Rudi presentará el presupuesto de 2012, pero reconoce que habrá que hacer ajustes en marzo

sábado, 15 octubre , 2011 | Por | Categoria: Portada

La presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha asegurado que presentará el proyecto de presupuestos de la Comunidad autónoma para 2012 antes de que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado, pero ha reconocido que “habrá que hacer ajustes hacia los meses de febrero o marzo”.

Rudi ha argumentado esta decisión al indicar que “no podemos bloquear la situación de Aragón” y ha aventurado que los ajustes se deberán realizar cuando el nuevo Gobierno central apruebe los Presupuestos Generales del Estado de 2012.

“Habrá dificultades técnicas” ha augurado al lamentar que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero no ha presentado un proyecto de Presupuestos Generales del Estado, ni tampoco ha prorrogado los de este ejercicio” para apostillar que “sí lo hizo Felipe González en 1996 cuando la situación era parecida” y ha detallado que estas dificultades técnicas suponen que “no sabemos la participación de Aragón en los ingresos generales del Estado”.

En su intervención de clausura de la reunión de consejeros comarcales del PP, la también presidenta del PP en la Comunidad aragonesa ha anunciado que “esperan dos años difíciles” para detallar que el 2011 será “muy complicado” y el 2012 también apunta, pero ha recordado que “también lo fue en 1006”.

A su parecer, el año 2012 será de “transición” para avanzar que se elaborarán los proyectos que “se puedan ejecutar en los años 2013 y 2014, además de incentivar a los emprendedores”.

Tras sentenciar que “de esta situación se sale” ha conminado a los cerca de 200 consejeros comarcales y alcaldes aragoneses del PP a “generar confianza” al argumentar que “es la primera condición” y se ha mostrado convencida de que “será tras las elecciones del 20N con el cambio de Gobierno”.

Al auditorio congregado les ha indicado que “tenéis dos misiones” para precisar que es “contar la realidad y ser ejemplo de lo que será el Gobierno de la nación con vuestro buen hacer”.

Para Rudi, la situación de Aragón “es complicada” y lo ha atribuido a los “malos gobernantes” pero ha recalcado que “en el PP nos vamos a dejar la piel para llevar ilusión y confianza”.

Seguidamente, les ha indicado que “somos responsables y les contamos la realidad a los ciudadanos porque todos queremos ser cooperantes para salir de esta situación”.

CONTROL DEL DÉFICIT

Rudi les ha recalcado a los consejeros comarcales y alcaldes del PP que el primer elemento que deben cumplir todas las administraciones es el control del déficit público porque “si gastamos más de lo que ingresamos tenemos que acudir a los bancos para financiarnos y se quita dinero de los emprendedores”.

“Sepamos ajustar lo que no es imprescindible” ha remachado para dejar claro que “no vamos a bajar en médicos o en profesores o en gasto social” si bien “algunas partidas del presupuesto bajarán más” de una media del 5 por ciento por cada departamento para añadir en tono enérgico que “el compromiso del PP con el control del déficit será absoluto”.

Como ejemplo de la situación económica de Aragón ha expuesto el ejemplo de que “en Sanidad hay facturas que sobrepasan el déficit al que llegará la Comunidad autónoma a finales de año” que está calculado en 2,6 por ciento del PIB cuando la exigencia del Gobierno central la cifra en el 1,3 por ciento del PIB.

“Lo de 2011 no llega para pagar lo que se debe de Sanidad de 2010 y 2009” ha dicho Rudi para señalar que “yo no quiero engordar más la bola y vamos a aflorar el gasto que nos lleva a duplicar la cifra de déficit”.

racionalizar la administración

Otro aspecto al que ha aludido en su discurso es la racionalización de la administración para apreciar que “es un debate nacional” porque “ha habido un exceso en determinadas administraciones que ha escandalizado a los ciudadanos”.

Tras apuntar que “seguramente en épocas de abundancia todo está permitido” ha indicado gráficamente que “ahora nos hemos dado de bruces con la tempestad y es difícil pilotar el barco, lo que obliga a la revisión competencial de la administración”.

Tras dejar claro que “no quiero, ni pretendo devolver competencias al Estado” ha apuntado que el Gobierno que salga del 20N “se sentará con las autonomías para ver qué es necesario mejorar porque habrá un nuevo modelo de relaciones con las Comunidades autónomas”.

Sobre las comarcas en Aragón ha estimado que tras diez años desde su puesta en marcha “es un tiempo suficiente para tener un diagnóstico” y se ha decantado porque el nuevo modelo de administración pública aragonesa “tiene que estar pactado con el resto de los partidos en Ley de Cortes”.

También ha recordado que el pacto de gobernabilidad con el PAR “incluye las comarcas y se puso un límite de gasto de las comarcas que no debe superar el coste de la transferencias y además las contrataciones de personal tienen que estar revisadas por el Gobierno de Aragón.

“SE VIENE LLORADO”

Rudi ha iniciado su discurso de clausura al indicarles en tono irónico a los cargos de la administración local del PP que “aquí se viene llorado porque todos tenemos problemas. No se viene a pedir porque estamos en época de preparación de presupuestos y todos los consejeros creen que lo suyo es lo más importante”.

El consejero de Política Territorial e Interior del Gobierno de Aragón, Antonio Suárez, le ha replicado en tono cariñoso que “vengo llorado, pero la política territorial exige estar en vanguardia”.

De forma sintética, Suárez le ha trasladado cinco consideraciones a los asistentes entre las que ha destacado que el proceso comarcalizador “está totalmente consolidado y no tiene vuelta atrás” para añadir que en algunas comarcas se han detectados “disfunciones importantes y el capítulo de personal supone el 34 por ciento del presupuesto”.

Además de corregir estos desajustes, también ha abogado por “corregir las sedes” al apuntar que 24 de las 32 comarcas tienen sede propia y 6 “están en camino de tenerla”.

“La situación económica hace absolutamente inevitable ajustar la financiación” y les ha comunicado a los consejeros comarcales y los alcaldes que “los recursos económicos no se van a incrementar, lo que obliga a ser más eficiente y con los mismos recursos hacer más”.

Suárez ha concluido al aseverar que los acuerdos de gobernabilidad PP-PAR “son la guía de la actuación del Gobierno de Aragón con las comarcas” de las que ha dicho que sus dos competencias fundamentales son “prestar servicios de competencias que les son propias y ser la solución a los pequeños municipios que no pueden prestar solos los recursos”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone
Portada//SEINTE ECOEMBES77interflora sept2017//ECOEMBES 2017OCT