Rudi(PP): “La crisis fiscal y el nuevo escenario presupuestario europeo anticipan un profundo cambio en el Estado autonómico”

lunes, 20 septiembre , 2010 | Por | Categoria: Aragón

“Debemos ser capaces de reequilibrar nuestro modelo social para que haya más sociedad civil y menos intervencionismo administrativo”

Luisa Fernanda Rudi, presidenta del Partido Popular de Aragón, afirmó hoy que “la crisis fiscal y el nuevo escenario presupuestario europeo, que es también el español, anticipan un profundo cambio en el Estado autonómico y anticipan también una dificultad presupuestaria para mantener las prestaciones y servicios que hasta ahora se han ofrecido, o al menos de la forma en que se han ofrecido por parte de las Comunidades Autónomas.”

En su intervención ante más de 300 representantes de la sociedad civil aragonesa, en el almuerzo organizado por la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón (ADEA) y dentro del ciclo de conferencias ‘Aragón. Elecciones 2011’, la presidenta de los populares aragoneses hizo un repaso sobre los retos institucionales que, a su juicio, tendrá que afrontar el Estado de las Autonomías en los próximos años.

Rudi destacó que “las Comunidades Autónomas tienen un papel fundamental que cumplir como dinamizadoras de la actividad económica y social, como instrumento de cohesión básico y como expresión de la diversidad cultural española, y ése ha de ser nuestro desafío”, al tiempo que proclamó que “quiero un Aragón capaz de impulsar y de liderar el nuevo modelo autonómico que España necesita con urgencia y que Aragón no puede seguir esperando. Porque es evidente que con lo que hay a los aragoneses no nos ha ido bien, pero a España en su conjunto, tampoco.”

LA INFLUENCIA DEL MARCO EUROPEO EN LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS
La presidenta regional del PP aseguró que Europa va a imponer una serie de condiciones “lo que significa que en los próximos años la capacidad de gasto de todas las Administraciones públicas españolas quedará subordinada a lo que exija un nuevo Pacto europeo, cuyo incumplimiento podría dar lugar incluso, según proponen algunos, a la pérdida del voto en el Consejo”, y añadió que “en España el desarrollo del Estado de bienestar se ha producido fundamentalmente a través de las Comunidades Autónomas. Y puesto que el gasto se ha producido especialmente en las Comunidades Autónomas, porque ellas son las que tienen la competencia fundamental sobre el Estado de bienestar, lo previsible es que el impacto del nuevo escenario presupuestario europeo lo vayan a padecer principalmente las Comunidades Autónomas.”

EL MODELO AUTONÓMICO ESPAÑOL
Sobre el modelo autonómico español afirmó que “existe un amplio consenso a la hora de considerar que el proceso descentralizador español ha aportado numerosos beneficios políticos y económicos”, aunque matizó que ese modelo “no siempre está proporcionando todos los beneficios que debiera a quienes son sus legítimos propietarios, es decir a todos los españoles” y esto, según Luisa Fernanda Rudi, se debe a varios motivos como son “que las políticas identitarias y simbólicas y los gastos asociados a ellas han adquirido un volumen desmesurado, que el intervencionismo y el clientelismo de las Administraciones ha crecido extraordinariamente, que no han funcionado bien los mecanismos de cohesión social y política que deben complementar y limitar el principio de autonomía y, finalmente, porque desde el año 2004 padecemos la acción de un Gobierno que ni ha tratado a todos por igual ni se ha preocupado por ello. Al contrario, ha desequilibrado el conjunto mediante el impulso de una absurda asimetría que es incompatible con el principio de igualdad de oportunidades y derechos de todos los españoles, que constituye el límite primario ante cualquier pretensión de privilegio o diferenciación.”
Sobre el futuro del Estado autonómico afirmó que “es necesario tener presente la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el nuevo Estatuto catalán. Lo quiera o no el Gobierno socialista (y parece evidente que no lo quiere), esa sentencia fija de manera inequívoca la existencia de límites jurídicos en el proceso descentralizador español. Y además de fijar los límites jurídicos de lo que es constitucionalmente posible, abre un amplio espacio de disputa genuinamente política, que es necesaria y urgente llevar a cabo. Permítanme decirlo con claridad: que algo sea constitucional no significa que deba ser aceptado sin más. Al contrario, que algo sea constitucional significa que puede formar parte de la disputa política, porque tiene sentido discutir si se trata o no de una buena idea política. Ser socialista es constitucional, pero no todos somos socialistas.” Para Rudi “lo que se abre ahora es una discusión política, no jurídica, porque llevamos años empleando el tiempo tan sólo en saber si nos encontrábamos dentro o fuera de la ley, y apenas lo hemos empleado en saber si lo que se pretendía hacer era lo que se debía hacer para mejorar la vida de las personas”.

ARAGÓN EN EL PANORAMA AUTONÓMICO
Respecto a los retos que, desde su punto de vista, deberá acometer Aragón afirmó que resultará fundamental “asumir plenamente el contexto europeo del que formamos parte y entender que en unas pocas semanas estará en vigor un nuevo Pacto de Estabilidad que limitará de manera decisiva la soberanía presupuestaria nacional y que nos obligará a cambiar la forma de hacer política, especialmente a nivel autonómico” y, a este respecto, dijo que “en nuestra Comunidad es imprescindible acometer una reordenación de la administración pública aragonesa, clarificando y racionalizando las competencias de cada uno de sus niveles y evitando en algunos casos la duplicidad de servicios, mientras en otros quedan demandas y lagunas por atender. Es preciso disminuir el gasto corriente de la administración y acometer una meditada y ambiciosa reducción del número de consejerías que haga más eficiente y económico el Gobierno de Aragón” y citó que “es necesario reconducir el modelo de administración comarcal y convertir a las comarcas en entes prestadores de servicios disminuyendo su carga política, pues tiene muy poco sentido que tengamos más consejeros comarcales que municipios a los que tienen que servir.” En este sentido declaró que “deberemos concentrar los recursos transferidos a las comarcas en aquellas iniciativas que favorezcan su desarrollo económico y social, acerquen los servicios a los ciudadanos y desechar aquellas acciones públicas que solo incrementan la burocracia de forma ineficaz”, para concluir afirmando que “la nueva situación europea limitará la soberanía y cambiará la manera de hacer política para España como Estado y lo hará también para todas las Administraciones públicas. Romper ese pacto o actuar deslealmente contra él sería algo de consecuencias muy graves que condenaría a nuestro país a la irrelevancia internacional.”
Como continuación de esta línea argumental dijo que “deberemos encontrar, y esto es fundamental, la forma de actuar de modo que el efecto del nuevo escenario presupuestario que tenemos por delante no dañe la cohesión social. Es decir, habrá que conseguir que allí donde el Estado deje un espacio que ya no puede cubrir no se instalen la anomia o el vacío social, sino que se abra un nuevo espacio recuperado para la sociedad civil. Lo público no es sólo lo estatal: lo público es también lo que las sociedades hacen por sí mismas para hacerse más fuertes, más solidarias y más ricas. Instituciones como la que ustedes representan son parte de esa sociedad civil, y su papel en los próximos años va a ser realmente decisivo, como lo está siendo ya el de la familia, el de la Iglesia o el de tantas otras organizaciones sociales”.

UN MENSAJE DE FUTURO
Luisa Fernanda Rudi concluyó su intervención señalando que “con frecuencia he afirmado que no seremos los políticos los que sacaremos a la sociedad de la crisis que padece sino que nuestra tarea es abrir el paso a la sociedad misma, liderarla, darle confianza y proponerle caminos que pueda seguir por sí sola. Éste es el sentido profundo de esta idea: debemos ser capaces de reequilibrar nuestro modelo social para que haya más sociedad civil y menos intervencionismo administrativo. Creo sinceramente que ese reequilibrio que se nos impone por la parte del Estado, puede ser extraordinariamente provechoso para Aragón y para toda España si acertamos a hacer el diagnóstico correcto y si sabemos estar a la altura de los tiempos.”
También en clave de futuro, la presidenta de los populares aragoneses destacó que “quiero ganar ampliamente las próximas elecciones, para acometer un profundo cambio en nuestra Comunidad, por el bien de Aragón y por el bien de España, porque estoy firmemente convencida de que lo que conviene a Aragón es lo que conviene a España. Y quiero que los aragoneses demuestren que se puede ganar elecciones con claridad sin recurrir a la ofensa ni al agravio, sin alentar el victimismo.”

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Aragon AHORRO AGUA AYTO