La Colonia San Vicente Ferrer difunde su modelo socio-educativo a través de la Universidad de Verano de Teruel

lunes, 19 julio , 2010 | Por | Categoria: Cultura

Imagen de la rueda de prensa ofrecida esta mañana

Desde el 19 y hasta el 23 de junio la Universidad de Verano de Teruel acoge el curso titulado “C.E. Colonia San Vicente Ferrer: Un modelo de intervención socio-educativa”

El modelo educativo de la Colonia San Vicente Ferrer será uno de los principales temas que abordará la Universidad de Verano de Teruel a lo largo de esta semana.
El curso pretende dar a conocer el trabajo que se realiza en la Colonia San Vicente Ferrer. Describiendo el acompañamiento y el trabajo que se realiza con los chicos y chicas para garantizar un adecuado proceso reeducativo, que se pueda generalizar a su ambiente natural una vez finalicen la medida judicial, facilitando la adecuada reinserción y normalización. Los buenos resultados de la pedagogía Amigoniana como modelo de intervención socio-educativa está poniendo de manifiesto la importancia de acompañar a los menores en sus procesos apostando por ellos y ellas.
Según el director del CE Colonia San Vicente Ferrer, el religioso D. .José Miguel Bello, “la pedagogía Amigoniana apuesta por el chaval y sus posibilidades. Lo importante no es el delito que ha cometido sino la potencialidad que los chicos tienen”.
Entre los temas que se tratarán en el curso se hablará de la modificación de conducta en trastorno disocial, de la pedagogía Amigoniana y su programa de inserción socio-laboral así como del maltrato y sus consecuencias. En este último punto el centro está especializado y 33 de los 72 chicos y chicas del centro están por maltrato familiar. Los educadores han estudiado el maltrato de los jóvenes a su entorno familiar y han editado un libro donde se analiza.

CENTRO EDUCATIVO “COLONIA SAN VICENTE FERRER”
(fuente www.caminocolonia.com)
La Colonia San Vicente Ferrer es uno de los seis centros que posee la Comunidad Valenciana para el cumplimiento de las medidas judiciales que imponen los Jueces de Menores de las provincias de Valencia, Alicante y Castellón. Atiende pedagógicamente a adolescentes de entre 14 y 18 años con problemas conductuales y de adaptación socio-familiar.
El Centro, situado en la población de Burjassot (Valencia), está funcionando desde 1922. La Colonia San Vicente es propiedad de la Generalitat Valenciana, en concreto de la Consellería de Justicia y Administraciones Públicas, que interviene en la gestión del mismo, de manera compartida, con los Terciarios Capuchinos (Amigonianos). Ocupa una superficie de 22.000 m2, distribuidos adecuadamente para cumplir la función educativa que realiza: está formada por dos complejos educativos, el primero consta básicamente de un edificio rectangular con patio interior, y otros dos edificios separados, uno dedicado a escuelas y comedores, y otro a talleres pre laborales y zonas de tiempo libre. En el segundo complejo existe un edificio de una planta que alberga el Módulo de cumplimiento de medidas en régimen cerrado. Fuera del recinto esta el Centro Educativo “Luis Amigó”.
En el Centro se atiende a 72 jóvenes distribuidos en seis grupos educativos según la edad, madurez y habilidades sociales. Grupo de Adolescentes (14 plazas), Jóvenes I (14 plazas), Jóvenes II (13 plazas), Mujeres (14 plazas), Módulo de Observación y Cerrado (10 plazas), y C.E. “Luis Amigó” (7 plazas).
Los jóvenes a quienes la Colonia San Vicente dirige su tarea educativa presentan circunstancias personales, familiares y sociales que les dificultan una integración productiva y gratificante en el entorno socio-familiar. Carecen de las habilidades necesarias para obtener gratificaciones sociales, para inhibir sus impulsos, para anticipar consecuencias, para plantearse objetivos a largo plazo, etc. Por tanto, el trabajo diario de la Colonia, va encaminado a que estos jóvenes adquieran contenidos culturales, habilidades de interacción social (autonomía, autocontrol, resistencia a la frustración…), capacidades de supervivencia autónoma (cualificación laboral, hábitos de trabajo, accesibilidad a los medios de producción…), criterios ético-morales (conocimiento de las normas sociales, capacidad de empatía, jerarquía de valores, previsión conductual…), que les ayuden a lograr su inserción social mediante el debido encauzamiento de su conducta.
La realización de diversos programas educativos, en un ambiente de carácter familiar propiciado por la convivencia en pequeños grupos educativos, ayudan a la consecución de los objetivos propuestos para cada uno de los jóvenes en el momento del ingreso, llevando a cabo, para ello, una intervención personalizada, adaptada y terapéutica, que responda a la problemática específica que presenta el muchacho/a.
Los programas educativos fundamentales son: el área escolar y formativa que ocupa un espacio importante dentro de esta intervención ya que, al tratarse en la mayoría de los casos de menores de 16 años, deben asistir obligatoriamente al Instituto; la formación ocupacional y prelaboral, impartida en los talleres del Centro o en los recursos del entorno; el aprendizaje de los hábitos de aseo, higiene y limpieza; las horas de familia, de carácter evaluativo o formativo, espacio importante para el aprendizaje de habilidades sociales y convivenciales, el desarrollo afectivo, la formación específica, etc.; el ocio y tiempo libre, donde el deporte tiene el papel primordial.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Cultura3 AHORRO AGUA