El Museo de Teruel muestra los juguetes que emplearon nuestros antepasados.(Hasta el dia 20 de Enero)

martes, 23 octubre , 2018 | Por | Categoria: Cultura

El Museo de Teruel, dentro de su objetivo de difundir la historia de nuestra provincia, va a mostrar en su próxima exposición temporal un buen número de juguetes que emplearon nuestros antepasados para divertirse y aprender. En plena época digital y de las nuevas tecnologías, la muestra constituye una mirada al pasado para ver cómo jugaban los más jóvenes del siglo XIX y de la primera mitad del siglo XX.

Esta nueva exposición temporal puesta en marcha por el centro cultural dependiente de la Diputación Provincial de Teruel, bajo el título, “De muñecas, mecanos y juegos reunidos. 20 aniversario del Museo de Juguetes de Albarracín”, abrirá sus puertas este próximo miércoles y estará disponible hasta el próximo 20 de enero. Supone un reconocimiento a un espacio expositivo que abrió sus puertas en 1997 y que ha sido posible gracias a la labor recopiladora de Eustaquio Castellano, comisario de esta exposición.

El Museo de Juguetes de Albarracín tiene su origen en la colección particular de Eustaquio Castellano, en su innata afición por el coleccionismo en general, y posteriormente, hacia los años sesenta, por su interés en el mundo infantil, especialmente el juguete. Eustaquio Castellano ha llegado a recopilar más de 10.000 juguetes y objetos relacionados con la infancia, siendo los más importantes los de hojalata, cartón, madera y otros materiales utilizados entre 1900 y 1960, años en los que la industria juguetera española alcanzó su máximo apogeo.

Con esta exposición temporal, que cierra el calendario del año 2018 para el Museo de Teruel, se va a mostrar la evolución que ha vivido el concepto del juguete desde el ya lejano siglo XIX hasta la segunda mitad del siglo XX. Un hecho que se pretende materializar mediante la cuidada selección de juguetes que ha llevado a cabo Eustaquio Castellano de una colección de varios millares de piezas.

 

 

Todos los detalles de la última exposición temporal de 2018 han sido dados a conocer este martes por el diputado delegado de Cultura, Miguel Iranzo, y también por el principal artífice de esta muestra y también del Museo de Juguetes de Albarracín, Eustaquio Castellano. Junto a ellos ha estado presente la representante del Museo de Teruel, Carmen Escriche.

Para Iranzo se trata de una exposición “que permitirá rememorar la manera que tenían de divertirse nuestros antepasados y también establecer una comparación con el tiempo actual, tan diferente al de hace no tantos años”. “Hoy para muchos jóvenes sería inconcebible entender su divertimento sin las nuevas tecnologías y con esta muestra van a poder ver cómo jugaban hace décadas los niños y niñas, y que para disfrutar  simplemente es necesario dejar volar nuestra imaginación y emplear juguetes mucho más rudimentarios que los actuales”, ha añadido.

Asimismo, el representante cultural de la Diputación Provincial de Teruel ha querido agradecer públicamente la labor de Eustaquio Castellano ya que, gracias a ella, no solo “hemos añadido un nuevo aliciente cultural y turístico al municipio de Albarracín”, sino que también “ha posibilitado mostrarnos un pedazo de nuestra historia posiblemente más cotidiana, pero más desconocida también, como es el mundo del juguete y del divertimento de los más jóvenes”.

Por su parte, Eustaquio Castellano ha declarado, con relación a la exposición que abre este miércoles sus puertas que ésta “pretende mostrar que, al menos, en el juego se ha conseguido la igualdad entre los niños y las niñas”.

MUSEO DE JUGUETES DE ALBARRACÍN

El Museo de Teruel exhibió el inicio de esta colección de juguetes en el Torreón de Ambeles de la ciudad de Teruel, durante los años 1983 a 1986. En 1996, la familia Castellano-Maciá decide constituir la Fundación Eustaquio Castellano, como entidad sin ánimo de lucro, que perpetúe el futuro de la colección y cuyo primer objetivo fue la apertura del Museo de Juguetes en Albarracín al año siguiente.

El Museo de Juguetes está ubicado en una antigua casa situada en el Arrabal de la localidad de Albarracín. El edificio consta de tres plantas, en las que se pueden contemplar juguetes confeccionados en España, o en otros países como Portugal, Francia, Alemania, Checoslovaquia, etc., y utilizando los diversos materiales empleados en la industria juguetera, como son, hojalata, madera, cartón, plomo, cerámica, etc. Muestra un amplio repertorio de objetos que permite al visitante adentrarse en el mundo de la infancia, pudiendo observar la evolución del juguete desde el siglo XIX hasta finales del siglo XX, en un porcentaje muy elevado son de fabricación española, predominando los valencianos y catalanes. Pero también están representadas piezas hechas por artesanos anónimos. El Museo de Albarracín complementa sus actividades con exposiciones itinerantes y talleres dedicados al mundo infantil.

TALLERES DIDÁCTICOS

Complementariamente a esta exposición, el Museo de Teruel también va a poner en marcha talleres didácticos destinados a niños y niñas de 3 a 12 años durante todos los lunes comprendidos entre el 29 de octubre y el 17 de diciembre. En total ocho jornadas en los que se desarrollarán tres actividades diferenciadas por edades, en horario de 10.30 horas a 11.30 horas y de 12 horas a 13 horas, en las que se pretende recuperar el juguete hecho y fabricado por el propio niño o niña, con cariño y dedicación, haciendo gala de su creatividad, ilusión y sus propias manos.

El primero de ellos, “Cada uno con su pareja”, destinado a los alumnos de educación infantil (de 3 a 6 años), se trata de un juego de atención y memoria, creado por ellos mismos con materiales diversos y dejando libre su creatividad e ingenio. Tras ello jugarán con juguetes de la exposición pero que pueden tener a su alcance.

Para las edades comprendidas entre los 7 y los 9 años, se va a poner en marcha el taller de cazabolas. A través de elementos sencillos crearán un entretenido juguete que pondrá a prueba la habilidad y destreza de los participantes, para después jugar con algunos de los juguetes que aparecen en la exposición pero en versiones más modernas que pueden tener a su alcance.

Finalmente, también tendrá lugar el taller “Me muevo solo con un hilo”, dirigido a edades entre los 10 y los 12 años. En este caso se trabajará el mundo de las marionetas y se creará un muñeco articulado cuyo montaje será creación de los participantes. Al igual que sucede en los otros dos talleres, los que acudan al taller también jugarán con juguetes que aparecen en la exposición, aunque en este caso en versiones más antiguas que se pueden tener a su alcance.

 

Cultura3 AHORRO AGUA