Impulso a las aguas minerales aragonesas

lunes, 11 junio , 2012 | Por | Categoria: Portada

Un momento de la firma del acuerdo

El sector ocupa a más de 260 trabajadores, produce 453 millones de litros y facturó el año pasado 56 millones

Arturo Aliaga destaca la importancia de su valor añadido y del empleo que crea en el medio rural

 

“El agua mineral es un producto que surge del corazón geológico de Aragón y del que nos queda un importante valor añadido. Facilita empleo de calidad en algunas comarcas y por eso es muy importante un buen posicionamiento en los mercados”. De esta forma definición el consejero de Industria e innovación del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, al sector de las aguas minerales en Aragón.

 

El propio consejero de Industria e Innovación del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, y el presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Aguas de Bebida Envasadas (ANEABE), Francisco Vallejo, han firmado esta mañana un convenio para la promoción y protección de los manantiales de agua mineral de la Comunidad Autónoma de Aragón. Tras la firma del convenio, la Junta Directiva de ANEABE celebrará una reunión en Zaragoza.

 

El convenio, que no tiene coste económico, pretende fomentar la difusión del agua mineral de la Comunidad Autónoma, así como la divulgación de mensajes relacionados con la educación en hábitos saludables.

 

Se trata también de estudiar las mejores alternativas técnicas para el desarrollo de proyectos de aprovechamiento de las aguas, en las condiciones más favorables para la protección del medio ambiente y para la protección y el mantenimiento de la calidad de los acuíferos.

 

Las empresas de envasado de agua mineral que desarrollan su actividad en la Comunidad Autónoma de Aragón representan una producción muy significativa del total de las aguas envasadas que se generan en España, con una producción en torno al 10%. Estas empresas de envasado contribuyen a la vertebración del territorio y generan empleo y riqueza en los lugares donde se ubican los manantiales, normalmente núcleos rurales con limitadas posibilidades de crecimiento y desarrollo.

 

En concreto, estas empresas emplean a más de 260 trabajadores, con una producción anual de 453 millones de litros y una facturación de 56 millones de euros. Este nivel de producción viene a suponer el 10% del total nacional.

 

Las aguas minerales y de manantial son un recurso:

 

 

MINERO, regulado su aprovechamiento en la normativa minera, previa declaración de su condición mineral, bajo el régimen de autorización o bien concesión de explotación si se encuentran en terrenos de dominio público.

 

RENOVABLE, es el único recurso minero renovable, garantizándose su sostenibilidad al aprovechar las aguas en una cantidad que no supera la renovación del acuífero del que proceden.

 

SOSTENIBLE, dado que en el proceso de producción no se generan significativamente residuos ni contaminación, ni se producen modificaciones irreversibles en el medio.

 

FUENTE DE RIQUEZA EN EL MEDIO RURAL, ya que este tipo de aprovechamientos supone una fuente de riqueza para el medio rural, ya que da trabajo, mayoritariamente femenino.

 

Es el sector económico y del ámbito minero que mejor está resistiendo la actual crisis económica, si bien las pequeñas instalaciones lo hacen con mayor dificultad que las de mayores dimensiones, que incluso muestran cierta expansión, ya que son iniciadas nuevas tramitaciones como ampliaciones de los aprovechamientos ya existentes. Son los casos de Jaraba y Cariñena, en la provincia de Zaragoza, o Cañizar del Olivar y Bronchales, en la provincia de Teruel.

 

 

AGUAS MINERALES NATURALES

 

La firma de este convenio pone de relieve la singularidad de las aguas minerales y su clara diferencia con el agua del grifo. Las aguas minerales son aguas sanas desde su origen, que es siempre subterráneo, están protegidas de toda contaminación, tienen una composición en minerales que se mantiene inalterable a lo largo del tiempo y que pueden resultar beneficiosos para el organismo. Además, deben envasarse, por ley, a pie de manantial para conservar así toda la pureza y propiedades saludables que tienen en el acuífero. Por ello, las aguas minerales naturales son aguas que llegan al consumidor tal cual están en la naturaleza, sin recibir ningún tipo de tratamiento químico ni de desinfección para su consumo.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone
Portada//SEINTE ECOEMBES77interflora sept2017//ECOEMBES 2017OCT