IU Aragón participa en Madrid en el acto “por un estado laico, ya”

viernes, 22 octubre , 2010 | Por | Categoria: Aragón

Una delegación de IU Aragón, encabezada por su Coordinador General, Adolfo Barrena, participará en el acto laicista convocado el 23 de octubre (11.00 horas) en el Parque de la Cornisa de Madrid bajo el lema “Por un Estado laico, ya”.

Organizaciones sociales, sindicales, políticas y diversas plataformas de todo el Estado han convocado este acto público para reivindicar la independencia del estado respecto a cualquier confesión religiosa, la derogación total del concordato de 1953 y los acuerdos con la santa sede de 1979, la defensa de una escuela pública y laica, que los poderes públicos propicien la laicidad del sistema educativo financiado con fondos públicos y que la religión salga de la escuela y que los responsables públicos, en función de su cargo, no participen en actividades de tipo religioso, ni utilicen simbología religiosa en sus actos de carácter público.

Además, reclamarán la autofinanciación de todas las iglesias, que la iglesia Católica deje de percibir los más de 10.000 millones de euros al año del estado central, autonómico y local, que no se les ceda terreno público y que los poderes del estado impidan la apropiación ilegal e ilegítima de patrimonio público y privado. Así, demandan que miembros de la iglesia católica u otras confesiones no disfruten de prerrogativas jurídicas ante la investigación e imputación de presuntos hechos delictivos, como la pederastia y vulneración de derechos y abusos en conventos, centros de enseñanza, parroquias, etc.

Y que a las iglesias se les aplique la misma legislación civil y principios democráticos que al conjunto de organizaciones sociales.

Otra de las reivindicaciones es la creación de una ley de “libertad de conciencia” que garantice, en condiciones de libertad e igualdad, el ejercicio de los derechos fundamentales a toda la ciudadanía.

“Por un Estado laico, ya” rechaza un estado confesional, existente desde hace siglos, que el poder civil, los derechos y las leyes se subordinen a las organizaciones religiosas y sus normas privadas los privilegios simbólicos, económicos, tributarios, jurídicos y en materia de enseñanza de los que disfruta la iglesia católica y que las visitas de líderes religiosos sean tratadas con honores y privilegios de estado y financiadas con fondos públicos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone