Enérgya VM da a conocer el proyecto alternativo a la central térmica

viernes, 1 marzo , 2019 | Por | Categoria: Actualidad Provincial

A pesar de la despoblación que sufre Teruel, esta provincia presenta las condiciones idóneas para convertirse en un laboratorio en el que se prueben los vehículos eléctricos durante las dos próximas décadas. Se trata de un proyecto alternativo al cierre de la central térmica de Andorra, el cual tendrá lugar en 2020.
El proyecto ha sido elaborado por un consorcio formado por el Colegio de Ingenieros de Aragón, el grupo de investigación Vehivial, el Centro Zaragoza, Motorland y un instituto de investigación de vehículos compuestos por dieciséis empresas aseguradoras. Cabe mencionar que la dirección del Instituto Aragonés de Fomento apoya esta iniciativa y que el plan ya ha sido presentado al Gobierno de Aragón.
Un proyecto que generaría cientos de empleos
El objetivo de los integrantes del Consorcio es instalar en las vías públicas de toda la provincia de Teruel una infraestructura con quinientos puntos de carga eléctrica, los cuales proporcionan una autonomía de cien a cuatrocientos kilómetros.
Muchos piensan que este proyecto de energía renovable es fundamental para el futuro de Teruel, y es que cada vez más personas buscan alternativas sostenibles para así cuidar el planeta. De hecho, actualmente existen empresas como Enérgya que comercializan energía cien por cien renovable.
Para poner en marcha este proyecto tendrán que convencer a una compañía eléctrica y aprovechar los fondos europeos de la descarbonización, aunque para ello cuentan con el apoyo del Ejecutivo de Aragón. Si el proyecto sale adelante, se crearían aproximadamente trescientos empleos directos y otros cientos indirectos relacionados con el sector del turismo, ya que muchísimas personas querrán viajar hasta Teruel para probar un vehículo eléctrico.

¿En qué consiste exactamente este proyecto?
La idea es la siguiente: transformar el circuito de Motorland en una plataforma tecnológica y crear un centro de investigación en el que se establezcan diferentes marcas de vehículos.
A través del proyecto denominado Teruel X-Mobility se pretende que todo aquel que desee probar un automóvil eléctrico pueda hacerlo en Teruel. Allí podrá elegir entre diferentes marcas y realizar una ruta turística con el modelo slow driving.
El director gerente de MotorLand señaló que este proyecto supondrá dar un salto de una década en Teruel, una provincia que vive casi con cuarenta años de atraso. También piensa que el laboratorio se convertiría en todo un referente para España y el resto de Europa.
El proyecto también implicaría la transformación de la comunicación
Sería necesario instalar una red de carga para convertir a Teruel en un laboratorio para los coches eléctricos, lo cual supondría el crecimiento de la infraestructura de fibra óptica, ya que de la que disponen hoy día es bastante limitada. El director gerente de Motorland detalló que pretenden crear una plataforma sobre la movilidad de los vehículos eléctricos, lo cual implicaría el paso a la telefonía móvil 5G.
Otro de los miembros del consorcio opina que la puesta en marcha de este proyecto requiere el acceso a redes de comunicaciones de muy alta capacidad que permitan el intercambio de información con otros vehículos para la seguridad de los conductores.