La restauración de la mina de carbón de Estercuel demuestra que la actividad minera es compatible con el respeto al medio ambiente

domingo, 25 noviembre , 2012 | Por | Categoria: ACTUALIDAD PROVINCIAL

Laguna resultante de la restauración de Estercuel

La directora general de Energía y Minas ha visitado las obras de restauración minera que Endesa Generación realiza en la explotación a cielo abierto Corta Gargallo Oeste en esta localidad turolense

En ellas se ha rellenado el hueco generado al extraer el carbón, se han plantado numerosas especies vegetales y está previsto crear una zona de laguna y humedal integrada en el paisaje

 

La directora general de Energía y Minas, Marina Sevilla, ha visitado la ejecución de las obras de restauración minera que Endesa Generación está realizando en la mina a cielo abierto Corta Gargallo Oeste de Estercuel (Teruel), tras finalizar la extracción de carbón en dicha explotación por agotamiento del recurso minero.

 

Con esta obra de restauración minera, Endesa cerrará su ciclo de explotación de yacimientos de carbón en Aragón, iniciado en 1994 en Corta Gargallo y continuado en 2001 en Corta Gargallo Oeste, cuyas labores de restauración finalizarán en el año 2015.

 

El sistema de explotación utilizado en esta mina ha permitido acompañar la futura restauración, dado que la explotación comenzaba con la apertura de un hueco inicial para extraer carbón mientras que los estériles se depositaban en una escombrera exterior a los límites del hueco de explotación. En fases posteriores, el proceso continuó avanzando por medio de paneles de explotación y los estériles fueron depositándose en el hueco que iba quedando en la parte posterior del avance, que a la vez se iba rellenando.

 

Asimismo, la explotación de la mina ha conllevado que la tierra vegetal que cubría las superficies afectadas por el avance de la explotación haya sido retirada y guardada para usarla en esta fase de restauración.

 

El sistema descrito ha permitido simultanear la extracción de carbón con la restauración de las zonas de escombrera exterior e interior. En concreto 71 hectáreas se encuentran restauradas y se han utilizado más de 88.000 unidades vegetales y forestales.

 

Esta mina de carbón es un ejemplo de que la minería del siglo XXI causa afecciones medioambientales transitorias, dado que una vez que finaliza la explotación, el terreno se devuelve a la sociedad en condiciones respetuosas con el entorno e incluso, como en este caso, llamativamente integrado con el paisaje, dado que la fase última de la restauración de Estercuel se centrará en el hueco final de explotación en cuyo interior quedará una zona de laguna y humedal, antes inexistente.

 

Con el fin de buscar la máxima integración paisajística, una vez que las superficies finales están conformadas se procederá a las labores agrícolas de restauración en dos campañas. En la primera, de siembra de especies herbáceas y de pastizales (gramíneos y leguminosos), se conseguirá incrementar la sujeción del terreno. En la segunda campaña se procederá a la plantación de especies arbóreas y arbustivas propias del entorno (pino, encina, enebro, sabina y romero entre otras) consiguiendo la integración en el entorno. Hasta la fecha, ya se han plantado también en plataformas especies frutícolas (vid, cerezo, olivo, almendro, etc.) con buenos resultados de producción, que demuestran el uso productivo del suelo una vez restaurado.

Igualmente se prevé la conformación de plataformas con ligeras pendientes para favorecer la escorrentía de las aguas y su drenaje mediante canalizaciones. La recogida y canalización de las aguas es primordial, porque evita la erosión de las nuevas superficies conformadas. Por eso se implantarán sistemas de canalización naturalizados mediante diseños que permitan el control de la energía de las aguas: meandriformes, escalonados, microcuencas hidrológicas y frenos naturalizados con ramas.

 

La superficie a restaurar hasta el año 2015 alcanza casi las 160 hectáreas, con un movimiento de estéril de 2,6 millones de metros cúbicos y la plantación de más de 171.000 nuevas unidades vegetales.

 

Con el cierre de esta explotación, en Aragón siguen abiertas 2 minas de carbón subterráneas (explotadas por SAMCA y Carbonífera del Ebro) y 3 a cielo abierto (una explotada por Compañía General Minera y dos por SAMCA) que dan trabajo a 520 trabajadores. Todas ellas se localizan en Teruel, a excepción de la mina explotada por Carbonífera del Ebro que se encuentra entre las provincias de Zaragoza y Lérida, aunque en 2012 el frente de explotación se encontraba en el municipio zaragozano de Mequinenza.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone