Intenso debate en la Cortes sobre el estado de las obras del nuevo Hospital de Alcañiz (Video)

viernes, 15 marzo , 2019 | Por | Categoria: Noticias de Alcañiz

La consejera de Sanidad, Pilar Ventura, ha asegurado una vez más durante su comparecencia parlamentaria que la construcción del Hospital de Alcañiz “sigue siendo perfectamente ejecutable” en el plazo previsto de cincuenta y dos meses pese a la ralentización de las obras por parte de la empresa OHL Dragados, que ha llevado a certificar únicamente el ocho por ciento del total de la obra hasta el pasado mes de febrero.
En el video de mas abajo, la comparecencia de la consejera de Sanidad , integra

<>

Ventura ha acudido a la Comisión del ramo a petición del PAR para explicar “los motivos “que llevan al Gobierno de Aragón a incumplir, año tras año desde que comenzó la legislatura, el compromiso de ejecutar la partida presupuestaria destinada a la construcción del Hospital de Alcañiz”, según rezaba la petición de los aragonesistas.

“La empresa constructora no ha recibido ninguna instrucción para ralentizar las obras y el ritmo de trabajo es cosa suya”, ha asegurado la consejera durante una exposición centrada en ofrecer argumentos para seguir confiando en que la nueva infraestructura sanitaria estará construida en diciembre de 2021, o a lo sumo, en enero de 2022 pese a que hasta el pasado mes de febrero sólo se había certificado la mitad del porcentaje de la obra que el contrato preveía, un ocho por ciento, frente al 19,2 por ciento previsto entre 2017 y 2018. Ventura ha explicado que en verano ocurrieron varias “incidencias” como “lluvias torrenciales” y la aparición de “suelos inadecuados” que han llevado a que en 2018 se certificasen obras por valor de cerca de cuatro millones de euros y poco más de quinientos mil euros en los dos primeros meses de 2019.

La titular de Sanidad ha insistido en que el Gobierno “sigue muy de cerca los trabajos” de la empresa OHL Dragados, “que tiene libertad para organizar la obra” y sólo está obligada con penalidades contractuales en caso de incumplimiento de la ejecución final. Además, ha asegurado que existen “cantidades de créditos comprometidas, reservadas y bloqueadas para incorporarse a los ejercicios sucesivos” y que, pese a la prórroga presupuestaria, este año hay previstos 12,3 millones de euros asignados.

Además, ha aclarado que actualmente trabajan sobre el terreno ocho personas en la obra más el jefe de obra, en trámites de “sustitución” y el personal de oficina, que la empresa debe subsanar una documentación para la que había entregado copias y que la construcción del vial de acceso no está prevista que comience hasta 2020 “para evitar su deterioro y que no produzca interferencias y bloqueos con la obra del hospital”, ha comentado.

La diputada del PAR Berta Zapater ha hecho un repaso de los diversos anuncios del Ejecutivo sobre esta obra y los “incumplimientos sucesivos” que, a su juicio, dejan claro que “a diciembre de 20121 no llegamos”. Ha defendido que el programa del contrato señala herramientas para “exigir” a la empresa también “plazos parciales” y ha acusado a la consejera de “no haber dicho la verdad” cuando comunicó esos plazos. “Con este plurianual que plantearon habría veintitrés millones de euros ejecutados y a día de hoy se han gastado cuatro o cinco millones”, ha apuntado antes de denunciar su “falta de responsabilidad” porque su política “va a hipotecar al próximo Gobierno que tendrá que afrontar la construcción de más del noventa por ciento del hospital”.

La popular Carmen Susín ha asegurado que el Gobierno “no tiene ninguna credibilidad” tras anunciar el comienzo de las obras en 2016 y la inauguración en 2019, ha vuelto a preguntar los motivos que hay detrás de “la salida de la obra de casi cincuenta trabajadores y el jefe de obra” y ha asegurado que los partidos que apoyan al Ejecutivo “mienten” cuando hablan de la intención privatizadora del anterior Gobierno respecto al hospital de Alcañiz.

Para Olvido Moratinos (PSOE), “ha quedado claro, nada hace pensar que no vaya a cumplirse el plazo de ejecución de la obra”. Una infraestructura que en su opinión viene marcada por la Ley de Contratos, que “es mala para todas las instituciones y, cuando se gobierna, se conoce los perjuicios que trae”, ha apuntado. Y ha recordado que, en 2015, el Gobierno, “como creyente de la sanidad pública”, se vio obligado a “replantear” el proyecto.

Marta Prades, de Podemos, ha repartido reproches para los grupos del anterior Gobierno y la consejera, por no haber cubierto ésta “las expectativas” de la ciudadanía. En ese sentido, ha recordado la foto de la primera piedra y ha asegurado haber reclamado “por activa y pasiva” el nuevo plan de obra pero, en su lugar, le han dado “hasta el parte meteorológico” contándonos que “el suelo está embarrado”. Por último ha exigido que se diga si la empresa ya ha pedido más dinero para acabar la obra.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos Susana Gaspar ha asegurado que, pese a las “gafas de color de rosa” con las que mira la consejera, las cifras de la ejecución comprometida son “tozudas” y no concuerdan con las actuales. Ha hecho un repaso de las cifras de inversión y de los porcentajes de ejecución y ha recordado que entre las promesa electorales del PSOE en 2015 estaba la construcción de los hospitales de Alcañiz y Teruel.

Por último, Carmen Martínez (Grupo Mixto/CHA) ha recordado que la disputa de la pasada legislatura estuvo en “si queríamos una privatización encubierta o debíamos apostar por la sanidad pública”. Y ha señalado que la Ley de Contratos “sigue poniendo a los pies de los caballos” a los gobiernos. “No se ha ejecutado todo lo que se podía, pero repasando la ley, ¿por qué se admiten estas ofertas a la baja? ¿Alguien pensaba que la UTE no iba a atornillar al Gobierno?”, ha planteado.