El lunes es el Dia Mundial del Lavado de Manos

sábado, 13 octubre , 2018 | Por | Categoria: Actualidad Local

Este año se cumplen 10 años desde la primera celebración de esta jornada que pretende crear conciencia sobre la importancia del acto de lavarse las manos para la salud personal y también para la pública.

Según datos publicados por UNICEF “lavarse las manos con agua y jabón es una de las maneras más efectivas y baratas de prevenir enfermedades diarreicas e infecciones respiratorias agudas”. Las enfermedades del tracto intestinal y el aparato respiratorio se cobran cada año la vida de unos 3,5 millones de niños y niñas en todo el mundo. Con un simple acto como el de lavarse las manos se pueden reducir en la mitad y el 20% respectivamente.

Más de 70 países de todos los continentes y más de 500 millones de personas participaron en esta jornada de concienciación en 2017. Impulsada por la OMS y por el Global Handwashing Partnership, la campaña del 15 de octubre, difunde la relevancia de la higiene como pilar básico del desarrollo y la salud pública.

¿Por qué hay que lavarse las manos? 
Lavarse las manos es uno de los ejercicios de higiene más importantes, eficaz y baratos para todos. Las manos pueden estar en contacto al cabo del día con gérmenes como los que causan la neumonía o infecciones en piel y ojos, parásitos intestinales como ascaridiasis (o lombriz intestinal) y tricuriasis.

¿Cómo hay que lavarse las manos? 
Antes de cocinar o comer, después de ir al baño, antes de tocar a un bebé etc. lavarse las manos es un pequeño gesto que ahorra muchas consecuencias nefastas, por no hablar de ciertos sectores sensibles como la sanidad o la restauración.

Pero, ¿se sabe en realidad cómo se realiza un correcto lavado de manos? Mojarse las manos con agua, usar jabón impregnando toda la piel de la mano (anverso y reverso), limpiar las uñas y las zonas más inaccesibles como las que hay entre los dedos, refregar bien, enjuagarse hasta eliminar todo el jabón y secarse con cuidado son varios pasos fundamentales que hay que seguir con atención para que el acto de lavarse las manos sea verdaderamente efectivo.

Los gérmenes (hongos, virus, parásitos y bacterias) son los vecinos más cercanos y más invisibles. Las manos son la parte del cuerpo que más contacto directo tiene con ellos y que más fácilmente los pueden portar.

Desde las monedas y los billetes, los móviles, los teclados de ordenador, las barandillas, los grifos, los botones de los ascensores, las cartas de los restaurantes, los inodoros etc. hay decenas de objetos con los que se tiene contacto cotidiano que pueden contener miles de bacterias.

El día a día discurre en oficinas y espacios públicos mayoritariamente. Mantener unos baños limpios, agradables y bien suministrados es, posiblemente, la medida más efectiva para fomentar la higiene y el lavado de manos de los trabajadores y la salud en general.