Lo que mal empieza…mal acaba (Por Pepe Navarro)

martes, 9 noviembre , 2010 | Por | Categoria: Opinión

En una operación rocambolesca de puro mercadeo político, con intereses personalistas y cuotas de poder de por medio, el Ayuntamiento de Teruel fue a parar a las manos del PAR, con Miguel Ferrer como alcalde. Contra lo esperado y contra todos los principios de corrección política, el partido con cuatro concejales le arrebataba la alcaldía al que tenía 7.

Desde aquel momento se sabía que la coalición nacía tocada y la alcaldía tenia difícil subsistir cuatro largos, larguísimos años. Pero los mercadeos de Velasco, Marcelino, Biel y Boné tenían un objetivo común que satisfacía a unos y otros: matar dos “pájaros” de un solo tiro. Lucia Gómez, en esas fechas ya caída en desgracia, era descabalgada de la alcaldía , denostada y defenestrada por su propio partido. A Miguel Ferrer se le dejaba relegado en el Ayuntamiento supeditado a los deseos y caprichos de Biel. Deseos y caprichos que no eran otros, como reconoció Ferrer, que asfixiar lentamente la gestión y compromisos de Miguel Ferrer ralentizando o impidiendo cualquier ayuda que pudiera venir del Gobierno de Aragón. Véase convenios con Servicios Sociales, Financiación de la Perimetral, Conservatorio de Música, Fondo de Inversiones, etc…Y la Diputación Provincial quedaba en manos del PSOE, que para eso era el mayoritario y lo que de verdad interesaba a un PSOE soberbio con unos dirigentes provinciales deseosos de controlar la DPT y afianzar desde ella su poder en la provincia.

En esta partida de intereses y poder, el Ayuntamiento de Teruel,y con él toda la Ciudad, era el peón que había que sacrificar. Durante tres años la agonía es lenta, las desavenencias manifiestas y la parálisis casi total. Pero nada era casual ni nada ha sido sorpresa. Todo ésto lo sabía Biel y lo sabía Velasco porque ellos urdieron el maquiavélico plan; lo sabía Miguel Ferrer porque algunos se lo dijimos desde el principio. Miguel no fue un okupa; fue, junto con la ciudad, el borrego que iban a sacrificar para mayor gloria de los dioses del PAR Y PSOE.

De aquellos polvos vienen estos lodos. De aquella ambición personal y de aquellos chanchullos partidistas, hoy la Ciudad de Teruel, comarcas y pueblos están sufriendo una grave crisis institucional sin precedentes en estas tierras. Como Alí Babá y sus 40 ladrones huyen en veloz escapada tras cometer fechoría, Miguel y los suyos se han ido de la forma más irresponsable, chabacana, rastrera y ruin que podían haberse ido. Mil formas había de abandonar su militancia y de reventar su ex-partido, pero han elegido la peor, la menos honrosa, la que más daño ha causado a su partido (que me importa poco), a ellos mismos (que tampoco me importa) a la política, y lo que es más deplorable, a los ciudadanos. Querían morir matando y lo han hecho; quieren joder hasta el final, y lo están haciendo. Pero no culpemos sólo a esta banda de no se sabe qué. Tanta culpa o más tienen el PSOE de Marcelino y Velasco y el PAR de Biel y Boné que en junio de 2007 decidieron jugar la macabra partida.

Lo que mal empieza mal acaba. Ahora acaba un capítulo de una sucia historia de ambición y poder. Se acaba el capítulo de la irresponsabilidad y empieza el capitulo de la cobardía. Ni PSOE ni PAR asumen su responsabilidad y su manifiesta culpa y se niegan a asumir las obligaciones del gobierno que voluntariamente asumieron en 2007. Con la fácil escusa de la pérdida de mayorías, según uno, y la falta de personas preparadas, para el otro, los dos partidos que han llenado de mierda la política, la ciudad, la provincia y los ayuntamientos, ahora se lavan las manos como hiciera Pilatos, miran para otro lado y esperan que limpien su mierda otros. No, no deberia ser tan simple; quien ha propiciado este caos debe resolverlo. Quien ha roto los platos debe pagarlos. PAR y PSOE deben dar la cara y apechugar con las consecuencias del desastre. Y se atreven a hablar de “responsabilidad”

Pepe Navarro. Concejal de Teruel y diputado Provincial por CHA

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone