El Gobierno de Cantabria se interesa por el servicio público de gestión de residuos de Aragón

lunes, 3 mayo , 2010 | Por | Categoria: Aragón

Imagen de la visita del consejero de Medio Ambiente de Cantabria, Francisco Martín, y del consejero aragonés, Alfredo Boné.

El consejero de Medio Ambiente de Cantabria ha conocido las plantas de recuperación de neumáticos y aparatos eléctricos y electrónicos, así como los vertederos de residuos industriales peligrosos y no peligrosos

El consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, Francisco Martín, ha conocido el sistema de servicio público de gestión de residuos que se aplica en Aragón. El consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, y la directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Marina Sevilla, han explicado el funcionamiento de este sistema de gestión, que permite el control público de estas actividades al ser el Gobierno de Aragón el responsable de la gestión de los residuos.

Martín también ha conocido las plantas de gestión de neumáticos, GESNEUMA, y de aparatos eléctricos y electrónicos, RAAEE, así como los vertederos de residuos industriales peligrosos, ARAGERSA, y no peligrosos, RINZA.

El consejero cántabro se ha interesado por el Plan de Gestión Integral de Residuos de Aragón (GIRA) como el documento de planificación global de la gestión de los residuos en Aragón, que planifica estas actividades partiendo de un concepto de gestión ambiental integral. Como ha explicado el consejero Boné, este modelo ha permitido un importante ahorro presupuestario público, se ha creado empleo y se ha puesto en valor el territorio aragonés desde un punto de vista sostenible.

De hecho, las infraestructuras que se integran dentro del servicio público (gestión de neumáticos, de residuos industriales peligrosos, de residuos industriales no peligrosos no susceptibles de valorización y escombros que no procedan de obras menores) están valoradas en 133 millones de euros. Incluyendo la explotación a 25 años, el coste estimado es de más de 800 millones de euros. Además, el impacto en el empleo es importante puesto que se calculan en 870 puestos de trabajo directos, 570 durante la etapa de construcción de las infraestructuras y 300 durante la explotación.

Esta visita es reflejo de la buena sintonía que hay entre ambas instituciones, que trabajan conjuntamente en la elaboración de un convenio de colaboración en materia de sensibilización y educación ambiental.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone