16.4 C
Teruel
domingo, 21 julio 2024 - 11:42:48
InicioActualidad ProvincialJueves Santo en Calamocha

Jueves Santo en Calamocha

Desde las cofradías de la Oración de Jesús en el Huerto y Jesús atado a la columna de Calamocha nos envían la siguiente nota de prensa y fotografías.

Las carracas y matracas hacen de la Semana Santa de Calamocha una celebración singular

 

La Semana Santa de Calamocha se ha caracterizado siempre por su sencillez, por su silencio y por el recogimiento que la dotan de un carácter espiritual, así como por la gran implicación de vecinos en una u otra de las nueve cofradías que participan de las procesiones.

El origen de la Semana Santa calamochina se sitúa entre los siglos XVII y XVIII, que es la época a la que pertenecen las imágenes titulares de las cofradías que surgen en torno a la más antigua, la de la Sangre de Cristo. A finales de los años 70 pasaron un momento crítico, con la pérdida de cofrades y la falta de participación que hicieron peligrar las procesiones. Pero en Calamocha supieron reponerse, incorporando bandas de tambores y bombos por influencia del Bajo Aragón, con la creación de la banda de la cofradía del Ecce Homo en primer lugar, con apenas seis tambores y posteriormente otras, que incorporaron bombos y cornetas.

En aquel momento surgió una de las características que diferencian esta Semana Santa de cualquier otra: la incorporación del sonido de instrumentos de madera a las procesiones. La cofradía de Jesús atado a la columna introdujo la matraca y la cofradía de la Oración de Jesús en el Huerto incluyó carracas. Su utilización es prácticamente exclusiva en la provincia de Teruel, y apenas se cuenta con algún otro ejemplo aislado en toda la geografía aragonesa. Son instrumentos tradicionales en la comarca cuyo uso está vinculado a actos religiosos con un sonido tosco, seco y muy particular que surge del golpeo de tablas de madera por tablillas o mazos.

Antiguamente, las matracas convocaban a los fieles en la Semana Santa desde los campanarios de las iglesias en sustitución de las campanas.  Algunas de estas matracas de campanario todavía permanecen en iglesias de la comarca, aunque generalmente su estado está deteriorado. Por su parte, la carraca se utilizaba en la misa del Sábado de Gloria, víspera del día de la resurrección, y en muchas poblaciones del Jiloca eran los niños quienes salían por las calles haciéndolas sonar en el tiempo de estas celebraciones.

En Calamocha estas dos cofradías han mantenido el instrumento durante varias décadas, no exentas de dificultades dado el gran atractivo que las bandas de tambores y bombos suponen para la población más joven.

Suelen ser familias de cofrades las que hacen que la tradición se herede de padres a hijos, logrando mantener así las cofradías y el uso de estos instrumentos. Su sonido está prácticamente ligado a la marcha procesional, puesto que, aseguran, es complicado desarrollar marchas y toques de exhibición con ellas. Además, la escasez de cofrades hace que las bandas no sean numerosas y dicen sentirse algo limitados también en este sentido.

Por todo ello, desde ambas cofradías invitan a todo aquel que quiera colaborar en el mantenimiento de esta particular singularidad de la Semana Santa calamochina a unirse como cofrade y mantener y engrandecer esa tradición que les hace tan diferentes.

 

Opinión

Tiempo en Teruel

Teruel
muy nuboso
16.4 ° C
16.4 °
16.4 °
65 %
6.4kmh
79 %
Dom
22 °
Lun
26 °
Mar
32 °
Mié
32 °
Jue
31 °

Foto del día

La foto del día de La vaquilla de hoy corresponde al archivo de Ángel Dobón y corresponde a los ensogados del lunes del año...