca” zona surcada de abundantes corrientes subterráneas, que acompañan la quietud de la noche con un susurrante rumor.

Poco conocida como ruta romántica, tan sólo los indígenas del lugar –por cierto, gente encantadora-, y las dolientes victimas de cupido, conoce de su existencia.

Sus abundantes lugares en semipenumbra, sus recovecos, sus calles solitarias, invitan al paseo íntimo, a las confidencias, al secreto compartido…

La vegetación mesetaria puebla parques y jardines: hiedras, pinos, arizónicas, aligustre y paraísos…, siendo su árbol más representativo el platanero de paseo.

El vigor de esta fuerza de la naturaleza, hace legendaria su producción de hojas con tonos del verde rabiosos al marrón claro.

Su pujante desarrollo ha llegado a envolver y superar las veteranas luminarias, sumiendo la calzada en tinieblas de un sugestivo color gris perla.

Liberada de su misión terrena, el cielo mudéjar recibe un haz luminoso anaranjado, desvaído y tristón. Un guiño solidario a cosmonautas y alienígenas,  que en monótonas misiones surcan el espacio, dejando como testigo de su paso una vaporosa estela curva y lejana…

Cuando la naturaleza busca reposo, el otoño libera su carga de hojas, conformando un mullido tapiz, que crece día a día, semana a semana, mes a mes… Tal espectacular y melodiosa alfombra, es juguete de vientos y escolares, alcanzando la primavera.

El no ser paseos  guiados, añade a la estancia un atractivo aventurero más. El personal descubrimiento de rutas, esquinas, sendas, senderos, cuestas arriba y cuestas abajo, aportan un interesante valor añadido.

Las escasas lluvias, -¡¡pertinaz sequía!!-, sirven, en su modestia, para señalar con insistencia, las debilidades de un firme veterano, que conoció tiempos mejores.

Charcos que de alguna manera recuerdan conocidos embalses, señeras obras de la ingeniería patria. Cantarinas y alocadas corrientes que convierten en pequeña aventura náutica el cruce de los pasos peatonales. Sumideros atorados por un interesante coctel de hojas, plásticos y  otros detritus urbanos…

Pero estas menudencias no pueden menoscabar, en modo alguno, un paseo enamorado por el polígono.

Que mejor epílogo para finalizar el paseo que los inspirados versos que, la estancia entre nosotros despertó en el poeta: “Cuando barro las hojas de otoño, siento como si el mar, metido en ellas, muriera sollozando”.

No le van a la zaga los sentimientos del músico: “Y todo a media luz, que es un brujo el amor, a media luz los besos, a media luz los dos…

P.D. Kit. romántico aconsejable: tonton, calzado antideslizante, cava, copas de cristal y luz auxiliar de apoyo

 

 

 

 

                                               Luis J. Esteban Silvestre

 

TUROLENSE QUE VIENES AL MUNDO…

Alejandro Cavero fue el primer turolense en venir al mundo -02 de Enero-, inaugurando la quinta del 17. Ligero de equipaje  -3,410kg-, por no molestar eligió una hora prudente para presentarse en sociedad: 07,29 horas.

Como buen capricornio será inteligente, de buen humor, respetuoso con las tradiciones familiares y gozará de un amplio círculo de amigos.

Alex ha traído dos panes bajo el brazo: el clásico, con el que se viene de París y que a papá le han aumentado a cuatro las semanas de permiso laboral.

Los periodistas destacados al “Obispo Polanco” para cubrir el evento, no pudieron entrevistar al turolense del año. Cuestiones candentes como la situación de la economía, la despoblación, las infraestructuras, quien ganará la liga o los modos que apunta Donald Trump,  no fueron contestadas.

No hizo declaraciones. Su innata timidez y el cansancio del viaje –nueve meses sin cantearse-, le llevaron a desviar el interés de los medios a su matrona de cabecera.

Círculos próximos al bebé, excusaban su comportamiento. El frío reinante lo había retraído y tan sólo la profesionalidad y buen hacer del personal sanitario de la primera, lo habían convencido de que abandonara el claustro materno, apeándose de su situación de okupa.

Bienvenido a Aragonia sur: “Españolito que vienes al mundo te guarde Dios…”

 

 

 

 

                                               Luis J. Esteban Silvestre

 

 

Aunque no contemplada en el calendario, el 23 de diciembre es considerado oficialmente como día de la salud. La debacle de acceder al restringido club de los prósperos se verá pospuesta un año más.

Salvo los suertudos que muestran su felicidad sin recato, al resto de los mortales sólo les queda refugiarse en los otros dos componentes del trío: amor y salud.

Según los estudiosos del tema, la primera celebración del día de la salud, se remonta a diciembre de 1736, apenas celebrado el primer sorteo.

El fisco de la época sólo veía bondades en el evento: “Un medio de aumentar los ingresos del erario público, sin quebranto de los contribuyentes”.

El patronato, comprometido en perseguir el bien de los españoles, ofertará a la parroquia la lotería del “niño”, presentándola como opción de resarcirse del daño, que apenas habían mitigado devoluciones y duros por peseta.

Craso error. De no mudar el signo de nuestra estrella, el sorteo del niño acabará con los restos, potenciando nuevamente los fraternales deseos de salud, y porque no, también de amor.

Aunque el jugador es consciente de la dificultad de que su billete sea agraciado con el gordo, pasada la decepción volverá a intentar el pelotazo en próximas convocatorias.

 Tampoco le contendrá saber que el 50% de la recaudación nunca se repartirá, ni que según normativa reciente, los premios superiores a 2.500€, sufrirán una mordida del 20%…

Si se quiere ganar dinero, y la estrategia es comprar lotería, lo mejor es invertir cero euros.

Para finalizar, permítaseme un pegote cultural. La lotería, según el presidente norteamericano Jefferson, es tan maravillosa que hace recaer los impuestos “sólo en aquellos que quieren pagarlos de buena gana”-

Otra perla: “Los juegos son un impuesto del Gobierno al desconocimiento en matemáticas”

 

 

 

 

                                               Luis J. Esteban Silvestre

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone