Fernando Tómas (CCA)denuncia la falta de sensibilidad con los discapacitados y la nefasta gestión de la DGA con la Ley de la Dependencia

martes, 2 diciembre , 2014 | Por | Categoria: Actualidad Local

En la imagen, Fernando Tomás , Presidente de CCA en Teruel

En la imagen, Fernando Tomás , Presidente de CCA en Teruel

Compromiso con Aragón denuncia la falta de sensibilidad con los discapacitados y la nefasta gestión de la DGA con la Ley de la Dependencia
Esta formación política advierte que Aragón en sólo tres años ha pasado a ser una de las peores autonomías en la atención a los discapacitados

Coincidiendo con el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, Compromiso con Aragón denuncia la falta de sensibilidad, implicación y ayudas a este colectivo con un alto índice de vulnerabilidad, tanto social como económica.
Compromiso con Aragón recuerda que son necesarios mayores recursos económicos y de apoyo social para el cuidado de este colectivo, lo que implica contratación de más personal de atención a personas con gran discapacidad, mayor cobertura en las prestaciones de dependencia, así como actualizar y acortar los retrasos en el cobro de las ayudas para adquirir el material ortoprotésico.
El presidente provincial de Teruel, Fernando Tomás, considera incoherente que las partidas relacionadas con la atención sanitaria se hayan congelado en el proyecto de ley de Presupuestos de Aragón para el 2015, a pesar de que en 2013 ya se recortaron un 13% respecto a 2012, mientras que partidas como las de Justicia y Presidencia se incrementan un 2,53%.
Compromiso con Aragón denuncia, además, la nefasta gestión del Gobierno de Aragón con la Ley de la Dependencia, que la está desmantelando. Hemos pasado de ser en 2011 una de las comunidades con mejor servicio, a ser una de las peores, dificultando la entrada en el sistema de nuevos beneficiarios, debido al aumento de los requisitos necesarios para cobrar algún tipo de prestación.
Actualmente, hay 17.321 aragoneses que reciben prestaciones y más de 7.500 las tienen reconocidas pero no las han cobrado todavía. Esta situación de claro deterioro se complicará todavía más en julio de 2015, por la incorporación de algo más de 9.200 dependientes moderados que tenían derecho a cobrar la prestación en el 2011, pero que el Gobierno Central aplazó hasta 2015.