Varios:Teruel , en el foro ‘Invest in Citites 2019’-Un insecto fósil de Teruel,el mantíspido más antiguo encontrado en ámbar

viernes, 13 septiembre , 2019 | Por | Categoria: Actualidad Local

 

El Ayuntamiento de Teruel participará en la presentación del foro ‘Invest in Citites 2019’

 

  • El concejal de Empresas y Autónomos y Desarrollo Local, Ramón Fuertes, asistirá al acto organizado por CEPYME en Madrid con el objetivo de promover e impulsar la inversión en Teruel 

El concejal de Empresas y Autónomos y Desarrollo Local del Ayuntamiento de Teruel, Ramón Fuertes, participará el próximo martes en la presentación del foro ‘Invest in Cities 2019’ que se celebra en la sede de CEPYME en Madrid para exponer ante multitud de empresas e instituciones las oportunidades de negocio e inversión que ofrece la ciudad.

Fuertes ha explicado que esta iniciativa, de la que Teruel forma parte, pretende atraer inversión a las ciudades y a sus tejidos empresariales con el objetivo de fomentar su desarrollo económico y la creación de empleo. “El Ayuntamiento de Teruel se ha adherido a este foro con el objetivo de promover e impulsar la inversión en Teruel fuera de nuestro territorio, dando a conocer a empresas de toda España todas las ventajas y fortalezas que tiene nuestra ciudad”, ha añadido.

Además de esta presentación, Invest in Cities celebrará un foro de inversión local en Teruel en las próximas semanas y una cumbre en Madrid donde se darán a conocer los proyectos más relevantes para la creación de empleo y desarrollo económico de todas las ciudades y empresas que forman parte de esta iniciativa.

En ese sentido, el edil ha recalcado “el esfuerzo que va a realizar el Consistorio durante este mandato para lograr que nuevas empresas se instalen en la ciudad”; al tiempo que ha asegurado que, desde la Concejalía de Empresas y Autónomos, “van a impulsarse próximamente varios proyectos para apoyar a los emprendedores que deseen lanzarse a desarrollar sus proyectos en Teruel”.

“Esta cumbre nos permitirá demostrar ante empresas, administraciones e inversores de toda España que Teruel es una tierra de oportunidades. Esperamos que esto nos permita abrir nuevos mercados y que mucha gente encuentre oportunidades de negocio en la ciudad”, ha aseverado el concejal.

Por ello, Fuertes ha asegurado que el Ayuntamiento de Teruel “aprovechará esta gran oportunidad para establecer contactos y colaboraciones con potenciales inversores”; así como para “ofrecer ayuda institucional y dar facilidades a todo aquel que quiera abrir un negocio en la ciudad y contribuir a que se genere empleo”.

Un insecto fósil de Teruel parecido a una mantis es clave para entender la evolución de las patas raptoras

 Teruel, cuna del mantíspido fósil más antiguo encontrado en ámbar
 La nueva especie, Aragomantispa lacerata, de 105 millones de años de antigüedad, se
ha hallado en el yacimiento de ámbar turolense de San Just


Teruel no sólo existe, sino que su ámbar está demostrando ser crucial para el conocimiento del Cretácico. El
último hallazgo es un nuevo tipo de insecto mantíspido fósil, publicado en la revista Scientific Reports y
descubierto en una pieza de ámbar extraída durante una excavación que se realizó en 2010 en la localidad
turolense de Utrillas. Uno de los dos responsables de la investigación, el paleobiólogo del Museo Geominero
Enrique Peñalver, nos avanza la importancia del estudio: “Los mantíspidos son extremadamente escasos
en el registro fósil, sobre todo en ámbar. Este nuevo fósil es clave para entender cómo las patas
raptoras evolucionaron en este fascinante grupo de insectos depredadores altamente especializados
en la caza”, ya que las patas raptoras de mantíspidos del Cretácico como el que ahora se presenta tenían
estructuras especializadas distintas a las de sus parientes actuales. La preservación fragmentaria del ejemplar
fósil contrasta con la exquisita conservación de las patas raptoras, las cuales muestran una compleja dotación
de espinas y otras estructuras de agarre, por lo que ha permitido por vez primera una comparación tan
detallada entre mantíspidos fósiles y actuales. “En el Cretácico Inferior, las espinas de las patas raptoras de
los mantíspidos, al menos las de Aragomantispa, carecían de los complejos órganos sensoriales de los
mantíspidos actuales, formados por minúsculos conos en la punta de las espinas”, señala Ricardo Pérez de
la Fuente, autor de la publicación e investigador del Museo de Historia Natural de la Universidad de Oxford.
¿Y qué es un mantíspido? Los expertos nos explican que, aunque a primera vista parece una mantis religiosa
y cazaba de forma similar, pertenece a un grupo de insectos muy distinto. Los mantíspidos son unos
peculiares insectos depredadores que tienen patas delanteras con espinas que usan parar cazar
insectos mediante movimientos súbitos de agarre, también llamados raptores. No obstante, son
insectos neurópteros, por tanto, no emparentados con las mantis religiosas, sino con otros insectos como las
crisopas o las hormigas león. En la actualidad se conocen unas 400 especies a nivel mundial, aunque tan sólo
cuatro habitan la península ibérica. Por eso, Ricardo Pérez de la Fuente recalca: “Es la primera vez que un
mantíspido fósil se halla en la península ibérica, con lo que el descubrimiento también revela cómo los
mantíspidos han habitado esta región del planeta durante, al menos, más de 100 millones de años, siendo
desde entonces el letal azote de sus presas”.
La nueva especie, Aragomantispa lacerata, ha sido dedicada a Aragón y representa el mantíspido más
antiguo descrito en ámbar con unos 105 millones de años. Curiosamente, en este mismo yacimiento
durante la misma excavación se descubrió una mantis religiosa auténtica, publicada en el año 2016 y también
dedicada a Aragón: Aragonimantis aenigma.
El trozo de ámbar con el ejemplar de la nueva especie, encapsulado en resina sintética epoxi de alta
calidad para su conservación, se añade al valioso patrimonio paleontológico de Aragón y está
depositado en la colección de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis. La
excavación paleontológica que desenterró el ejemplar fue posible gracias a la colaboración de dicha
institución, de la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, del Ayuntamiento
de Utrillas, y a la financiación de la Caja Rural de Teruel y del Ministerio de Ciencia a través de la Agencia
Estatal de Investigación. “Este nuevo organismo se une a la colección de formas de vida extintas que nos
muestra el ámbar turolense, y sin duda participa de forma destacada en nuestra visión de la ecología de los
bosques del Cretácico, por ser un gran depredador en el pequeño mundo de los insectos”, indica Enrique
Peñalver.
Ahora, el estudio del ámbar de San Just tendrá un nuevo impulso con la Tesis Doctoral en curso del
investigador Sergio Álvarez Parra de la Universidad de Barcelona, becado por la Generalitat de Catalunya