Estación de autobuses: un reloj que no cumple su función

jueves, 27 agosto , 2015 | Por | Categoria: Actualidad Local

Reloj buses

 

Observen esta imagen del reloj de la estación de autobuses. Marca las 9:37 horas, cuando en realidad son las 8:43, es decir, está 55 minutos adelantado. Un reloj que da mal la hora, un reloj que puede confundir al viajero que va a emprender un viaje, un reloj que no cumple la función para la que se puso allí.

Aparte de un considerable retraso –cinco minutos es mucho tiempo en esta era digital-, lleva el horario de invierno. Tal vez los responsables de su mantenimiento hayan pensado al llegar el verano, “total, si en unos meses hay que volver a adelantarlo, ¿para qué tocarlo?”. Pero si en el momento de hacer la foto lo ve un usuario cuyo autobús salga a las nueve, puede llevarse un buen susto, sobre todo si no tiene móvil para comprobar la hora verdadera.

¿Y cuando llegue el invierno? El viajero confiado que, por ejemplo, se fume un cigarrillo en el exterior apurando hasta el último momento, esos cinco minutos de desfase pueden suponer que cuando baje al andén, se encuentre con que su autobús acaba de salir.

En una estación de trenes o de autobuses hay que exigir exactitud al reloj. Es, además, el mayor y uno de los pocos relojes públicos de la capital, junto al de la plaza del Torico y los de las farmacias. ¿Tanto cuesta cuidar estos detalles pequeños? Pueden dar un disgusto a algún viajero y, además, da una mala imagen de la ciudad.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Local DOMAR CD TERUEL JULIO 2013// ECOE ACEST NAVIDAD //ECOEMBES OCT2017