La tasa de paro en Aragón se situó en el primer trimestre de 2010 en el 15,2%, casi cinco puntos por debajo de la media nacional

viernes, 30 abril , 2010 | Por | Categoria: Portada

Aragón es la cuarta Comunidad Autónoma con menor tasa de desempleo

Los programas de fomento del empleo y la formación son herramientas de las que las administraciones disponen para impulsar la transferencia de trabajadores de áreas que no van a crecer lo suficiente (como por ejemplo, la Construcción) hacia otras más sostenibles. Así lo ha puesto de manifiesto el consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, tras conocer los últimos datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística relativos a la Encuesta de Población Activa correspondientes al primer trimestre de 2010, según los cuales continúa el deterioro del mercado laboral como consecuencia de la profunda crisis económica atravesada por la economía española, en consonancia con el entorno europeo e internacional. Las cifras indican que se sigue destruyendo empleo y que sigue aumentando el número de parados, aunque el ritmo de este deterioro viene desacelerando a lo largo de los últimos cuatro trimestres.

El responsable de las finanzas autonómicas ha insistido también en la necesidad de realizar un esfuerzo común entre todos los agentes implicados y ha defendido la internacionalización de las empresas como una de las actuaciones que favorecen la salida de la crisis.

Según los datos hechos públicos hoy, el primer trimestre de 2010 había en Aragón 556.000 personas ocupadas, 11.000 menos que el trimestre precedente. En comparación con el mismo período del año anterior, el empleo se redujo en 19.600 personas, lo que equivale a una caída del 3,4% en tasa anual, ritmo sensiblemente inferior al observado durante todo el año 2009, cuando el empleo caía a tasas en torno al 6%.

Por su parte, la población activa aragonesa se cifraba en el primer trimestre de 2010 en 655.600 personas, 1.700 más que el trimestre anterior pero 5.900 menos que un año antes, lo que supone una caída del 0,9% en tasa anual.

Al unir el comportamiento experimentado por el empleo y la población activa en el primer trimestre del año, se obtiene como resultado una cifra de 99.600 parados en Aragón, 12.700 más que el trimestre precedente y 13.700 más que en el mismo trimestre del año anterior. Con ello la tasa de paro quedaba en el 15,2% de la población activa, casi cinco puntos por debajo de la media nacional, situándose Aragón como la cuarta Comunidad Autónoma española con menor tasa de desempleo, por detrás de País Vasco, Navarra y Cantabria.

Atendiendo al género, se observan comportamientos muy diferentes entre hombres y mujeres. Mientras en el caso de los hombres se producen caídas tanto en la población activa como en el empleo, la ocupación femenina cae de forma más leve y su población activa crece. Además, este comportamiento parece dibujar una tendencia de fondo, ya que se repite en términos similares durante los últimos cuatro o cinco trimestres, tanto en Aragón como en el conjunto de España.

En el primer trimestre de 2010 había en Aragón 315.500 hombres ocupados, 15.200 menos que un año antes, lo que equivale a una caída del empleo masculino del 4,6% en tasa anual. En el mismo período la población activa masculina era de 367.000 hombres, 13.500 menos que un año antes lo que supone una reducción del 3,5% anual.

Al combinar ambas disminuciones, se obtiene una cifra de 51.500 hombres desempleados, tan sólo 1.700 más que un año antes. Con ello la tasa de paro masculina quedaba en el 14% de su población activa, tan sólo una décima más que la registrada en el trimestre anterior.

Dicho de otra forma, la disminución de la población activa masculina casi compensa la caída del empleo, de forma que se minimiza el impacto final sobre la cifra de parados. Cabría preguntarse si esta disminución de hombres activos responde al desánimo, que les lleva a cesar en la búsqueda de un empleo, o quizás se debe también a hombres que trasladan su domicilio a otro lugar de España o del extranjero, acaso inmigrantes que regresan a sus lugares de origen. A este respecto, la propia EPA estima que en el primer trimestre de 2010 residen en Aragón 550.900 hombres de 16 o más años, 5.100 menos que un año antes.

En el caso de las mujeres, en el primer trimestre de 2010 había en Aragón 288.600 activas, 7.600 más que un año antes, equivalente a un crecimiento del 2,7% anual. El empleo se reducía hasta alcanzar la cifra de 240.400 mujeres ocupadas, 4.400 menos que en el mismo período del año anterior, lo que supone una reducción del 1,8% en tasa anual. En consecuencia, el número de paradas aumentaba hasta alcanzar las 48.100 mujeres en Aragón, 12.000 más que un año antes. Es decir, a la destrucción de empleo femenino se une la incorporación de nuevas mujeres al mercado de trabajo, amplificando así su impacto sobre la cifra de paradas.

Con ello la tasa de paro femenina se alzaba hasta el 16,7%, cuatro puntos por encima de la observada el trimestre precedente y superando nuevamente a la masculina, tras unos trimestres en que se había alterado esta regularidad histórica.

El hecho de que la población activa femenina crezca mientras que la masculina desciende, como se viene observando a lo largo del último año, puede ser debido en parte a la existencia de mujeres que se incorporan al mercado laboral buscando un empleo con el que paliar la pérdida de renta familiar derivada de la caída en situación de desempleo de los hombres de las mismas unidades familiares.

Por provincias, la tasa de paro en el primer trimestre de 2010 se situaba en el 16,2% en Zaragoza, en el 13,6% en Huesca y en el 10,9% en Teruel.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone
Portada//SEINTE ECOEMBES77interflora sept2017//ECOEMBES 2017OCT