El Gobierno de Aragón y ADPLA editan una guía de autocuidados para enfermos de linfedema

miércoles, 7 julio , 2010 | Por | Categoria: Aragón

El linfedema es una patología crónica aunque la práctica de hábitos saludables puede mantener estacionado el edema

Está dirigida tanto a pacientes como a profesionales de la sanidad

La investigación es la base de la detección precoz y el tratamiento de miles de enfermedades como es el caso del linfedema, un mal crónico que provoca el aumento de una o varias partes del cuerpo debido a una acumulación del líquido linfático. Se produce por la incapacidad del sistema linfático para transportar la linfa hasta el sistema sanguíneo.

Todos los estudios indican que es crónica y evolutiva por lo que no hay un tratamiento curativo de ahí la importancia de trabajar en tratamientos de detección precoz.

Aragón cuenta con una asociación en la que se ayuda a pacientes con esta enfermedad: se llama ADPLA (Asociación de personas con linfedema de Aragón) y cuentan con el apoyo del Gobierno de Aragón a través del Departamento de Salud.

La última colaboración ha dado como resultado la publicación de una guía para pacientes de esta enfermedad, una guía de autocuidados con información sobre la enfermedad, la prevención y el tratamiento y los autocuidados como base para una mejora médica.

Es una guía dirigida también a los profesionales de la salud que ha contado con la participación del Gobierno de Aragón, institución que viene colaborando con ADPLA en los últimos años con el objetivo de apoyar en la difusión de la enfermedad para acercarse cada vez más a un diagnóstico precoz.

Otro de los objetivos de la coordinación entre el sistema público aragonés y la asociación que representa a pacientes del Linfedema es informar, orientar y asesorar a los afectados y también a sus familiares además de divulgar las principales medidas higiénicas y potenciar el tratamiento de su rehabilitación.

El linfedema presenta diferentes grados y con una evolución muy distinta de unas personas a otras. Sin embargo pueden existir ciertos factores externos que pueden precipitar, mantener estable o mejorar este proceso. Es posible, mediante la práctica de hábitos saludables, mantener el edema en estado estacionario e incluso lograr retrocesos a fases anteriores. Cuánto antes se detecte un linfedema, será más fácil tomar las medidas adecuadas y la posibilidad de volver a un estadio más leve. Por todo ello es fundamental la labor de concienciación y la formación para el autocuidado.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone