El escritor Luis Antonio de Villena presentó el nuevo número de TURIA

sábado, 3 diciembre , 2016 | Por | Categoria: Actualidad Local, NOTICIAS DIPUTACIÓN PROVINCIAL

foto-01-1Ramón Acín, uno de los grandes nombres propios del arte de vanguardia y libertario español del siglo XX, es el principal protagonista del nuevo número de la revista cultural TURIA. Se trata de un homenaje colectivo que le rinden catorce autores y estudiosos con ocasión de celebrarse este año el 80 aniversario de su muerte. TURIA pretende así redescubrir a los lectores en español el interés y la vigencia de la creatividad comprometida de un personaje tan único como irrepetible. 

El nuevo número de TURIA será presentado hoy en Teruel por el escritor Luis Antonio de Villena. El acto tendrá lugar a las 20 horas y en Museo de Teruel. 

Entre los contenidos del nº 120 de TURIA sobresale un interesante trabajo sobre “Los Amantes de Teruel en las artes plásticas”. Su autora es Marta Marco Mallent, profesora de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de Teruel, y el artículo constituye una excelente aproximación a la huella que a través del tiempo ha tenido la célebre leyenda/historia de amor en la creatividad de los artistas de distintas épocas. 

Por otra parte, conviene destacar la participación de un total de 14 autores turolenses o residentes en Teruel en el sumario de la revista. 

UN SUMARIO REPLETO DE LECTURAS Y AUTORES DE INTERÉS 

A través de 150 páginas de textos inéditos, TURIA ofrece una aproximación plural, rigurosa y atractiva a figura y la obra de Ramón Acín: “un hombre de escandalosa ejemplaridad cuyo único defecto fue su bondad”, según lo describiera su coetáneo y destacado intelectual republicano Rafael Sánchez Ventura. Y es que, en ese eterno debate entre el arte y la vida, son pocos los que como Acín se empeñaron “en hacer de cada vida una obra de arte y de cada arte una vida”, en palabras de su amigo Felipe Alaiz.

Sin duda, su condición de creador multifacético y comprometido de Ramón Acín, su humanismo y su perfil libertario, hacen de él un creador singular en el panorama español del siglo XX y convierten a su legado en un patrimonio ético y estético, literario y artístico, merecedor de una mayor y permanente difusión global en español. Una tarea de fomento, de redescubrimiento de la obra de Acín entre el lector de habla hispana, a la que TURIA puede y quiere contribuir.

Además de cuidado monográfico dedicado a Ramón Acín, el nuevo número de TURIA brinda un sumario repleto de lecturas y autores de interés. Así, el escritor argentino Patricio Pron da

a conocer un interesante artículo sobre su célebre compatriota Jorge Luis Borges. También encontraremos una completa y rigurosa aproximación al universo literario de Roberto Bolaño, uno de los escritores latinoamericanos más importantes de los últimos años. Y, entre otros contenidos de relieve, una grata sorpresa en primicia en español: un fragmento de El número 11, la nueva novela del escritor británico Jonathan Coe, uno de los nombres más destacados de la narrativa inglesa contemporánea.

También da a conocer relatos inéditos de Clara Usón, Manuel Vilas y Carlos Castán. Tres autores que, por su calidad, son ya indiscutibles en el panorama de la narrativa española de nuestros días.

Por otra parte, TURIA ofrece a los lectores poemas inéditos de Luis Antonio de Villena, Eloy Sánchez Rosillo, Agustín Fernández Mallo, Jesús Aguado y Francisco Ferrer Lerín, entre otros. Mientras, en la sección dedicada al ensayo, sobresales un artículo de Valentí Puig: “Malestar democrático y migración”.

Especialmente recomendables son las dos amplias entrevistas exclusivas que TURIA publica con el escritor Luis Antonio de Villena y con el diseñador Isidro Ferrer, que también ilustra el sumario. Con ambos repasamos sus respectivas trayectorias y, sobre todo, conseguimos que nos desvelen sus opiniones, con complicidad y sin reparos, acerca de un amplio repertorio de temas. Luis Antonio de Villena reconoce que “la cultura y la belleza han dado sentido a mi vida” y lamenta que “a nivel global, estamos gobernados por imbéciles”. Sobre su oficio, Isidro Ferrer lo tiene claro: “los diseñadores no somos artistas, resolvemos problemas”. También se muestra convencido de que “Internet es el nuevo autoesclavismo”.

Respecto a sus dos secciones dedicadas a los asuntos o protagonistas aragoneses, TURIA da a conocer un pormenorizado y atractivo artículo sobre “Los Amantes de Teruel en las artes plásticas”. En él se nos dirá que el romance de Isabel y Diego, los Amantes de Teruel, sea un auténtico icono popular de los amores imposibles lo avala el hecho, según Marta Marco, de que “a lo largo de varios siglos, poetas, dramaturgos y narradores dieron forma a una leyenda que conmovió al pueblo e inspiró a músicos y pintores, sobre todo a partir del siglo XIX”. Otro de los temas de interés es la difusión de un cuento desconocido del escritor Ramón J. Sender.

TURIA ha conseguido convertirse, tras 33 años de trayectoria, en una de las revistas culturales ya clásicas en el panorama de publicaciones periódicas en español. Tiene difusión nacional e internacional y por sus páginas han pasado más de mil autores de diversas procedencias estéticas e ideológicas, lo que da idea de la riqueza y pluralidad de sus contenidos. En reconocimiento a su labor, la revista obtuvo en 2002 el Premio Nacional al Fomento de la Lectura.

TURIA es una revista de periodicidad cuatrimestral que tiene una edición en papel y otra digital (web y Facebook). Está publicada por el Instituto de Estudios Turolenses de la Diputación de Teruel, el Ayuntamiento de Teruel y el Gobierno de Aragón. Este número ha sido posible gracias al patrocinio de la Diputación de Huesca, y ha contado también con el mecenazgo de la empresa Aragonesa de Servicios Públicos.

RAMÓN ACÍN: EJEMPLO DE ARTISTA TOTAL Y CIUDADANO COMPROMETIDO 

Ramón Acín (Huesca, 1888-1936) es un inequívoco ejemplo de artista total y de ciudadano comprometido. Su vida fue breve pero intensa y muy fructífera: “Ramón es un señero  creador de la vanguardia española que desea estetizar la vida para hacerla más habitable y humana. Simultáneamente comprende que es imposible que la belleza tenga lugar en un mundo injusto y por ello pretenderá la revolución social y el cambio pedagógico para que la estética ocupe plaza y pueda celebrarse”, se nos dirá en TURIA.

Algunos han calificado a Ramón Acín como el “García Lorca aragonés” tanto por su desbordante creatividad como por su trágica muerte al inicio de la guerra civil española. Recordemos, en ese sentido, que ambos fueron asesinados por los rebeldes al gobierno legítimo de la República en agosto de 1936.

Tras un largo periodo de forzoso olvido, la actual etapa democrática ha ido recuperando progresivamente para la cultura española la enorme dimensión de lo que hizo y cómo lo hizo. Una tarea de redescubrimiento a la que TURIA se suma ahora. Porque aquel ser poliédrico llamado Ramón Acín siempre mereció la pena y ha llegado la hora de recrear su vida y su obra, de conocerla a fondo, de leer sus textos y de visualizar sus trabajos gráficos.

Además, este abanderado del arte de vanguardia desde la periferia, llevado por su afán pedagógico llegó a inventar una mesa-caballete declarada de utilidad para la enseñanza del dibujo, promovió el que los escolares de la época se realizaran sus propios libros e impartió clases en su propia casa a niños de familias con escaso poder adquisitivo, complementando su labor docente en la Escuela de Magisterio.

No olvidemos tampoco que fue el libertario y pacifista Ramón Acín quien financió, con el importe del premio “gordo” de la Lotería de Navidad que en 1932 cayó en Huesca, la película “Tierra sin pan” de su amigo Luis Buñuel. Lo había conocido en París y en los créditos de aquel célebre filme documental aparecerá como ayudante de dirección.

El monográfico de TURIA sobre Ramón Acín ha sido coordinado por José Domingo Dueñas y Víctor Pardo Lancina, reconocidos expertos en su obra.  Lo integran los siguientes trabajos inéditos: “Entre el arte y la vida: el caso de Ramón Acín”, de Carlos Mas Arrondo; “El compromiso poético de Ramón Acín”, de Concha Lomba Serrano; “Ramón Acín o la creación plena: el artisa en sus escritos”, de José Domingo Dueñas; “Pedagogía libertaria”, de Víctor Pardo Lancina; “Ramón Acín, (sobre todo) dibujante e ilustrador”, de Fernando Alvira Banzo; “El profesor Acín  en su contexto socioeducativo, 1914-1936”, de Juan Mainer; “La Fundación Ramón y Katia Acín”, de Ramón García-Bragado, “Fortuna crítica de Ramón Acín”, de Manuel García Guatas; “Sol y Katia Acín en el laberinto”, de Ismael Grasa; “’Tú eres antes que todo’. La correspondencia entre Ramón Acín y Conchita Monrás”, de Víctor Juan; “Ramón Acín y el aragonesismo”, de Antonio Peiró Arroyo y “Ramón Acín y la Asociación provincial de periodistas de Huesca”, de Julio Alvira Banzo.

 

También se reproduce un fragmento del texto que, sobre el célebre monumento aciniano de ‘Las Pajaritas’ de Huesca, elaborara el pintor Antonio Saura en 1988. Con esta iniciativa, TURIA quiere rendir un tributo de gratitud y reconocimiento a la malograda galerista y crítica

 

 

 

 

 

de arte oscense María Jesús Buil. Un desgraciado accidente de circulación acabó con su vida y la de su compañero Ángel Ramírez el pasado mes de septiembre cuando tenía previsto elaborar su artículo para el monográfico Acín titulado “El discreto encanto de Las Pajaritas”.

 

Bajo la denominación de “Palabra de Acín”, Emilio Casanova Gil ha elaborado una breve pero reveladora antología de textos que nos confirman hasta qué punto “la escritura formaba parte de su coherencia vita: como educador de maestros, como movilizador social, como dirigente anarcosindicalista y, más precisamente, como ‘anarcoindividualista’, término que hoy podría parecer un oxímoron y sin embargo fue pieza fundamental de su carácter y de sus conceptos pacifistas, de su capacidad para conectar con personas de una ideología diferente y de su negación al culto a líderes y verdades sempiternas o recién inventadas: al sectarismo que tanto mató y sigue haciéndolo”. Y, claro, no hay que dejar su vasta cultura en las artes y en la vida”.

 

Cierran el cartapacio de TURIA sobre Ramón Acín una pormenorizada biocronología elaborada también por Emilio Casanova Gil.

 

JORGE LUIS BORGES Y ROBERTO BOLAÑO

 

El sumario de TURIA se abre, en esta ocasión, con un sugerente artículo de Patricio Pron sobre uno de los grandes autores de la literatura universal: el argentino Jorge Luis Borges. En él, Pron analiza cómo es primordial resolver el llamado “problema Borges”: “a treinta años de su muerte, la omisión de la obra de Borges en el repertorio de la literatura argentina contemporánea parece constituir una de esas incomodidades voluntarias e inútiles creadas por Macedonio Fernández. Y es que, según Patricio Pron, “sin Borges, la literatur argentina no vale mucho, casi nada”.

 

La sección contiene también una atractiva aproximación a Roberto Bolaño, un autor cuya influencia no ha dejado de crecer tras su muerte. El artículo ha sido elaborado por Jesús Ferrer Solá, profesor de la Universidad de Barcelona. En él se traza una panorámica de la trayectoria creativa de Bolaño y se reflexiona sobre la vigencia de su éxito: “al reconocimiento de la crítica, que el propio autor vivió en la recta final de su trayectoria novelística, se ha unido una auténtica mitificación académica y universitaria -sobre todo estadounidense e hispanoamericana- de su particular estética narrativa, sin olvidar una creciente masa lectora que sigue expectante la acostumbrada publicación de recuperados inéditos; se conoce ya el título y la próxima aparición de una nueva entrega de esta singular literatura póstuma: “El espíritu de la ciencia-ficción”, una novela en la habitual línea intergenérica y multitemática del más característico Bolaño”.

 

JONATHAN COE, CLARA USÓN, MANUEL VILAS Y CARLOS CASTÁN

 

Entre el buen surtido de lecturas inéditas que ofrece TURIA sobresale un anticipo de “El número 11”, la nueva novela del escritor británico Jonahtan Coe. La obra, que será editada el próximo año por Anagrama, es la undécima novela de su autor y constituye una sátira política muy mordaz sobre la Inglaterra actual. “El número 11” puede considerarse una

 

 

 

 

 

 

 

secuela de “¡Menudo reparto!, uno de sus libros más celebrados por la crítica y los lectores de todo el mundo, con quien comparte temas y referencias a eventos y personajes. Ahora es la sociedad post-Blair la que es objeto de burla y escarnio.

 

Además, TURIA publica una selección de textos inéditos de algunos de los mejores autores del momento: relatos de Clara Usón, Manuel Vilas y Carlos Castán. Tres autores que, por su calidad, son ya indiscutibles en el panorama de la narrativa española de nuestros días.

 

 

No menos interesantes son los relatos de Ángel Gracia, Óscar Sipán, Chusa Garcés y Miguel Jiménez. En suma, un conjunto de narraciones que muestran la pujanza creativa que vive hoy el género del cuento.

 

En poesía, TURIA descubre la poesía disidente de Javier Carnicer y también publica un inédito de Luis Antonio de Villena. Asimismo se ofrecen versos originales de, entre otros: Eloy Sánchez Rosillo, Agustín Fernández Mallo, Jesús Aguado, Francisco Ferrer Lerín, María Ángeles Pérez López, Raquel Lanseros o Isabel García Mellado.

 

La nómina de poetas, fiel reflejo de la pluralidad de estéticas y procedencias que nutre los sumarios de TURIA, se completa con: Aitor Francos, Verónica Aranda, Olga Muñoz Carrasco, José Verón Gormaz, Fernando Aínsa, Fernando Sarría, Agustín Pérez Leal, Ana Muñoz, José Manuel Soriano Degracia, Inés Ramón, Mario Ropero, Luz Rodríguez, Angélica Morales, Javier Ramón Jarné, José Martín Retortillo, Estela Puyuelo, María Benítez y Dalila Eslava.

 

MALESTAR DEMOCRÁTICO Y MIGRACIÓN

 

En el apartado que TURIA dedica al ensayo, merece una atenta lectura el artículo del escritor y periodista Valentí Puig sobre uno de los temas que protagonizan la actualidad: la cuestión migratoria. Bajo el título de “Malestar democrático y migración”, Puig nos recuerda que “los flujos migratorios han ido fragmentando el mapa político de Europa que fue configurado después de la Segunda Guerra Mundial. Con su correlato consecutivo de reacción populista, ahora mismo nada inquieta más a los europeos que la inmigración, salvo el terrorismo y el paro”.

 

Valentí Puig, que es uno de los analistas de referencia del pensamiento liberal-conservador español, asegura que la actual crisis migratoria genera las reacciones propias de una crisis de identidad. Y proclama que “la seguridad de Europa y de sus Estados-miembro habrá de recomponer equilibrios entre los flujos migratorios, la preservación de las libertades, la amenaza islamista y la solidez del proceso de integración, puesto en riesgo en frentes tan diversos como el “Brexit” de Gran Bretaña, la reafirmación de Putin, la guerra de Siria, un Erdogan cada vez más agresivo y la necesidad de competir económicamente en un mundo global”.

 

 

 

 

 

 

 

Su reflexión final resulta clarividente: “En sociedades abiertas, libertad y seguridad se retroalimentan, entrecruzan y se refuerzan recíprocamente. No hay otro modo de que el malestar democrático deje  de aumentar con la inmigración”.

 

ENTREVISTAS A LUIS ANTONIO DE VILLENA E ISIDRO FERRER

 

Dos conversaciones a fondo y de lectura muy provechosa ofrece TURIA: con el escritor Luis Antonio de Villena y con el diseñador Isidro Ferrer. Entrevistado por Emma Rodríguez, el poeta repasa su trayectoria creativa y su evolución personal. No faltan tampoco sus sinceras opiniones sobre un variado repertorio de temas. Así, declara con convicción que “la cultura y la belleza han dado sentido a mi vida”. De igual forma, considera que “la literatura es una especie de don, o de maldición, según se mire. Es una especie de sentimiento, de vocación que surge en ti de repente, como por efecto de magia”. Habla también de tres autores muy importantes en su biografía: Vicente Aleixandre, Juan Gil-Albert y Rosa Chacel. A propósito de sus memorias, de las que acaba de publicar su primer volumen, nos dirá: “lo que he buscado es cultivar el arte de la difícil facilidad”.

 

Reconoce que ha perdido ilusión y fe en las personas: “los amigos que te engañan, que te venden, que no saben ser amigos, la mala amistad… Para mí esa es una de las mayores decepciones de la vida. Con los años me he ido encontrando con personas estupendas, generosas, esenciales, pero también he creído ser amigo de muchas otras que me han demostrado ser unas sinvergüenzas y eso me ha dolido mucho, no ya tanto por mí como por la constatación de la existencia de esa posibilidad”.

 

Por su parte, Isidro Ferrer reconoce que utiliza recursos poéticos para llevárselos al terreno de la ilustración. Aunque se muestra contundente cuando asegura: “los diseñadores no somos artistas, resolvemos problemas”. La tenacidad y la innovación de este madrileño residente en Huesca, y habitual ilustrador de TURIA, ha sido mayoritariamente reconcida. De ahí que su trabajo haya recibido un doble galardón: es Premio Nacional de Diseño y también de Ilustración. Confiesa que tiene pavor a repetirse y no cree en los estilos.

 

A Isidro Ferrer le gusta trabajar solo, ser dueño de su tiempo. Reclama también que “el compromiso no puede ser una obligación: es una decisión”. Y denuncia que Internet provoca un estrés enorme: “Internet es un nuevo autoesclavismo. Y la cosa va mucho más allá porque también supone una anulación de los sentidos en base únicamente a focalizarse en el de la vista. Nos aísla en exceso, nos genera barreras epidérmicas que son muy difíciles de traspasar…”.

 

UN AUTÉNTICO ICONO POPULAR DE LOS AMORES IMPOSIBLES

 

En la sección que TURIA dedica a la temática turolense destaca un artículo sobre “Los Amantes de Teruel en las artes plásticas”. El texto de la profesora Marta Marco Mallent se inicia con un apartado sobre “Teruel, escenario para una leyenda” en el que se subraya que “La ciudad de Teruel, destacable en muchos aspectos históricos y culturales, suele ser comúnmente recordada como lugar en el que aconteció una historia de amor que ha dejado

 

 

 

 

 

impronta a lo largo de varios siglos”. Numerosos poetas, dramaturgos, narradores, músicas y pintores se han inspirado en una leyenda que conmueve a quienes la conocen.

 

A continuación, Marta Marco expone “Algunas notas sobre el amor en el arte” y nos recuerda que “el amor es un tema universal y recurrente como pocos que viene representándose ininterrumpidamente en la historia del arte”. De ahí que señale algunos hitos que sirven para ubicar el tema concreto de los Amantes de Teruel en el contexto artístico. Por eso nos explica la representación del amor en la pintura y la escultura durante la Edad Media, el Renacimiento, el Barroco, el Romanticismo y los siglos XIX y XX.

 

Respecto a la recreación plástica de los Amantes de Teruel, se nos dirá primero que “la bibliografía existente sobre los Amantes ha estado más centrada en la demostración de la autenticidad y origen de la historia que en las creaciones artísticas surgidas en torno a la misma”. No obstante, y más allá de esa coyuntura adversa, para la profesora Marco “el escaso interés que la cuestión ha suscitado entre los investigadores no se justifica ante la calidad de algunas de las creaciones existentes desde el siglo XIX y el resurgir de la leyenda en los últimos años, en los que el trabajo artístico en torno a los Amantes se ha retomado por parte de artistas contemporáneos como Agustín Alegre o Jorge Gay en el ámbito de la pintura”.

 

Una parte fundamental del artículo es la dedicada a valorar la contribución de los artistas más destacados a la hora de representar artísticamente la leyenda de los Amantes de Teruel. Un itinerario que comienza a mediados del siglo XIX con el litógrafo español Contreras, al que algunos atribuyen un bonito grabado representando la muerte de Diego y que servirá de modelo para posteriores creaciones pictóricas. Otro cultivador de la pintura de historia fue Juan García Martínez (Calatayud, Zaragoza, 1989 – Madrid, 1895), cuyo más célebre cuadro es precisamente “Los amantes de Teruel” y con el que obtuvo la medalla de la Exposición Nacional de 1858.

 

Salvador Gisbert (Blesa, Teruel, 1951 – Teruel, 1912) realizó una serie de dibujos y aguadas sobre la leyenda de los Amantes del que destaca “Muerte de Isabel de Segura en la iglesia de San Pedro” e ilustró el libro “Breve resumen de la Historia de los Amantes de Teruel” de Federico Andrés y Tornero.

 

Juan José Gárate (Albalate del Arzobispo, Teruel – 1869 – Madrid, 1939) obtuvo una beca de la Diputación de Teruel para continuar sus estudios en la Academia de España en Roma al presentar la obra “La muerte de Diego Marcilla”.

 

Antonio Muñoz Degraín (Valencia, 1840 – Málaga, 1924) pintó su gran cuadro “Los amantes de Teruel” en Italia, consiguiendo llevar a cabo la considerada como obra maestra de toda su producción y una de las piezas capitales de la pintura española de todo el siglo XX.

 

Subraya también Marta Marco que, “con el paulatino abandono de la pintura de historia desde finales del siglo XIX y la irrupción de las vanguardias artísticas a principios del XX, el tema de los amantes no se retoma hasta mediados del siglo XX, cuando tras la guerra civil española, se fomenta el regionalismo, las tradiciones y el folklore popular”.

 

 

 

 

 

En el ámbito de la escultura, sobresalen el altorrelieve de Aniceto Marinas (Segovia, 1866 – Madrid, 1953) de factura clásica y que, fechado en 1922, ocupa la escalinata del paseo del Óvalo de Teruel y las dos magníficas esculturas en mármol realizadas en 1955 por Juan de Ávalos (Mérida, 1911 – Madrid, 2006) para los sepulcros de los Amantes en la iglesia de San Pedro.

 

Entre las últimas manifestaciones artísticas que el tema de los Amantes nos ha dejado, la profesora Marco se detiene a analizar las dos más sobresalientes aportaciones: la que protagoniza Agustín Alegre Monferrer, que realizó desde 1985 hasta 1989 un ambicioso proyecto pictórico por encargo del Ayuntamiento de Teruel consistente en dos trípticos al óleo sobre lienzo de grandes dimensiones. También el mismo artista ha llevado recientemente una  serie de dibujos y pinturas sobre la fiesta de las Bodas de Isabel de extraordinario interés. La otra gran aportación plástica la protagoniza Jorge Gay (Zaragoza, 1950), autor del espléndido mural que decora el actual Mausoleo de los Amantes que bajo patrocinio del Gobierno de Aragón y la Fundación Amantes se llevó a cabo en 2005 de la mano del arquitecto Alejandro Cañada. La original interpretación que hace Gay de la leyenda denota las influencias estilísticas de Malevich, Leger, Max Beckmann, De Chirico, Carrá, Picasso, etc.

 

Finaliza Marta Marco su recorrido con una breve glosa de otros autores contemporáneos con obra vinculada a la leyenda amantista: el acuarelista Pascual Berniz, los ilustradores Iker Mateo y Javier Rubio, el trabajo escultórico de Manuel Escriche, o las pinturas del turolense afincado en Ponferrada Luis Gómez Domingo o las del castellonense Lorenzo Ramírez. Para acabar cita la obra del ceramista Mariano Calvé.

 

Asimismo, TURIA contiene la sección habitual denominada “La isla”, con fragmentos del diario de Raúl Carlos Maícas enriquecidos gráficamente por Isidro Ferrer. Cierra el sumario de la revista una amplia sección de crítica de libros. “La Torre de Babel”, donde se analizan las novedades editoriales de mayor interés.

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Local DOMAR CD TERUEL JULIO 2013// ECOE ACEST NAVIDAD //ECOEMBES OCT2017