Encontrados restos humanos en las tumbas altomedievales del Clot de la Vall de la Avena de Mazaleón

miércoles, 3 abril , 2019 | Por | Categoria: Actualidad Provincial

 

 

La Comarca del Matarraña/Matarranya, bajo la dirección arqueológica de José Antonio Benavente (gerente del Consorcio Patrimonio Ibérico de Aragón),  ha descubierto restos humanos de al menos dos individuos en sendas tumbas de una necrópolis altomedieval localizada en la margen derecha del río Matarraña, en el término de Mazaleón (Teruel), que van a ser objeto de estudio por parte de distintos especialistas de la Universidad de Zaragoza.

 

Se trata de un hallazgo de gran interés, ya que el estudio de estos restos va a permitir ampliar el conocimiento sobre este período, en general mal conocido en Aragón y del que apenas existen restos en la comarca del Matarraña. El descubrimiento se ha producido como consecuencia de la adecuación y señalización de una ruta senderista circular de carácter cultural, de unos 6 kilómetros de longitud, que partiendo desde la localidad de Mazaleón conecta una agrupación de tumbas excavadas en la roca, posiblemente de época hispano-visigoda, en la partida de la Vall de la Avena, con cinco túmulos funerarios de la necrópolis del poblado ibérico de San Cristóbal. Esta actuación cuenta con la cofinanciación de la Dirección General de Cultura y Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón y la Comarca del Matarraña/Matarranya.

 

La principal novedad del descubrimiento reside en la aparición de restos humanos en dos de los enterramientos de una necrópolis de la que se conocían desde hace unos años hasta 16 tumbas excavadas en la roca, pero que se daban todas ellas por expoliadas. Parece probable que su presencia pueda relacionarse con algún asentamiento altomedieval vinculado con antiguos regadíos, quizás de origen romano, siguiendo un modelo de ocupación del territorio en esta época que ya se ha documentado en otras zonas del Bajo Aragón Histórico y que será así mismo objeto de estudio. El hallazgo de los restos óseos se produjo el pasado jueves, 21 de marzo, procediendo a su excavación y exhumación en los días posteriores. El siguiente paso es hacer el análisis antropológico de los restos exhumados, para su datación por el método de C14 y para el estudio e investigación del conjunto.