Mi granito de arena: “A vueltas con el “CAVA”(Por José Antonio Virto)

domingo, 10 diciembre , 2017 | Por | Categoria: Opinión

Mi granito de arena: “A vueltas con el “CAVA”

 

Hasta hace poco tiempo, el cava y Cataluña estaban íntimamente unidos para la mayoría de los españoles, pero las ansias independentistas de algunos catalanes han traído también una mayor difusión para las otras 6 comunidades que también producen este producto.

La mayoría de los productores de fuera de Cataluña, por no decir todos, coinciden en que una parte significativa del incremento de sus ventas se debe a este conflicto, sin olvidar el aumento de las exportaciones que cada año se viene produciendo.

El hecho es que en estas otras zonas se vende actualmente toda la producción y han solicitado un aumento de los cupos que tienen concedidos, al que se oponen los productores catalanes y el Consejo Regulador, que es de suponer estará controlado mayoritariamente por personas vinculadas a esa comunidad, dado el porcentaje muy mayoritario de los productores catalanes.

Como dicen popularmente “las mentiras tienen unas patas muy cortas” y eso hace que se les “pille” pronto y así, esas afirmaciones de los productores catalanes en el sentido de que no necesitaban del mercado interior español, porque tenían toda su producción vendida en el exterior, no parece que sea muy cierta y acusan ese rechazo por parte de los ciudadanos con un descenso notable de sus ventas.

Al parecer es la administración central del estado la que tiene que autorizar o no ese mayor cupo que solicitan los productores y si es coherente con esa defensa de la libre competencia que tanto predican, no deberían poner ninguna pega a ello, e incluso para la aceptación de nuevas zonas productoras, debiendo dejar al libre mercado la decisión de cuáles de todos ellos resultan finalmente viables y cuales no.

En un momento de libre competencia, de necesidad de creación de puestos de trabajo y de potenciar cualquier desarrollo económico, no están justificados los proteccionismos por ningún motivo.

El peligro está en que los políticos del gobierno, por “buenismo” o por dejar claro que “no están en contra de Cataluña” cometan el error de no autorizar esa ampliación que no desean los catalanes, como un gesto amigable hacia esta comunidad, en una clara discriminación hacia el resto, ¡Una más! Por mucho que algunos se empeñen en negar la existencia de tratos de favor.

Yo no estoy a favor de boicots a ninguna comunidad, pero tengo muy claro que defender un mayor consumo de los productos de nuestra tierra, no solo beneficia la creación de puestos de trabajo y oportunidades en la comunidad de cada uno, sino que también repercute en que los impuestos que gravan esos beneficios y el IVA que se recauda, ayude también a financiar los servicios públicos y el estado del bienestar en la propia comunidad, sin necesidad de “mendigar” ayudas al estado, y por tanto esa rivalidad económica debería encuadrarse dentro de la libre competencia y no en la discriminación que pretenden denunciar los perjudicados,  pero solo cuando les afecta a ellos, en otros casos no quieren ni mencionarlo.

José Antonio Virto

                                                                                   TERUEL.

 

 

Mi granito de arena: “¿El cupo vasco?”

 

            Resulta comprensible que el gobierno esté muy preocupado con la aprobación de los presupuestos generales para 2018, que en definitiva supone aportar más posibilidades de acabar la legislatura sin adelanto electoral, pero ello no le debería conducir a adoptar decisiones que finalmente le supongan un desgaste que probablemente sea incapaz de superar.

En un momento en el que son muchas las voces que claman por la necesidad de reformar la Constitución, no parece muy alentador el justificar esa desigual financiación y régimen económico del País Vasco, simplemente porque así se recoge en esta norma, sin explicar debidamente como se obtienen esas cantidades.

Es posible que el PNV se lo haya exigido para apoyar los presupuestos generales, pero no parece el momento más oportuno y resulta de difícil justificación, en lo que se refiere al cálculo de la cuantía, si todavía no se tienen unos presupuestos aprobados y se desconoce cuáles van a ser las necesidades de financiación para los servicios para los que supuestamente hacen esa aportación.

Por otra parte, no han tenido en cuenta la opinión de sus colaboradores principales, Ciudadanos, lo que les podría suponer un escoyo difícil a la hora de aprobar esos presupuestos, por mucho que hayan conseguido obtener el apoyo de los vascos y canarios.

Estos días circulan por los medios, algunos comentarios en el sentido de solicitar que, si se acomete una reforma constitucional, se replanteen algunas competencias y controles de las Comunidades Autónomas, como educación, sanidad etc.. Pues bien, yo creo que una de las cosas que hay que modificar es todo aquello que supone una diferencia de estatus y de “trato” entre ellas, entre las que también se encuentran la financiación y los conciertos económicos.

Otra de las modificaciones que a mí me parecerían positivas sería el exigir que el computo del 5% de los votos para obtener representación se aplique sobre el total de voto del ámbito de las elecciones, y en el caso de las generales, de todo el estado. Con ello no se pretende excluir a los partidos nacionalistas sino que al verse obligados a concurrir a las elecciones conjuntamente con los de las otras Comunidades Autónomas, sus reivindicaciones fueran para todas ellas y no solo para algunas, como ocurre en la actualidad.

Pretender mantener la unidad de España a base de seguir sometiendo a sus diferentes Comunidades a un trato diferente y discriminativo y cediendo a chantajes  de las más poderosas no parece el modo mejor de conseguirlo y desde luego no creo que los ciudadanos estén dispuestos a apoyar de forma mayoritaria, ninguna modificación que no acabe con estas diferencias.

Seguir aprobando puntualmente aportaciones y beneficios fiscales para algunas comunidades, sin hacerlo de forma global para todo el estado, no fomenta precisamente la solidaridad entre todos y tampoco va a contribuir a mantener la unidad en este país.

José Antonio Virto

                                                                                   TERUEL

 

 

 

Mi granito de arena: “La vía perimetral”

 

Hoy quiero hacer referencia a un elemento urbano de nuestra ciudad, que fue muy demandado en su día y que hoy, por alguna extraña razón que no se acaba de comprender no se utiliza todo lo que debiera.

Nuestra ciudad esta rodeada por el sur y oeste por la variante carretera de la Nal. Nº 234, y por el este y norte por la vía perimetral de barrios.

Ambas vías son diferentes pero hay algunos elementos que me parece interesante analizar y comparar.

La variante carretera es de un solo carril en cada dirección y tiene un tráfico de vehículos bastante intenso.

Tiene varios enlaces, unos con carreteras como la de Cuenca ó la de Villaspesa, Castralvo, Concud y San Blas, además del enlace con la vía perimetral norte y atravesar el polígono industrial La Paz.

Tiene carriles centrales y exteriores de incorporación e incluso una rotonda en el enlace con la carretera de Concud, a la entrada del Polígono industrial La Paz.

La vía perimetral de barrios discurre entre dos rotondas, la existente en la Av. De Sagunto en la Fuenfresca y la existente en la ctra. De Alcañiz en la ciudad escolar.

Existen dos rotondas intermedias, dentro de la vía perimetral para el enlace con el barrio de San Julián y para el enlace con el barrio del Arrabal.

Dispone en todo su trazado de dos carriles en cada sentido y separación con biondas entre ambas direcciones y por tanto unas condiciones de seguridad muy superiores a la anterior.

Pues bien, la variante carretera tiene una limitación de velocidad de 80 Km./h. en todo su recorrido, mientras que la vía perimetral tiene la velocidad limitada a 50 Km/h

Cuando se inauguró se le estableció esa velocidad máxima de 50 km/h, que después de insistir los ciudadanos se elevó hasta los 70 Km/h, pero tras producirse dos accidentes en las rotondas intermedias, según la información de la que dispongo, protagonizados por personas que circulaban con exceso de velocidad y bajo los efectos del alcohol, se volvió a limitar a 50 Km/h.

En las rotondas se ha mantenido siempre una limitación de 30 Km/H.

Pues bien dejando aparte la variante carretera con su limitación de 80 km/h, todas las carreteras de la provincia, excepto la autovía, tienen una limitación de 90 km/h, y prácticamente todas son de un solo carril en cada sentido y con trazados mucho más complicados.

Las rotondas existentes en el interior de la ciudad están sometidas todas a la limitación genérica de 50 km/h.

¿No parece lógico y más coherente, sobre todo si se quiere que esa vía sea más utilizada, que sus limitaciones de velocidad se eleven  como mínimo a 50 km/h en las rotondas y 80 km/h en el resto? ¿A que velocidad habría que limitar la circulación en nuestras carreteras secundarias si entendemos que en una vía de las características de la perimetral la velocidad lógica es de 50 km/h?

La cuestión es importante, en mi opinión, si se quiere que la mayor fluidez y rapidez sirva de estímulo para incrementar su uso por los ciudadanos y suponga un verdadero desahogo para el tráfico en la ciudad y por ello ruego a nuestros políticos y funcionarios municipales estudien y revisen esas limitaciones.

José Antonio Virto

                                                                                   TERUEL.

 

Mi granito de arena: “Los fondos ocultos”

             Se ha aplicado, por fin, el 155 en Cataluña y parece que todo el mundo quiere tranquilizarse y confiar en que el resultado del 21-D traiga la normalidad a esta comunidad autónoma y de paso a este país, que no parece tener otro problema que este, por muy grave que este sea.

Pero antes de llegar a esa normalidad y en este periodo previo a las elecciones, ¿no sería conveniente investigar y arrojar luz sobre lo que han sido las finanzas del gobierno de la Generalitat durante estos últimos años?

Si a los convocantes del primer referéndum se les imputa un delito de malversación de fondos públicos por el dinero gastado en su organización, ¿no deberían investigarse otras muchas iniciativas que han vaciado las arcas de la comunidad destinando recursos a actuaciones ocultas y/o ilegales y que como mínimo ha supuesto el gasto de fondos destinados a otros propósitos inicialmente aprobados, como ayudas a la dependencia, a los gastos de salud y a otros fines sociales entre otros?

Si se están instruyendo procedimientos penales para juzgar este tipo de actuaciones y a sus autores, no debería dilatarse en el tiempo esta investigación más de lo estrictamente necesario, además de que resulta conveniente que los ciudadanos, antes de ir a las urnas, conozcan estos hechos y las prioridades de los que pretenden obtener su confianza.

También sería conveniente que nos explicasen a los ciudadanos que ocurre con los fondos del FLA. Si esos fondos se van a devolver o va a constituir una deuda perpetua de Cataluña hacia el resto del estado, porque de ser así, a lo mejor el resto de comunidades deberían solicitar más fondos del FLA para potenciar un desarrollo que les es más que necesario.

¿Qué ocurrirá si como parece probable, la huida de empresas de Cataluña, hace disminuir de forma importante sus ingresos y ocasiona un mayor déficit en la financiación de los servicios públicos en esa comunidad? ¿Se volverá a modificar el sistema de financiación para que puedan solucionar estos problemas aunque ello suponga aumentar la discriminación y abandono que sufren algunos ciudadanos residentes en otras comunidades Autónomas?

Todas estas cuestiones y otras muchas tendrán que aclarárnoslas a todos los ciudadanos y abandonar de una vez este mercadeo que se ha venido practicando y que se ha manifestado inadecuado para solucionar unas reivindicaciones que muchos consideramos infundadas.

 

José Antonio Virto

                                                                                   TERUEL.

 

Mi granito de arena.Iceta(Por José Antonio Virto)Mi granito de arena. 

¿Se acuerdan de la política de pactos que defendía un político con mayúsculas como D. Julio Anguita? ¿No? Pues yo se lo recuerdo: “Programa, programa y programa”.

Pero claro, esos eran otros tiempos cuando los principios y los valores tenían cabida y los partidos se fijaban unos objetivos que buscaban ante todo el bienestar ciudadano y su progreso, y los protagonistas de la política, algunos al menos, se consideraban a sí mismos como trabajadores públicos con esos altos propósitos y objetivos.

Todo esto poco o nada tiene que ver con lo que cada vez es más frecuente en nuestros tiempos, en los que algunos no se cortan un pelo en manifestar sus verdaderos objetivos políticos y cuáles son sus aspiraciones.

Me estoy refiriendo a lo manifestado por el candidato del PSC a la presidencia de la Generalitat, Sr. Iceta, en una entrevista que le hicieron en Antena3.

Cuando le preguntaron sobre su política de pactos manifestó con rotundidad y sin sonrojarse “Yo solo pactaré con quien me haga presidente”, ¡Toma ya! ¡Más claro el agua! Al parecer ese es todo el programa que este señor tiene para su labor política en Cataluña, ó al menos el primer punto y el más importante. Parecido al “Programa, programa y programa”

No hace mucho, al secretario general de su partido se le acusaba de un objetivo parecido, conseguir ser presidente a cualquier precio, en este caso de la nación,  aunque desde luego siempre fue más comedido y nunca lo manifestó de forma tan clara y rotunda.

Ahora, ese secretario general, sin olvidarse de los intereses del partido, como  por otra parte ningún partido lo hace en este país, parece haberse centrado más en buscar primeramente los intereses y metas que más convienen a la nación, pero como la dicha suele ser breve, le ha salido un “pupilo” que ……..

Cuando los otros partidos “constitucionalistas” en Cataluña pretendieron alcanzar pactos y fijar estrategias previas a las elecciones, el PSC se puso de perfil y rehusó participar, lo que teniendo en cuenta que según las encuestas el PSC, no va a ser ni de lejos, el partido más votado, explica su actuación incompatible totalmente con la posibilidad de obtener la presidencia para su candidato a través de esos pactos.

Así pues, todas las opciones están abiertas para el PSC, con Podemos y Colau, con ERC, con Juntos por Cataluña, con Ciudadanos o con el PP, pero siempre que el Sr. Iceta sea presidente. Lo demás ¿acaso importa?

José Antonio Virto                                                                                   TERUEL.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone