El pleno de Zaragoza aprueba las ordenanzas fiscales alternativas de PP, PSOE y Ciudadanos para 2016

lunes, 26 octubre , 2015 | Por | Categoria: Aragón

pleno_presidencia

El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado este lunes provisionalmente las ordenanzas fiscales de 2016 planteadas por PP, PSOE y Ciudadanos, después de que el equipo de Gobierno de Zaragoza en Común (ZeC), en minoría, no haya logrado recabar el apoyo de los socialistas para su propuesta. De este modo, el tipo impositivo del IBI residencial disminuirá un 21,7 por ciento en 2016 para compensar la subida de los valores catastrales, mientras que se mantendrá para el resto de usos, mientras que se mantiene en el resto de usos.

La propuesta de ZeC de gravar más a comercios y oficinas a partir de un umbral de 750.000 euros de valor catastral -anteriormente la habían fijado en 230.000 y, posteriormente, en 500.000 euros- no ha salido adelante, por lo que se mantendrá el umbral en el millón de euros.

El concejal socialista Javier Trívez ha expresado también su desacuerdo con el equipo de gobierno en lo relativo al Impuesto de Actividades Económicas (IAE), ha defendido la bonificación por inicio de actividad, frente a la supresión que proponía ZeC y a la que se ha opuesto el resto de la corporación, y por creación de empleo.

Sobre esta última, ha acusado a ZeC de pretender dejarla como “un elemento de adorno”, ya que las condiciones que imponían suponían una reducción del 90 por ciento en la misma.

Es precisamente en lo relativo a las bonificaciones al IAE por creación de empleo en lo único en lo que se han producido novedades con respecto a lo aprobado en la Comisión de Economía y Cultura del pasado jueves, al ser apoyada una enmienda de CHA que ponía condiciones.

En dicha enmienda, que ha sido apoyada por PSOE y Ciudadanos y ha contado con la abstención del Grupo Popular, se establece que los contratos sean como mínimo a media jornada, con una duración efectiva de más de cinco años o que las empresas beneficiarias no estén involucradas en procedimientos de regulación de empleo o hayan efectuado despidos improcedentes.

Otro de los puntos de disenso entre socialistas y equipo de gobierno ha llegado con la propuesta de elevar la categoría fiscal de Puerto Venecia, que paga “la mitad” que Avenida América, Avenida Madrid, Avenida San José o Jorge Cocci, según el consejero municipal de Economía y Cultura, Fernando Rivarés.

Trívez ha justificado su rechazo por una “cuestión de oportunidad” y no de fondo, porque podría parecer una medida “arbitraria” y, además, tiene repercusiones económicas “mínimas”.

El rifirrafe entre los representantes de ZeC y PSOE ha sido constante durante todo el Pleno, ya que Rivarés ha criticado que los socialistas no defiendan la misma idea que sus compañeros a nivel autonómico o que su líder nacional, Pedro Sánchez, lo que le genera una sensación de “grupo minoritario con un poco de ira” o de que pretenden “bloquear” al Gobierno.

Ha lamentado que por una “extraña alianza” entre PP y PSOE se impide al consistorio recaudar más para hacer frente a la “enorme” deuda, gestionar unos servicios públicos “infradotados” y hacer política para “la mayoría”, y ha alertado que estas ordenanzas fiscales van a suponer “recortes e impagos”.

Trívez, por su parte, ha denunciado la actitud “intolerante, obstruccionista y cerril” de ZeC, a quienes ha animado a ponerse “las pilas” para aprobar los presupuestos, que están “dispuestos a negociar”, pero con otra actitud.

Jorge Azcón (PP) ha incidido también en la “incapacidad” para dialogar y el “sectarismo” del Gobierno municipal, a quien ha acusado de poner un “cordón sanitario” a su partido, con el que dejan fuera a una parte “muy importante” de los zaragozanos, y a Rivarés de “reírse de la oposición” por no remitir la documentación que le solicitan.

El edil popular, quien ha asegurado que, con esta votación, se sienten “ganadores”, ha señalado que lo que ha ocurrido es que los socialistas están “devolviendo a ZeC lo que le hizo tragar para la investidura del alcalde” y les ha pedido que “no tengan complejos” por haber llegado a un acuerdo con ellos y con Ciudadanos.

“Esto en Europa es normal”, ha añadido.

Sara Fernández (Ciudadanos) ha situado su postura “exclusivamente” en su programa electoral, ha expresado su voluntad de seguir compensando futuras subidas del valor catastral en el IBI residencial y ha animado a que, además de recaudar, se eliminen gastos superfluos y se revisen las sociedades municipales.

Por último, el concejal de CHA Carmelo Asensio ha considerado que la solución final no es “ni la más justa ni la más equitativa”, porque implica el incremento de un 5 por ciento del recibo en los inmuebles con valor catastral inferior a 70.000 euros y ha reclamado un plan de ayudas para las familias con más problemas.

Asimismo, se ha congratulado del acuerdo para incrementar la bonificación al pago de la plusvalía del 75 al 95 por ciento en los tramos comprendidos entre los 0 y los 50.000 euros, que ha sido votado por todos los grupos, excepto el PP, que se ha abstenido.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone