Mi granito de arena: “A vueltas con las pensiones” por José Antonio Virto.

lunes, 31 enero , 2011 | Por | Categoria: Opinión

Estos días se está hablando de la reforma del sistema de pensiones, de su necesidad y de los cambios que es necesario introducir, unos por garantizar la viabilidad y otros por conseguir un sistema más justo, y es a este aspecto al que quiero referirme hoy, planteando algunas cuestiones que me parece importante abordar.

Hasta ahora se fijaba un plazo mínimo de cotización para tener derecho a percibir una pensión de la Seguridad Social, plazo que si no estoy equivocado era de 15 años.

Nunca me ha parecido razonable que una persona pueda estar obligada a cotizar sea cual sea el periodo de vida laboral que le reste y sin embargo si no supera un periodo mínimo, esa cotización no le reporte ningún derecho, pero ahora se pone de manifiesto, cada vez más, lo inadecuado e injusto de esa medida.

Nuestros jóvenes, por la necesidad de tener un puesto de trabajo que ahora no consiguen en España y educados en programas de intercambio como las becas ERASMUS, entre otras, salen en mayor número a trabajar a otros países, de dentro y fuera de la CEE, y en muchos casos esa “salida” no se limita a un solo país.

Si mantenemos ese número mínimo de años de cotización para tener derecho a una pensión, ¿Cuántos de ellos, a pesar de haber tenido vidas laborales completas no van a poder percibirla por no haber alcanzado las cifras mínimas que cada país puede exigir?

Creo que lo razonable es que cada persona perciba, cuando llegue su edad legal de jubilación, una pensión proporcionada a los años e importe de su cotización, de forma que la suma de todos sus derechos en las distintas situaciones y países, le confieran una prestación total acorde con su contribución.

No es este el único caso que presenta contradicciones e injusticias. En este país algunas profesiones han tenido que cotizar a entidades públicas o privadas distintas de la Seguridad Social durante muchos años, sin poder elegir la cotización en unas u otras.

Hace ya algunos años que se viene modificando esta situación, absorbiendo por parte de la SS algunas de estas entidades, y posibilitando a otros profesionales el dejar de estar afiliado a esas entidades privadas y optar por convenios de autónomos de la SS.

Pero ¿Que ocurre con los derechos de estas personas que no han cotizado más años porque no se les permitía hacerlo? ¿Van a quedar ahora sin ningún tipo de pensión porque no alcanzan un periodo mínimo de cotización? En mi opinión, al igual que en el supuesto anterior, se debería recoger la percepción de unas pensiones proporcionadas al importe y duración de las cotizaciones, cuando esa cotización no pueda ser completa.

Sirvan estas pinceladas para llamar la atención sobre las numerosas cuestiones que hay que abordar a la hora de reformar el sistema de pensiones, que no se derivan solo la mayor esperanza de vida de los ciudadanos, sino también de un cambio substancial en sus condiciones laborales, presentes y futuras.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone