Las Comunidades Autónomas de Aragón, Castilla y León, Asturias, Castilla-La Mancha y Andalucía firman un manifiesto conjunto de apoyo al carbón

viernes, 5 noviembre , 2010 | Por | Categoria: Aragón

A la izquierda, Arturo Aliaga acompañado de los representantes de las otras comunidades autónomas que han firmado el manifiesto en favor del carbón

Piden que la nueva regulación de las ayudas para las industrias del sector que prepara Europa contemple su funcionamiento a medio y largo plazo y recuerdan que la desaparición de las explotaciones del carbón tendrá graves consecuencias para la seguridad del abastecimiento energético y la actividad económica en numerosas zonas

El consejero de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, ha firmado en Valladolid un manifiesto de apoyo al mantenimiento de un sistema específico de ayudas al acceso a reservas para el carbón de España y Alemania con el consejero de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León, Tomás Villanueva; el consejero de Industria y Empleo del Principado de Asturias, Graciano Torre y el consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda de la Junta de Castilla-La Mancha, Julián Sánchez. El documento, que será suscrito también por el consejero de Economía, Innovación y Ciencia de la Junta de Andalucía, Antonio Ávila, por el presidente de Carbunión, Victorino Alonso, y por el director general de la Asociación Alemana de Industrias del Carbón (Gesamtverband Steinkohle), Franz-Josef Wodopia, es fruto del trabajo conjunto de varios meses, ya fue analizado por la Mesa de la Minería de Aragón en su reunión del pasado 6 de septiembre y será remitido a las autoridades europeas.

En él, los firmantes piden, entre otras cosas, que la nueva regulación europea para las ayudas específicas a la industria del carbón que se ponga en marcha en enero de 2011 no condicione las ayudas únicamente al cierre de las explotaciones mineras, sino a su funcionamiento a medio y largo plazo en el contexto de un plan de acceso a reservas y teniendo en cuenta su repercusión social. Del mismo modo consideran imprescindible, hasta que se logre el consenso necesario para aprobar esta regulación, mantener el actual Reglamento europeo sobre ayudas estatales a la industria del carbón para el periodo 2003-2010, que argumenta que una estrategia que tenga por objeto reforzar la seguridad del abastecimiento energético debe prever el futuro del carbón comunitario manteniendo el acceso a las reservas europeas y estima que la desaparición de todas las explotaciones carboníferas de la Unión Europea a corto plazo podría tener consecuencias en la seguridad del abastecimiento energético a largo plazo .

En palabras del consejero de Industria aragonés, Arturo Aliaga, no es de recibo que un reglamento europeo nos quiera imponer el cierre de las explotaciones que tan solidarias han sido con el resto de España y tomamos nota de la actitud de las eléctricas que han recurrido el Decreto del carbón .

El propio presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha calificado de acto hostil que no vamos a olvidar la actuación de las citadas compañías.

Además, el manifiesto juzga importante que España y Alemania, como los dos países más interesados en el mantenimiento de las ayudas específicas que son, impulsen conjuntamente un marco en el que quepan los distintos planteamientos que en el seno de la Unión Europea coexisten con respecto al carbón, partiendo de la premisa de que un reglamento que contemple el acceso a las reservas autóctonas de carbón no incentiva un mayor uso del carbón y más emisiones, sino que garantiza la posibilidad de sustituir carbón importado procedente de suministradores poco fiables por carbón autóctono, más seguro. El documento apunta también que el Estado español debe dar por concluida su reestructuración de la minería y apostar por la estabilidad del sector, al menos en sus volúmenes actuales.

Este manifiesto recuerda en su exposición inicial que la legislación comunitaria y las diferentes comunicaciones de la Comisión afirman que el carbón es un componente esencial del abastecimiento energético europeo y que debe seguir siéndolo, especialmente por su contribución a la seguridad del suministro. También detalla que el carbón autóctono ha actuado como moderador de los precios del mercado eléctrico en España y en Alemania en los últimos años.

El texto hoy firmado en Valladolid contiene abundantes datos que sustentan estas afirmaciones. Entre ellos, aborda la elevada dependencia energética exterior de España (81,7%) y de Europa (58% hoy y previsto 75% en dos años), que justifica la necesidad de mantener una actividad minera mínima que garantice el acceso a reservas en caso de desabastecimiento, argumento que refuerza el hecho de que casi dos tercios de los países productores de carbón en el mundo puedan ser considerados como políticamente inestables, lo que conlleva no pocos riesgos para la seguridad del suministro. El manifiesto refiere igualmente que varios países de la Unión Europea (entre ellos España) llevan varios años haciendo frente a sucesivos planes de reestructuración de la industria carbonera, al igual que sus empresas han invertido abundantes cantidades para minimizar las emisiones, hasta el punto de que Europa lidera internacionalmente la minería del carbón y la tecnología necesaria para que estos procesos se desarrollen de la forma más limpia posible.

Por último el manifiesto se apoya también en estudios económicos como los de la Universidad de León- que indican que las ayudas que reciben las unidades productivas de carbón incluidas en la Reserva Estratégica son devueltas holgadamente a las arcas públicas a través de las cargas fiscales, coberturas sociales y actividad económica que generan y que beneficia a muchos otros sectores, o que los costes fiscales de la desaparición de la industria del carbón son superiores a las ayudas para su mantenimiento, si se considera de forma realista el empleo y la actividad que genera.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Aragon AHORRO AGUA AYTO