Encontrado muerto de dos disparos en Alcorisa un ejemplar de águila-azor perdicera, la rapaz más amenazada de Aragón

miércoles, 22 septiembre , 2010 | Por | Categoria: Sin categoría

El Departamento de Medio Ambiente ultima el texto del plan de recuperación de la especie, catalogada en peligro de extinción. El plan prevé líneas de colaboración con los cazadores para la mejora de hábitat y reforzar la especie

Recientemente se encontró un ejemplar macho adulto de águila-azor perdicera muerto en el término municipal de Alcorisa, en Teruel. El hallazgo fue realizado por un particular, que dio aviso a los Agentes de Protección de la Naturaleza, quienes recogieron el cadáver siguiendo el protocolo establecido al efecto, y lo trasladaron al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del CIAMA-La Alfranca. Del análisis radiológico del cadáver se ha podido concluir que la causa de la muerte fueron al menos dos disparos realizados con munición de la habitualmente empleada para la caza menor.

El águila azor perdicera es el ave rapaz más amenazada de Aragón, donde cuenta con una treintena de parejas. La tendencia de su población es claramente regresiva, especialmente en las provincias de Huesca y Teruel, donde en 2010 se han contabilizado 3 y 10 parejas respectivamente, de las 30 mencionadas. Por esta razón está catalogada como “en peligro de extinción” en el Catálogo de Especies Amenazadas de Aragón, la máxima categoría de amenaza contemplada por la legislación autonómica.

Se da la circunstancia de que el ejemplar abatido formaba parte de una de las parejas más productivas de todo Aragón, habiendo conseguido sacar adelante en los últimos 4 años un total de 7 pollos, un promedio muy superior al resto de la población aragonesa.

El Departamento de Medio Ambiente abrirá el preceptivo expediente de denuncia para su consideración por los Servicios Jurídicos del Gobierno de Aragón y pondrá los hechos en conocimiento al fiscal de medio ambiente de Teruel.

Causa de muerte no natural

La muerte de individuos adultos reproductores por causas no naturales es especialmente preocupante para la conservación de ésta emblemática rapaz mediterránea.

Las principales amenazas para el águila-azor perdicera son, básicamente, los accidentes con tendidos eléctricos, las modificaciones de sus hábitat de reproducción y, sobre todo, de alimentación, las molestias durante la época reproductora y, como en el caso que nos ocupa, la caza ilegal o la persecución directa de los ejemplares. En estos últimos factores, se trata de casos aislados de individuos y no responde en absoluto a la actuación general del colectivo de cazadores, si bien provocan un gran daño al patrimonio natural aragonés.

El proyecto de Plan de Recuperación

Precisamente la erradicación de los casos de caza ilegal es uno de los objetivos del borrador de Plan de recuperación de la especie que prepara el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, que en breve se someterá a información pública, y que ha sido presentado recientemente a los presidentes de las Comarcas con mayor representación del águila-azor perdicera.

El plan pretende impulsar las acciones necesarias para detener su actual regresión y la fragmentación de su área de distribución en núcleos aislados, abordando posteriormente el incremento del número de ejemplares y su ocupación hasta conseguir la recolonización de los territorios históricos, garantizando así la persistencia de la población a largo plazo.

Una de las líneas más innovadoras de plan resulta precisamente la potenciación de las presas para el águila-azor perdicera que se encuentran en declive en buena parte de su área de distribución en Aragón, y que son también las piezas principales de la caza menor en nuestra Comunidad Autónoma: el conejo y la perdiz. Se pretende así fomentar un recurso cinegético que, a su vez, asegure la conservación de esta especie amenazada contando con la participación de las asociaciones de cazadores a través de acuerdos para la realización de experiencias de mejora de hábitat y reforzamientos poblacionales.

Estas experiencias, cuyo planteamiento cuenta ya con el interés de representantes de las comarcas consultadas hasta ahora, se apoyarán en los ensayos realizados por el Departamento de Medio Ambiente sobre repoblaciones con perdiz roja, y en las múltiples experiencias existentes sobre el manejo del conejo que, además, en nuestra Comunidad Autónoma cuenta con muy altas densidades en algunas comarcas, lo que puede permitir explorar líneas de colaboración apoyadas en el recurso cinegético.

El proyecto de Plan se apoya en la experiencia acumulada por el Departamento de Medio Ambiente en el seguimiento del águila azor perdicera en los últimos 15 años. Precisamente, los dos pollos criados por la pareja afectada habían sido marcados para su seguimiento durante la pasada primavera.

El plan propone las siguientes líneas de actuación: reducción de los factores de mortalidad; eliminación de la persecución directa; mejora de la gestión cinegética y compatibilidad de esta con la conservación de la especie; protección legal y mejora del hábitat con la reducción de molestias durante el período reproductor; erradicación de enfermedades; desarrollo de programas de alimentación suplementaria y mejora de poblaciones de presas. El seguimiento de la población seguirá constituyendo el trabajo básico para calibrar el resultado de la aplicación del Plan, mientras que la puesta en marcha de actividades de educación ambiental deberán permitir consolidar los logros que se alcancen con el desarrollo del mismo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone