Ramón Millán pedirá entrevistarse con el Ministro de Fomento para demandar mejoras en la N-330 y la N-232

martes, 7 marzo , 2017 | Por | Categoria: ACTUALIDAD PROVINCIAL, NOTICIAS DIPUTACIÓN PROVINCIAL

La Diputación Provincial de Teruel invirtió el pasado año un total de 4.545.000 euros en diversas obras de mantenimiento y conservación de carreteras provinciales y tramos de vías urbanas de su competencia a través del servicio de Vías y Obras.  El responsable del área y presidente de la institución, Ramón Millán, ha explicado que esta inversión permite en primer lugar mejorar la seguridad de las vías de titularidad provincial y en otros casos, hacer de ellas carreteras del siglo XXI.

No obstante, Millán recuerda que la red provincial es demasiado extensa, unos 1.500 kilómetros aproximadamente, y que por ello la Diputación está trabajando en un plan de carreteras ambicioso que permitiría invertir cerca de 10 millones de euros en los próximos 3 años. “De nuevo hay que insistir en la idea de que el estado de las vías es básico para empezar a hablar de desarrollo u otros asuntos porque inviertiendo en ellas, no sólo se facilita la vida a los habitantes sino que se mejora la esperanza de vida de nuestros pueblos, se ayuda a generar actividad económica y por lo tanto se logra seguir poblando el territorio”, matiza Millán.

El presidente entiende por lo tanto, que su papel es además el de servir de altavoz de las justas reivindicaciones de los ciudadanos en materia de infraestructuras y por ello insistir en que el resto de las administraciones trabajen en el mismo sentido. Por eso, esta semana solicitará formalmente una entrevista de trabajo con el ministro de Fomento, Íñigo López de la Serna, para hablar sobre las mejoras imprescindibles que deben realizarse en la N-330 por motivos de seguridad vial y la aceleración del desdoblamiento de la N-232, dos obras que son de vital trascendencia para el desarrollo de la provincia.

“Será también el momento de plantear nuevos proyectos y poner sobre la mesa de cara al futuro el inicio de otras vías que pueden ser el futuro de las zonas más despobladas como es el proyecto de la posible conversión de la N-211 en autovía desde Madrid hasta Tarragona aunque lo prioritario es mejorar la N-330 por un tema básico de seguridad y después avanzar con mayor rapidez en el desdoblamiento de la N-232”, ha adelantado Millán quien, por supuesto no dejará de sacar a la palestra en la reunión que tiene  previsto manter con el ministro del ramo, el eje ferroviario Cántábrico-Mediterráneo.

Obras provinciales

La mayor inversión realizada por el servicio de Vías y Obras de la Diputación de Teruel el pasado año correspondió a la ejecución de las obras del Fondo de Inversiones de Teruel de 2015 que se ejecutan al año siguiente y que permiteron mejorar 11 tramos de vías provinciales por importe de 1 millón de euros.

En este capítulo destaca la segunda fase de las obras de mejora de la carretera a Torre de Arcas (carretera TE-V-8.411), con un presupuesto de 135.000 euros; la segunda fase de la mejora de la vía de Lidón a Visiedo (TE-V-1,004) con un presupuesto de 130.000 euros; el arreglo de la carretera de Villar del Salz a Villafranca del Campo (TE-V-9023) en la que también se inviertieron 130.000 euros, la mejora de la via de Alba del Campo a Almohaja y Peracense, con 120.000 euros o el arreglo de la carretera provincial que une Vinaceite con la autonómica A-1307, con una inversión de 125.000 euros por citar algunos ejemplos.

Además, están pendiente de concluir antes del verano las obras de construcción del nuevo aparcamiento de Valdelinares en el que se habrán invertido en total cerca de 400.000 euros. Se trata de una infraestructura con capacidad para 10 autobuses y 172 plazas de turismos. Contará además, con una rotonda en el punto final de la carretera, aparcamientos de llegada y recogida de esquiadores a pie de pistas y un enlace de 120 metros para esquiadores desde la rotonda a pie de pistas y los aparcamientos para autobuses y coches.

Procedente también del FITE comenzarán esta primavera las obras de acceso a cota baja desde Valdelinares a la estación de esquí por un importe de 786.000 euros. Esta nueva carretera discurrirá por buena parte de una vía de evacuación que llega hasta pie de pista de la estación de esquí. Se trata de un camino sin asfaltar que discurrirá ahora a cota baja, concretamente entre los 1700-1800 metros de altitud lo que supone reducir notablemente el riesgo de nevadas y heladas que puedan dificultar el uso de la misma.

Por volumen de inversión, el pasado año, la Diputación puso en marcha también y por primera vez, un nuevo Plan Extraordinario de Firmes Asfálticos al que se destinó 1.000.000 euros para rehabilitar el firme de 18 tramos o accesos a núcleos urbanos.

Fue un plan extraordinario que pudo habilitar gracias al saneamiento financiero de la Institución y al cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria y de deuda pública, la regla de gasto y los plazos de pago a proveedores, requisitos que permitieron invertir el superávit acumulado a diferentes partidas, entre ellas, la mejora de la Red provincial de carreteras.

Merced a este plan se han mejorado la entrada a Riodeva, Galve y Estercuel y se ha mejorado el firme de la vía que une Olba con la A-23, la A-228 con Cabra de Mora, o el refuerzo de los firmes de las provinciales que afectan a Cubla, Ojos Negros, Santa Eulalia, Lidón, Barrachina, Cuevas de Cañart, Las Parras de Castellote, de Alcorisa a Berge, Torre de las Arcas, Valjunquera y Ráfales.

Otra de las partidas destacada del pasado año correspondió al Plan ordinario de Asfaltado dotado con 600.000 euros del que se beneficiaron 54 municipios con mezcla bituminosa en caliente y  46 municipios con tratamiento superficial de gravillas.

A estos planes se suma el trabajo que realiza el Servicio de Vías y Obras para la conservación ordinaria de las carreteras de su competencia tanto con medios propios como a través de empresas adjudicatarias.

Así, con medios propios la Diputación destinó el pasado año 349.812 euros para mejorar la señalización horizontal y conservar las barreras de seguridad. También se acometió en este capítulo el fumigado de cunetas y trabajos de albañilería menor. Finalmente, cabe mencionar los 395.000 euros de inversión para obras consideradas menores como instalación de señales, bacheo o limpieza de taludes y cunetas entre otros.

Por su parte, las empresas adjudicatarias de los concursos que se convocan para reforzar el trabajo de conservación de vías invirtieron 800.000 euros mas en estos trabajos básicos.

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone