Espectacular y atrevido diseño para el Centro de San Julián

viernes, 27 enero , 2012 | Por | Categoria: Actualidad Local

Vista a ras de suelo de la parte trasera del edificio

No hay mas que verlo para sentir que no es un edificio normal.La propuesta de Laredo arquitectos es atrevida y llama la atención.Una idea que espera tener detrás a todo un barrio .La memoria que acompaña a este diseño dice lo siguiente

El proyecto contempla la adecuación del Antiguo Asilo de San José para Conservatorio Profesional de Música y Centro Socio Cultural. Con los programas de necesidades requeridos respectivamente por el Departamento de Educación de la D.G.A. y el Ayuntamiento, se elabora la propuesta actual.

Se conserva íntegramente la fachada Norte, (característica fundamental del edificio existente, basada en un diseño del arquitecto modernista Pau Monguió), que sirve como directriz y articulación de los volúmenes que surgen hacia la Rambla, creciendo hacia el sur, “buscando el sol”.

La parte Oeste, se destina a Centro Socio Cultural, conservando la configuración actual de volúmenes, y adaptando los contenedores preexistentes a las necesidades actuales.

La parte Este, alberga el Conservatorio, cuyo extenso programa hace imposible que pueda ceñirse a los contenedores actuales. De las necesidades programáticas surgen los dos nuevos volúmenes, que se intercalan con las preexistencias. Esa alternancia nuevo-recuperado-nuevo-recuperado, hace que el edificio aúne el pasado y el futuro, con gestos muy sencillos, como entrelazar unas manos. De oeste a este surgen: el volumen del núcleo principal de comunicaciones verticales (nuevo), el edificio de ladrillo de aulas colectivas y servicios administrativos (rehabilitado), el aulario (nuevo) y la capilla (recuperada y renovada).

El aulario nace de la necesidad de plantear una idea que respondiera a anteriores críticas de la Comisión de Patrimonio hacia propuestas en el mismo edificio, no autorizadas por “el complejo diseño de volúmenes, cubiertas y materiales”. Con la obsesión de simplificar el volumen y los materiales, siempre respondiendo a la función, la “utilitas”, surge el volumen sencillo que la arropa, la “venustas”.

El aula de coro y orquesta planteada en la parte superior, requiere condiciones acústicas y lumínicas muy concretas, a las que se responde proporcionando una iluminación cenital del norte que bañe desde atrás y desde arriba los atriles de los músicos, permitiendo la adecuación sonora del resto de paramentos. Esa iluminación cenital se busca con un crecimiento del aula hacia el norte…

La inclinación que surge para crear el aula de coro y orquesta, al prolongarse, cae arropando las aulas de enseñanza individual y proporciona una protección solar ante el sol del sur veraniego. Su inclinación arropa el espacio urbano que se crea a los pies del edificio, bajo los viaductos. Y su configuración global se extiende como una cuerda de la parábola del

viaducto de Fernando Hué… Vuelven a encontrarse el pasado y el futuro de forma amable, cuando desde La Muela, veamos el nuevo volumen bajo la influencia del Viaducto.

Por todo ello, el aulario es la parte fundamental del proyecto que planteamos, envolviéndose en una celosía que nos hace entenderlo como pieza clara, neutra y que oculta el rubor a modo de velo (el rubor de necesitar tanto volumen en un entorno tan singular para la ciudad de Teruel).

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Local DOMAR CD TERUEL JULIO 2013// ECOE ACEST NAVIDAD //ECOEMBES OCT2017