Marta Momblant, de Beceite, recibe el premio Guillem Nicolau

viernes, 4 junio , 2010 | Por | Categoria: Sin categoría

La consejera de Cultura con los premiados

Broto: “La cultura y la literatura son más importantes en momentos de crisis”

La consejera de Educación, Cultura y Deporte, María Victoria Broto, ha entregado distintos premios que el Departamento de Educación, Cultura y Deporte convoca anualmente en relación al mundo del libro. En concreto, el premio Arnal Cavero para lengua aragonesa, el Guillem Nicolau para lengua catalana y el premio Miguel Labordeta de poesía, así como los premios a la trayectoria profesional y al libro mejor editado. Todos estos premios ya han sido fallados este curso 2009-2010 y se entregan ahora coincidiendo con las actividades de celebración de la Feria del Libro.
María Victoria Broto ha destacado que “entregamos estos premios para poner en valor los libros como impulsores de la cultura, y si siempre son importantes la literatura y la cultura, lo son más en tiempos de crisis”. También ha querido celebrar este año la aprobación de la Ley de Lenguas que supone “el respeto a los derechos de los hablantes de esta comunidad”.
Los premios se han entregado en un acto celebrado en la Carpa de la Feria del Libro, en la Plaza Santa Engracia de Zaragoza, en el que acompañando a la consejera y los premiados han estado el viceconsejero de Cultura, Juan José Vázquez, el director del Centro del Libro de Aragón, José Luis Acín, y el presidente de la Asociación de Librerías de Zaragoza, Francisco Pons.
El Arnal Cavero premia obras de creación literaria en géneros como la narrativa, el ensayo o el teatro, entre otros, escritas en cualquiera de las variantes del aragonés. En este caso el premio ha sido para Santiago Jorge Paricio Martín por la obra Fillos d as luengas. El jurado consideró que es merecedora del premio “por la riqueza de la lengua utilizada y la originalidad de las propuestas narrativas”. Este joven escritor zaragozano fue el ganador del XII Concurso de Coplas Aragonesas en Aragonés por su colección “L Amaneixer”.
Broto ha felicitado a Paricio por trabajar en lenguas que hablan muchos aragoneses y que muchos más hablaban de pequeños y que gracias también a escritores y lectores en estas lenguas no van a perderse.
El premio Guillem Nicolau está dirigido a premiar una obra de creación literaria escrita en cualquiera de las variantes del catalán hablado en Aragón, de autor aragonés o relacionado con Aragón, y ha recaído en la escritora Marta Momblant Ribas. El jurado valoró que su obra La venta de l hereva es merecedora del premio “por sus cualidades narrativas y por ser el reflejo de la vida rural de un territorio. Destaca el especial protagonismo de la mujer en el desarrollo de la vida social y familiar”.
Marta Momblant, de origen catalán aunque residente en Beceite, Teruel, ha estado siempre vinculada a la literatura y muy especialmente al mundo del teatro.
La consejera ha destacado la obra ligada a la vida de esta mujer catalana que ha decidido vivir en Aragón y además en el mundo rural, en un pueblo tan entrañable como es Beceite.
El Miguel Labordeta de Poesía lo ganó Santos Domínguez Ramos, escritor extremeño, de Cáceres, que tiene una dilatada carrera literaria con obras conocidas como “La flor de las cenizas”, “Las provincias del frío” o “Un bosque extranjero”.
La obra ganadora es Nueve de lunas, merecedora del premio, según el jurado, “por tratarse de un libro que destaca por su extraordinaria fuerza expresiva, un libro dotado además de una gran coherencia interna y con una considerable unidad de estilo. Por otra parte, el poemario es reflejo de una acusada conciencia lingüística y da voz a algunos de los problemas y conflictos sociales más relevantes de nuestro tiempo”.
En este caso, Broto ha querido felicitar a Domínguez uniéndose al poeta en su homenaje Miguel Labordeta.
 
Libro mejor editado y trayectoria
Además, se han entregado a la Librería París el premio a la trayectoria profesional y al libro Noches de tránsito, de Mark Kozelek, el premio al libro mejor editado.
La Librería París ha recibido su premio como reconocimiento a “una labor continuada o de especial notoriedad e importancia de personas, instituciones o empresas aragonesas, en cualquiera de los ámbitos que constituyen el mundo del libro, tanto desde el punto de vista cultural como institucional”.
En el acta de resolución del premio ha quedado reflejada la importancia de la librería París como “modelo dentro de uno de los sectores clásicos del libro: la librería, como indispensable agente cultural ciudadano que irradia información al resto del territorio.” Explicándose también que “ha basado su plan de trabajo en el conocimiento del libro, del oficio de librero y las necesidades del cliente, en un trabajo continuado y un servicio impecable.”
Por su parte, Noches de tránsito, de Mark Kozelek, editado por la editorial Eclipsados, ha recibido su premio por la “mejor labor editorial realizada durante el año 2009, reconociendo así al libro mejor editado por sus características formales”. El jurado ha destacado de este trabajo editorial: “la excelencia de la sencillez, ya que está concebido con una mezcla de creatividad, cuidado y respeto a la tradición de hacer libros bien hechos”.
En ambos casos, María Victoria Broto ha valorado la iniciativa empresarial y personal de los aragoneses vinculados al mundo del libro.
A estos cinco premios hay que añadir, para completar el elenco de galardones relacionados con el mundo del libro del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, el Premio a las Letras Aragonesas, que este año ha recaído en el cineasta José Luis Borau, y que Marcelino Iglesias entregó al cineasta y escritor el pasado mes de abril coincidiendo con los actos de celebración del Día de San Jorge y del Libro.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone