Más de 200 jóvenes aragoneses participan en los campos de trabajo del IAJ este verano

viernes, 13 agosto , 2010 | Por | Categoria: Aragón

"El sendero de la integración" se desarrolla en Alcorisa

La directora del Instituto ha visitado algunas de las actividades, como “El sendero de la Integración”, este verano

El Instituto Aragonés de la Juventud (IAJ) ha impulsado la celebración de once campos de trabajo para jóvenes entre 15 y 26 años, en la Comunidad Autónoma Aragonesa. De todos, cinco se han celebrado en la provincia de Huesca, dos en Teruel y cuatro en la provincia de Zaragoza. A la participación de 36 jóvenes aragoneses en estos campos, se ha sumado la de jóvenes de otras comunidades autónomas y países, dentro del programa de voluntariado internacional.

En total, la oferta de campos de trabajo para jóvenes aragoneses es de unas 200 plazas con destinos que van más allá del territorio aragonés. El IAJ colabora con otras Comunidades Autónomas y con el Servicio de Voluntariado Internacional para ampliar y dar otro valor a los campos. La oferta de plazas se ha extendido este año a 108campos que se celebran en otra Comunidades y a 58 campos que se desarrollan en países como Alemania, Estados Unidos, Corea, Georgia, Marruecos, Taiwán, Turquía o Vietnam. El IAJ ha invertido este año en el programa de campos de trabajo unos 90.000 euros.

Los campos de trabajo son programas de voluntariado en vacaciones en los que se realizan actividades de todo tipo, desde medioambientales hasta de desarrollo comunitario, restauración de patrimonio, arqueología o de desarrollo artístico. Para la directora del IAJ, Marta Aparicio, además del trabajo que se realiza, “el programa de campos de trabajo que impulsa el Instituto, tiene un valor fundamental que es favorecer la convivencia con gente de diferentes lugares, incluso de otras culturas y países”. “Además la educación en valores, trabajar y convivir durante 20 días con gente desconocida, hace que veas la vida de forma diferente”, dice Aparicio.

El programa de los campos de trabajo llevan más de 20 años implantado en Aragón. La directora del IAJ ha mostrado su satisfacción porque “es un programa que se llena todos los años y los participantes no lo ven como una forma barata de ir de vacaciones sino como una forma de aportar algo -trabajo, experiencias, cultura- a un lugar”.

“El sendero de la integración”, un campo con múltiples objetivos

La localidad de Alcorisa acoge uno de los campos de trabajo que todavía permanece en marcha, “El sendero de la Integración”. Este campo de trabajo ha reunido a doce jóvenes españoles, dos turcas, una ucraniana, dos francesas y dos jóvenes de la República Checa. El trabajo que están desarrollando responde a un proyecto de la Fundación Kalathos (coordinadora del campo) con un objetivo doble, conseguir una ruta senderista señalizada de 7 kilómetros, desde Alcorisa hasta el poblado Íbero de “La Guardia”, y desarrollar la capacidad de empatía de los jóvenes trabajando con personas con discapacidad intelectual.

En algo más de una semana de trabajo, los jóvenes participantes y cinco usuarias de la Fundación Khalatos, han realizado la señalética del camino mejorando su accesibilidad. Además están reproduciendo en gran formato las figuras de la vasija (Khalatos) encontrada en el poblado, para colocarlas a lo largo del camino. Hasta el día 24 de agosto los jóvenes terminarán de desarrollar su trabajo de limpieza y señalización de la ruta contribuyendo así al programa de senderismo de Atadi y la Fundación Khalatos y a la promoción turística de Alcorisa y la cultura íbera de la Comarca del Bajo Aragón.

Una de las participantes, Gokce Serez de Estambul, llegó a este campo porque entre todas sus opciones este era el más importante porque se trabaja con personas con discapacidad, “Aprendemos muchas cosas de ellos y es algo muy bueno”. A Rocío le llamó la atención el nombre del campo: “ví que era internacional y eso me gustó, además el trato con personas con discapacidades, es algo que me interesa porque es la oportunidad de vivir y trabajar con otras personas”. “Por ahora el campo de trabajo es mejor de lo que me esperaba, pensaba que no íbamos a hacer tantas cosas”, afirma Rocío. En total, estos 20 jóvenes van convivir unos 20 días en Alcorisa, desarrollando un trabajo voluntario que favorecerá las actividades que durante todo el año desarrollan las personas con discapacidad intelectual de la Fundación Khalatos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone