Retirada la madera quemada del 30% de los montes de utilidad pública afectados por los incendios del año pasado

jueves, 22 julio , 2010 | Por | Categoria: Aragón

Se han adjudicado también 20 aprovechamientos de madera en la provincia de Teruel

El Gobierno de Aragón ha coordinado los trabajos de limpieza, extracción de madera quemada y construcción de fajinas de aproximadamente el 30% de la superficie arbolada de los montes gestionados por la Comunidad Autónoma de Aragón afectados por los grandes incendios ocurridos en Aragón el verano pasado.
Estos trabajos se iniciaron ya en 2009, a través del Plan de Choque puesto en marcha inmediatamente después de los incendios, y se ha continuado a lo largo de este año. El resto de las actuaciones de limpieza y extracción de madera están en tramitación y se calcula que, a finales de año, aproximadamente el 80% de la superficie estará limpia.
En estos trabajos participan unas 500 personas, entre personal de las cuadrillas de la empresa pública SODEMASA, trabajadores de la empresa TRAGSA, de las empresas del sector de la madera y personal de coordinación.

Actuaciones hasta 2017
Estos trabajos de limpieza, extracción de madera quemada y construcción de fajinas forman parte de las actuaciones incluidas en la primera fase de las medidas de restauración forestal y medioambiental para las zonas afectadas por estos grandes incendios. El objetivo es favorecer y contribuir a la regeneración natural del monte y eliminar el riesgo de enfermedades y plagas, además de realizar trabajos de ayuda y fomento de la regeneración natural mediante la realización de tratamientos selvícolas, con el fin de salvaguardar la persistencia de las masas forestales y proteger al suelo frente a procesos erosivos.
En esta primera fase se prevé invertir unos 39 millones de euros, que cuentan con financiación del Gobierno de Aragón y del Gobierno Central a través de los Ministerios de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino y el Ministerio de Defensa.

Aprovechamientos de madera
Como complemento a estas labores de limpieza y extracción de madera, se han licitado 20 aprovechamientos de madera en la provincia de Teruel, que suponen una superficie forestal de unas 1.000 hectáreas.
Estos aprovechamientos se han llevado a cabo en aquellas zonas que permiten cierta rentabilidad a las empresas de la madera, teniendo en cuenta la densidad del monte, el número de toneladas por hectárea, el tamaño y calidad de la madera, la pendiente del terreno y la cercanía a vías de comunicación.
Las extracciones de madera por parte de las empresas no tienen coste para la administración y proporcionan materia prima para las empresas que trabajan en el medio rural.
En concreto, se han adjudicado 12 aprovechamientos madereros en el incendio de Aliaga-Ejulve; 6 en el incendio de Corbalán, y 2 en el incendio de Alloza.
Por otra parte, se han concedido subvenciones a propietarios privados de terrenos forestales afectados por estos incendios. Está previsto que durante el año que viene se habiliten nuevas ayudas destinadas a la limpieza de las masas forestales privadas.

Reuniones con alcaldes
Para explicar las actuaciones que se están llevando a cabo en las zonas afectadas por los incendios, el director general de Gestión Forestal, Alberto Contreras, se reunió durante los meses de marzo y abril con los alcaldes de los municipios afectados. En estos encuentros se detalló las medidas a llevar a cabo, la inversión prevista en cada una de las zonas afectadas y se recabaron las sugerencias manifestadas por los alcaldes.

Actuaciones 2009-2017
El Departamento de Medio Ambiente presentó en marzo el programa de medidas de restauración forestal y medioambiental para las zonas afectadas por estos grandes incendios, que se desarrollarán en el periodo 2009-2017.
En la primera fase, que se está ejecutando actualmente, está previsto invertir 39 millones de euros, destinados a los trabajos de limpieza, extracción de madera quemada y construcción de fajinas, así como a las infraestructuras de prevención de incendios.
En una segunda fase se prevé una inversión de unos 13 millones de euros. Ésta estará condicionada a la evolución de los trabajos de limpieza de montes de la primera fase y de la previsible capacidad de regeneración natural de los bosques y se valorará la necesidad de repoblación. En caso de hacerse necesario, se favorecerá y respetará la vegetación natural que haya sobrevivido al incendio y se emplearán especies autóctonas. También se realizarán las actuaciones necesarias ligadas a la mejora de hábitats en las zonas afectadas que estén dentro de la Red Natura 2000.
En estos grandes incendios se calcinaron 22.083 hectáreas, de las que 18.864 fueron forestales. Tras la valoración de los daños, se ha estimado en 52,7 millones de euros el coste de las actuaciones.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone