Encuentran el cadáver de un hombre decapitado en un piso de la calle de Conde Aranda de Zaragoza

lunes, 30 julio , 2012 | Por | Categoria: Aragón

Los bomberos acudieron al lugar tras el aviso de los vecinos ante el olor que salía de la vivienda. Al parecer, llevaba varios días muerto.

 

 

Bomberos de Zaragoza han hallado este lunes el cadáver decapitado de un hombre de unos 50 años que llevaba varios días muerto en el interior de una vivienda de Zaragoza que estaba abarrotada de basura y completamente cerrada.

Los hechos han ocurrido sobre las 17.00 cuando los bomberos de la capital aragonesa han acudido a una vivienda ubicada en el número 30 de la calle de Conde Aranda, los bomberos acudieron al piso tercero, puerta izquierda, tras ser requeridos por el 092, que recibió varias quejas de los vecinos del inmueble debido al hedor que salía de la citada vivienda.

Tras acceder al piso a través del balcón de una vivienda colindante, hallaron el cuerpo sin vida de un hombre oculto tras el sofá del salón y cubierto con ropas como toallas y restos de basura. Al retirar los elementos que lo cubrían descubrieron además que al cadáver le faltaba la cabeza.

La vivienda estaba totalmente cerrada, con las luces apagadas y abarrotada de ropa tirada por el suelo y basura por todos los rincones.

Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía trasladados al lugar recabaron los testimonios de los vecinos para tratar de averiguar lo sucedido. En la citada vivienda donde fue hallado el cadáver residía habitualmente un hombre identificado como J.C.M. pero será la correspondiente autopsia la que determine si corresponde con la víctima.

Por el momento se desconocen las causas de su muerte, que está siendo investigada por la Brigada de Homicidios y Científica de la Policía Nacional.

Los vecinos han mostrado su sorpresa ante el hallazgo del cadáver, aunque han reconocido que venían percibiendo el olor desde hacía varios días. De hecho, ese hedor ha desencadenado que uno de ellos llamase a la Policía Local en torno a las 16.00 horas.

Alguno de los vecinos ha reconocido que llevaba percibiendo un fuerte olor desde finales del mes de mayo, aunque otros aseguraban que empezaron a notarlo hacía pocas fechas y que éste se apreciaba con más intensidad por la tarde. En un principio, lo achacaron a basura dejada por descuido en el interior de piso o a la existencia de un perro, algo que les ha parecido normal debido a que ya había tenido un animal.

El propietario del piso llevaba viviendo allí desde hace poco más de tres años. Había habitado allí con una mujer y un niño pequeño, pero en la actualidad estaba solo tras la marcha de su pareja y el menor.

Los vecinos lo han descrito como una persona poco sociable y huraña, aunque todos han reconocido que lo veían poco y cuando lo hacían no hablaba con nadie. De hecho, hacía tiempo que no se cruzaban con él por el inmueble, aunque no sospecharon que le hubiese podido pasar algo debido a que durante su etapa como militar no volvía a casa todos los días.

 

Al lugar también se trasladó el juez de guardia y el caso quedó en manos de los agentes de homicidios.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone