El Plan de Vivienda Social 2012-1015 destinará cerca de 40 millones de euros para garantizar el acceso a una vivienda digna a los más necesitados

jueves, 29 diciembre , 2011 | Por | Categoria: Aragón

El consejero Fernández de Alarcón ha presentado este Plan, a petición propia, en las Cortes de Aragón con el que el Ejecutivo hace política social

Se estructura en torno a seis programas centrados en el concepto de vivienda gestionada socialmente

Mejora de la infravivienda, rehabilitación y creación de empleo, bolsas de alquiler y ayudas o adaptación de las viviendas para las personas con discapacidad son algunas de sus actuaciones

Se van a invertir cerca de 40 millones de euros en el periodo 2012-2015

Favorecer que los sectores más vulnerables de la sociedad, agravada con la actual crisis económica, puedan tener acceso a una vivienda digna, además de fomentar la rehabilitación y generar empleo son algunos de los fines con los que el Gobierno de Aragón, a través del Departamento de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes del Gobierno de Aragón, ha elaborado el Plan Aragonés de Vivienda Social 2012-2015 para el que se va a destinar cerca de 40 millones de euros, de los que 4,6 se invertirán en el próximo ejercicio.

El consejero de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes del Gobierno de Aragón, Rafael Fernández de Alarcón, en una comparecencia conjunta con el director general de Vivienda y Rehabilitación, Rogelio Silva, ha presentado hoy este plan, a petición propia, en la Comisión de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes de las Cortes de Aragón. Un plan que se apoya en la gestión racional de los recursos existentes, con fórmulas de colaboración público-privada; en la implicación de las administraciones locales, comarcales y provinciales para lograr su asentamiento en el territorio y en la concertación de actuaciones y colaboración con todos los sectores implicados en la sociedad y en el sector de la vivienda. También se pretende con este Plan iniciar una andadura para que la idea de la gestión social de la vivienda se incorpore en los Planes Nacionales.

Fernández de Alarcón ha destacado que este Plan se enmarca dentro de los ejes fundamentales de actuación de la Dirección General de Vivienda y Rehabilitación centrados en la “elaboración de una Ley de Vivienda, la creación de un foro de Concertación, y de un Observatorio para conocer bien lo que tenemos y lo que necesitamos, además de las medidas de rehabilitación y la cobertura de necesidades muy determinadas en vivienda, a través de los ARIS y los ARCHS y las medidas para mejorar la calidad de la edificación” ha indicado

El consejero ha destacado que este Plan “es abierto para poder incorporar más medidas, flexible para poder corregir todo lo necesario en pro de la eficacia y transversal con implicación en la gestión de entidades sociales, administraciones” . Por ello, ha destacado que se va a contar con la colaboración de todos los implicados porque “queremos encontrar todas las colaboraciones posibles y la mejor coordinación, por lo que puede estar sujeto a nuevas iniciativas”. En este sentido, ha explicado que se va a abrir una línea de información y participación a entidades financieras, sociales, servicios sociales comarcales, municipales y autonómicos, entre otros.

Este plan, ha apuntado el consejero Rafael Fernández de Alarcón, “se basa en la creación del concepto de vivienda social como un recurso ante una necesidad, económica, física…Y con una gestión global coordinada entre la Administración y una entidad social responsable colaboradora. Es decir, “una vivienda gestionada socialmente que tendrá un reflejo legislativo en la futura Ley de Vivienda”, ha detallado.

Asimismo, además de los beneficiarios directos este proyecto tendrá efectos positivos sobre el sector de la rehabilitación y la construcción, ya que permite actuaciones para rehabilitar viviendas o mejorar accesibilidad, a personas que sin las ayudas no hubieran podido iniciarlas por su cuenta. Impulsa así el empleo y la formación. También beneficiará a los propietarios de viviendas y a las empresas con patrimonio de viviendas, ya que permite alquilar viviendas a sectores que nunca hubieran podido arrendar una vivienda dada su situación social. Y por último ejercerá efectos positivos sobre las entidades sociales y los organismos sociales, ya que incorpora el recurso de la vivienda en sus políticas y permite actuaciones integrales y coordinadas.

Como sistemas de gestión básicos se usarán convocatorias específicas de ayudas con una baremación económica-social de los solicitantes, así como programas de colaboración para actuaciones convenidas con entidades sociales y otras Administraciones y con entidades bancarias, y actuaciones directas a través de las unidades de gestión social de la Dirección General de Vivienda y Rehabilitación.

Además, para hacer cumplir el derecho de acceso a la vivienda digna se usarán elementos jurídicos como son el derecho de tanteo y retracto sobre viviendas protegidas para que tengan el uso social previsto y se pondrán en uso social viviendas que no cumplen actualmente su fin social. Se definirá legalmente el concepto de infravivienda y se impulsa su renovación o rehabilitación si es posible, con proyectos específicos para centros históricos, barrios urbanos y especialmente en áreas necesitadas por la importancia de su infravivienda o por su necesidad de erradicar el chabolismo. A su vez, el Plan pretende mejorar la gestión social del patrimonio residencial público mediante la gestión con entidades sociales de este recurso e incluye actuaciones específicas para mejorar el alquiler con ayudas sociales y las Bolsas de Alquiler Social.

Este Plan se realizará en colaboración con otras consejerías y organismos del Gobierno de Aragón como pueden ser el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), o el Instituto de la Mujer (IAM) o el Instituto Aragonés del Empleo (INAEM), entre otros. También se considera fundamental implicar a las entidades del territorio para conseguir su arraigo en todo Aragón, así como la participación de entidades sociales, financieras y la Administración Central.

Asimismo, coordina y refuerza actuaciones que ya se estaban realizando de manera dispersa y se complementa con nuevos proyectos. De esta forma queda estructurado en 6 programas: 1) Rehabilitación y mejora de la infravivienda 2) Gestión social de la Vivienda de propiedad pública 3) Alquiler Social 4) Erradicación de los Asentamientos Insalubres 5) Vivienda, discapacidad y dependencia 6) Desahucio

PROGRAMA 1. Rehabilitación y mejora de la infravivienda.

Se estructura en torno a tres subprogramas. El primero dirigido a ayudas complementarias a la Rehabilitación para aquellas personas o familias que estando o no dentro de los programas existentes de rehabillitación, (ARIS O ARCHS) no son capaces de acometer la restauración de su vivienda por circunstancias económicas temporales o permanentes. Aquí tendrá gran importancia los denominados microcréditos. El segundo subprograma lo configuran las denominadas Áreas de Rehabilitación Social que son aquellas áreas, normalmente urbanas, afectadas por infravivienda en un número importante pero que también tienen problemas importantes de carácter urbanístico, de infraestructuras. Y el tercero dirigido a colectivos específicos que pueden tener acogida en alojamientos diferentes al concepto clásico de vivienda para lo que es necesario incrementar la colaboración con entidades locales y sociales para utilizar edificios nuevos o existentes.

Se impulsará, así el autoempleo, las escuelas taller, se realizará un apoyo financiero extraordinario con líneas de microcréditos, convenios con entidades financieras o definición administrativa de las Áreas de Rehabilitación Social entre otras medidas.

PROGRAMA 2. Gestión Social de la Vivienda de propiedad pública.

El objetivo es aprovechar el patrimonio público de vivienda que tiene la Comunidad Autónoma pero también de otras instituciones, entidades sociales o administraciones públicas, no sólo para utilizar el patrimonio de otras Administraciones sino también para la gestión social del mismo.

Sus líneas son gestión social de la vivienda de promoción pública del Gobierno de Aragón en capitales; en municipios; adquisición de viviendas con destino a vivienda social ; nueva gestión de propiedades públicas con interés social y actuaciones de vivienda y cohesión social. Colaboración con entidades sociales para proyectos específicos.

Se incluye el impulso a la gestión de edificios completos por las entidades sociales o por la propia Red aragonesa de entidades sociales. Se suscribirán convenios de colaboración entre la Administración autonómica con los Ayuntamientos, Comarcas, o asociaciones sin ánimo de lucro o entidades sociales.

PROGRAMA 3. Alquiler social.

Se apoya en las siguientes líneas: ayudas y creación de bolsas de alquiler de vivienda ; subvenciones adicionales a inquilinos, subvenciones para la promoción y rehabilitación de viviendas usadas para su incorporación a las bolsas de alquiler y subvenciones para alquileres a colectivos específicos.

Lo que se pretende es potenciar la puesta en el mercado de viviendas de alquiler con la seguridad del cobro del alquiler. Así se busca conseguir la creación de Bolsas de Alquiler de vivienda social, para la puesta a disposición de los particulares de viviendas a dicha Bolsa,así comolograr la viabilidad del alquiler de viviendas para personas o colectivos vulnerables que no puedan conseguirlo en el mercado

PROGRAMA 4. Erradicación de los Asentamientos Insalubres

El primer objetivo a conseguir es identificar estos asentamientos, realizar una preparación y programación, acometer la demolición después del realojo y buscar una solución para las familias afectadas. Se trata de analizar cualitativa y cuantitativamente este tipo de asentamientos en Aragón con el fin de formalizar un programa de erradicación con una programación temporal mayor, dado que en la actualidad no existe un estudio riguroso de la situación en Aragón.

PROGRAMA 5. Vivienda, discapacidad y dependencia.

La finalidad es propiciar que las medidas para eliminar las barreras arquitectónicas se lleven a cabo en el momento de la construcción de las viviendas. Por ello se colaborará en una nueva normativa técnica adaptada al Código Técnico de Edificación y a las normativas estatales y se adoptarán medidas para la revisión y mejora de disposiciones de regulación de las condiciones de registros de solicitantes de viviendas, cupos y reservas de viviendas accesibles;

Las medidas se encaminarán a resolver problemas que se consideran más acuciantes como la eliminación de las barreras arquitectónicas en los edificios, la reserva de cupos y la realización de actuaciones que favorezcan el acceso a zonas comunes (centro de las ciudades)

Su objetivo es estudiar las nuevas necesidades derivadas de los procesos de envejecimiento de la población y del proceso de la dependencia para adaptar las viviendas a estos cambios.

PROGRAMA 6. Desahucios.

Tendrá dos líneas de trabajo. Por un lado, el análisis del fenómeno del desahucio en Aragón, su evolución, consecuencias y su afectación a la necesidad de vivienda social. No sólo se centrará en el tema estadístico, sino que incluirá el perfil de las familias desahuciadas, el conocimiento del proceso inicial cuando comienza con las entidades financieras o la posibilidad de la reconversión de la compra en alquiler.

Y por otro lado, abordará la Dación en pago, no como sistema universal pero sí como un posible acuerdo con las entidades financieras para determinados requisitos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Aragon AHORRO AGUA AYTO