La consejera de Servicios Sociales y Familia ha inaugurado una balsa de riego en Tifariti, en el Sáhara Occidental

martes, 11 mayo , 2010 | Por | Categoria: Aragón

Se trata de un proyecto de cooperación al desarrollo para la generación de cultivos en este territorio liberado de la República Árabe Saharaui Democrática

Los habitantes del territorio de Tifariti, en la zona liberada de la RASD (República Árabe Saharaui Democrática), cuentan desde hace unos meses con un invernadero y dos huertos para abastecerse de alimentos frescos. La consejera de Servicios Sociales y Familia, Ana Fernández, ha inaugurado una balsa de riego para estos cultivos que se están desarrollando con el impulso del ISCOD (Instituto Sindical de Cooperación al Desarrollo). De esta forma, el Gobierno de Aragón mantiene su apoyo al pueblo saharaui, iniciado en el año 2000 y que se ha desarrollado a través de diversas ONG´s.

Con la instalación de esta balsa de 400 metros cuadrados será posible conservar el agua en una zona desértica, con gran carestía y en la que sus habitantes viven en unas condiciones de pobreza extrema. El objetivo del proyecto es mantener la zona de cultivo y favorecer el asentamiento de las familias, también a través de la donación de ganadería. Este programa de desarrollo básico del ISCOD permitirá a la población autoabastecerse una vez que estén consolidados los huertos. En este sentido, coincide con el objetivo de la cooperación del Gobierno de Aragón, ya que pretende dotar a las poblaciones de los recursos y herramientas para que ellos mismos los exploten y desarrollen.

La delegación aragonesa, formada por la consejera de Servicios Sociales y Familia, Ana Fernández, el secretario general de UGT Aragón, Julián Lóriz, y el responsable del proyecto, Vicente Ubalde, además de inaugurar la balsa, ha plantado once naranjos como símbolo de su compromiso. Además, han podido comprobar el grado de ejecución del proyecto, que ya cuenta con producción. En el invernadero se han plantado tomateras y, en los huertos, hortalizas como pimientos o cebollas, en todos los casos productos básicos para una población que no tiene acceso a los alimentos frescos. Fernández ha señalado la importancia de este proyecto porque va a apoyar al pueblo saharaui en su alimentación, que depende de la ayuda internacional .

La población de Tifariti tiene mayores necesidades que los habitantes de los campamentos de refugiados, ya que es una zona a la que apenas llega ayuda humanitaria. Unas 40.000 personas viven en este entorno y se trata de una población dispersa y nómada. Este territorio liberado por el Frente Polisario es muy importante para la población saharaui, como símbolo de su causa y porque se encuentra en una zona estratégica entre Argelia, Mauritania y el Sáhara Occidental ocupado. Sin embargo, no es el único en el que se está desarrollando un proyecto así; en la wilaya de El Aaiún (campamento de refugiados) se trabaja desde hace seis años en otros dos huertos que también ha visitado la delegación aragonesa.

Desde el año 2.000 el Gobierno de Aragón ha apoyado con casi 1.400.000 euros al pueblo saharaui a través de la Asociación Um-Draiga, la delegación del Pueblo Saharaui para Aragón, el MPDL (Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad), la Asociación Ingenieros Sin Fronteras y el ISCOD. Como ha recordado la consejera Ana Fernández, el pueblo saharaui es una de las prioridades de la cooperación aragonesa por su condición de refugiados cuya situación es de emergencia y requiere de la permanente ayuda humanitaria para subsistir.

Visita a diversos proyectos de cooperación

La delegación aragonesa visita desde el sábado diversos proyectos de cooperación para el pueblo saharaui y está manteniendo entrevistas con los responsables locales. Ha mantenido una entrevista con el ministro de Cooperación, Salec Baba Hasena, y hoy mantendrá una reunión con el presidente de la RASD y el primer ministro. En estos contactos, la consejera quiere transmitir la solidaridad y el compromiso del Gobierno de Aragón con el pueblo saharaui y conocer de primera mano su situación y prioridades en cuanto a la necesidad de ayuda humanitaria. Con el mismo objetivo, durante estos días ha visitado la instalaciones donde la Asociación Ingenieros Sin Fronteras desarrolla su actividad, el Hospital Nacional, la Asociación de Familiares de desaparecidos, un centro cultural de mujeres y un centro de personas discapacitadas a consecuencia de la guerra y de las minas antipersona. Además ha visitado los campamentos de refugiados 27 de Febrero y El- Aaiún.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone