Presentada oficialmente la muestra “Ciudad devastada. 80 aniversario de la Batalla de Teruel”(Video)

martes, 20 marzo , 2018 | Por | Categoria: Actualidad Local

 

De izquierda a derecha, el Comisario de la muestra, Alfonso Casas, el diputado Juan Carlos Gracia y el director del Museo, Jaime Vicente

Desde hoy y hasta el 1 de Mayo

 El Museo de Teruel, dando cumplimiento a su objetivo primordial de dar a conocer la historia de nuestra provincia y también de atraer exposiciones contemporáneas de notable calidad y gran interés, se une al recuerdo que durante todo el año 2018 se está haciendo de uno de los acontecimientos más relevantes de la trayectoria no sólo de la capital sino de todo el país. Se trata de la Batalla de Teruel.

A través de una amplia y cuidada selección de textos, fotografías, vídeos y objetos, el Museo de Teruel va a dar a conocer algunos de los detalles más desconocidos de aquel suceso histórico de primera magnitud, como es el reflejo de la situación de la ciudad en los años treinta del siglo pasado y el desarrollo de los acontecimientos sucedidos en el año 1938. En definitiva, la muestra “Ciudad devastada. 80 aniversario de la Batalla de Teruel”, comisariada por Alfonso Casas, supone una gran ocasión para adentrarse en unos hechos de vital importancia en la historia de la ciudad.

La nueva exposición temporal puesta en marcha por el centro expositivo de la Diputación Provincial de Teruel, que podrá visitarse desde este miércoles hasta el próximo 1 de mayo, ha sido presentada por el diputado delegado del Museo, Juan Carlos Gracia Suso, el director del espacio cultural, Jaime Vicente, y por el comisario de la exposición, Alfonso Casas.

Todos ellos, en primer lugar, han querido agradecer muy sinceramente la labor de los prestadores que han posibilitado que esta exposición pueda ver definitivamente la luz, caso del Archivo Histórico Provincial, el Ayuntamiento de Teruel, la Comarca de Los Monegros con un depósito de Magí Crusells, colecciones particulares de Teruel, del propio comisario y de varios miembros de la Asociación Abate, los archivos fotográficos de los sucesores de Luis Vidal Corella y José Demaría Vázquez “Campúa”, del Centro Documental de la Memoria Histórica del Ministerio de Educación Cultura y Deporte, de la Subdelegación de la Defensa de Teruel y del Instituto de Estudios Turolenses.

Gracia Suso ha destacado que con esta nueva propuesta cultural se ponen de manifiesto una serie de hechos muy relevantes que dejan constancia de la importancia que posee el Museo de Teruel: “acercamos no sólo propuestas culturales contemporáneas muy relevantes a todos los turolenses y a los visitantes que deciden conocer nuestro espacio, sino que también desarrollamos una gran labor divulgadora dando a conocer algunos de los acontecimientos que mayor trascendencia han tenido a lo largo de nuestra historia de siglos, entre los que se incluye sin ninguna duda la Batalla de Teruel”.

Precisamente por esos motivos, el diputado delegado ha subrayado que hablar del Museo de Teruel es hacerlo de “uno de los centros más dinámicos y reconocidos del panorama turolense y aragonés”, lo que le ha valido para calificarlo como “uno de los principales epicentros culturales de nuestra Comunidad”.

Por su parte, Jaime Vicente ha explicado que la muestra “adopta el punto de vista de un lector de prensa, de un espectador que a través de fotografías, documentos, periódicos y vídeos puede asistir al desarrollo de la Batalla de Teruel y observar aspectos que van más allá de las puras operaciones militares”. Más concretamente, ha subrayado que mediante esta exposición “el visitante puede ir conociendo el estado de la ciudad antes de la Guerra Civil, el momento de la sublevación militar, los primeros bombardeos gubernamentales y las ofensivas, primero republicana y luego del ejército sublevado, para controlar la ciudad; el armamento utilizado, los objetos de uso cotidiano que portaban los combatientes, los equipos de observación y de transmisiones, las insignias y documentos personales y, sobre todo, el impacto causado en la población civil y en las construcciones de la ciudad”. Una serie de contenidos entre los que también ha recalcado “las secciones dedicadas a la sanidad, los prisioneros y la evacuación de la población civil”.

Junto a ello, también ha puesto el foco en la “gran colaboración” de los prestadores de objetos de la Batalla, en la selección de imágenes de “tres fotógrafos muy importantes en el seguimiento de los acontecimientos” como es Luis Vidal Corella desde el lado gubernamental, José Demaría Vázquez “Campúa”, desde el ejército de Francisco Franco, y Ricardo Atrián Zapater, al que ha definido como “excepcional cronista desde el interior de la ciudad y al que debemos un importante conjunto de imágenes de la destrucción de Teruel”.

Alfonso Casas, a su vez, ha querido resaltar la documentación que contiene esta muestra, ya que “a diferencia de otras exposiciones, aquí lo principal son los documentos, la prensa, elementos singulares como unas actas de enterramiento del Convento de Santa Clara, dibujos de Ángel Novella y fotografías originales”. Todo ello, tal y como ha agregado, “le dan un grado de interés muy importante porque se le otorga una mayor importancia a ese tipo de fuentes en lugar de a los utensilios y armamentos que están más vistos, aunque también tienen su cabida en esta exposición”.

Detalles de la exposición 

La exposición “Ciudad devastada. 80 aniversario de la batalla de Teruel”, propone un recorrido cronológico y por los espacios donde se desarrolla este episodio, fundamental en el desenlace de la Guerra Civil Española (1936-1939).

Comienza con imágenes de la ciudad en los años treinta del siglo XX, reflejando el aspecto de parte de sus calles, plazas y edificios en los años inmediatamente anteriores a la contienda.

A través de documentos, ejemplares de prensa y fotografías de los mejores reporteros gráficos del momento, se puede seguir el desarrollo de los acontecimientos desde la sublevación militar hasta la ocupación definitiva de la ciudad por el ejército de Franco, el 22 de febrero de 1938.

La exposición incorpora ejemplares originales de la prensa de la época, documentos y cartas personales, y una selección de materiales relacionados con la batalla, desde armamento a productos sanitarios, alimenticios, de uso cotidiano y aquellos que permiten la identificación personal y política de los protagonistas de la batalla.

En la selección de fotografías se insiste especialmente en las obras de tres importantes fotógrafos que aportan una visión muy personal y, quizás, menos conocida que la de otros reiteradamente reproducidos. Se trata de Luis Vidal Corella que refleja el conflicto desde el ejército gubernamental, José Demaría Vázquez “Campúa” que acompaña a las tropas franquistas durante la ofensiva, y Ricardo Atrián Zapater, turolense que documenta desde la propia ciudad los avatares que van contribuyendo a su devastación.