Nadie quiere a Agapito, pero nadie hace ascos a sus euros

lunes, 12 diciembre , 2011 | Por | Categoria: Aragón

Agapito Iglesias

Este es el resumen de todo lo leído, escuchado y visto tras la derrota de ayer del Zaragoza ante el Mallorca y tras la Junta General de accionistas del club maño celebrada esta mañana.

Agapito Iglesias compro a la familia Solans el club hace unos años, con una deuda ya de 60 millones de Euros. Sé hicieron fichajes de relumbrón y durante un año la cosa pareció funcionar. Por distintas causas, el club, o el propio Iglesias fue perdiendo apoyos, perdió a su presidente Bandrés y se difuminaron operaciones paralelas que podían ser atractivas para el empresario.

Desde hace más de dos años, solo se gestiona miseria. Deportiva y económica. Lo que desde fuera no se entiende es como Iglesias sigue en el Zaragoza. No como presidente, sino poniendo algún millón de euros que otro para pagar gastos.

Además, Iglesias, que no es de Zaragoza, que es de Soria, no es apreciado por el zaragocísmo de pedigrí. No tiene un apellido sonoro, de tronío, de los de asiento de preferencia de toda la vida. Pero estos tampoco están dispuestos a poner euros para salir adelante. Quieren que Agapito se vaya, no recupere lo puesto, pero además nadie ha presentado un proyecto de recapitalización del club.

Y así están. Cada vez peor. Pero pasando a lo concreto, a la Junta de hoy, Javier Porquera ha pasado a explicar el resumen del resultado contable del ejercicio que finalizó el pasado 30 de junio. “El epígrafe sobre el que más merece la pena llamar la atención es el resultado del ejercicio” decía Porquera a la vez que indicaba la cifra clave: según el cuadro presentado, el resultado de explotación ha mejorado en 30 millones de euros con respecto a la temporada anterior.

Una cifra que es posible fundamentalmente a que no ha sido necesario incluir en esta ocasión la partida de 13 millones que el club tuvo que tener en cuenta la pasada temporada para hacer frente a la deuda generada por la multa de Matuzalem. Avanzando en su explicación, Porquera se ha mostrado especialmente satisfecho del comportamientos de las partidas por traspasos -que generaron 13 millones de euros por las ventas de Ander, Pennant, Arizmendi y Gabi- y de gasto de personal. Una cuenta que ha adelgazado en siete millones fruto de la “política de contención de costes que ha sido explicada en varias ocasiones”.

Uno de los principales problemas -y eso que hay muchos- que tiene el club es el nulo flujo de tesorería que posee. Una cifra, que también ha mejorado, pero que no permite hacer frente a los gastos corrientes que se tienen día a día. Porquera ha indicado a este respecto que con la contención de gastos y la entrada en vigor del nuevo contrato de venta de derechos audiovisuales -que llenará la caja en siete millones adicionales- “deberá ser capaz de generar tesorería suficiente para hacer frente a sus gastos y al concurso de acreedores”.

Estos datos, sin embargo, no han convencido a ninguno de los presentes. Así ha quedado patente tras las cerca de tres horas de intervenciones, acusaciones, ruegos, exigencias y preguntas que accionistas minoritarios, consejeros delegados y el propio Agapito Iglesias han cruzado en una tensa sesión en la que la que el presidente de la entidad ha dejado una puerta entreabierta a una posible marcha. Puerta que, sin embargo, ha cerrado minutos más tarde con vehemencia en la rueda de preguntas ante los medios de comunicación.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone