El Museo de Zaragoza ha recibido la cuna de plata y el niño de marfil pertenecientes al cenobio del Monasterio de Sijena que custodiaba la Policía Nacional

miércoles, 20 julio , 2016 | Por | Categoria: Aragón

imagenes__MG_2760_Foto_Luis_Correas_GA_542ed1e3El Museo de Zaragoza ha recibido la cuna de plata y el niño de marfil pertenecientes al cenobio del Real Monasterio de Santa María de Sijena, que se encontraban hasta ahora en la Jefatura Superior de Policía de Aragón. La entrega se ha producido después de que el Juzgado de Instrucción Número 3 de Barcelona reconociera que el legítimo propietario de estas piezas es el Monasterio.

El equipo de restauración del Museo de Zaragoza comprobará ahora el estado de las piezas y elaborará un informe del estado de conservación. Hasta el Museo se han desplazado hoy la consejera de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez, el director general de Cultura y Patrimonio, Nacho Escuín, el delegado del Gobierno, Gustavo Alcalde, y el Jefe Superior de Policía de Aragón, José Villar del Saz.

“Seis meses después de que se iniciara el proceso, estamos en el Museo de Zaragoza recibiendo una piezas de Sijena. Esperamos que el día 25 de este mes vuelvan las 97 que deben regresar por sentencia”, ha explicado la consejera de Cultura, quien ha recordado que hoy es un día simbólico. “Es la fecha en la que la Generalitat debe comunicarnos el plan de devolución de las 97 piezas de Sijena que están en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) y en el Museo Diocesano de Lérida. Espero que esta pieza sea el preludio de las que están por llegar”, ha añadido.

La cuna tiene unas medidas de 29 x 25 x 31 centímetros y data de finales del siglo XVI-principios del XVII. Está elaborada en plata con detalles dorados y aloja en su interior una figura del Niño Jesús tallada en marfil. Aunque predomina el manierismo ya maduro, se aprecian reminiscencias del gótico en ciertos detalles como las bases de las cuatro columnas, en forma de templete.

La cuna y el niño salieron a subasta el pasado mes de enero y el día 27 de ese mismo mes, el director general de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón presentó una denuncia en la Jefatura Superior de Policía. En ella se exponía que al ser piezas pertenecientes a un BIC (Monasterio de Sijena) son también BIC y, por tanto, cualquier donación o venta de estas piezas debía ser declarada nula de pleno derecho. Un día después, la Policía se incautó de la cuna y fue posteriormente trasladada a la Jefatura Superior Policía de Aragón.

El pasado 19 de junio de 2016, el Juzgado de Instrucción Número 3 de Barcelona dictó un auto en el que reconoce que el legítimo propietario de la cuna de plata y el niño de marfil es el Real Monasterio de Nuestra Señora de Sijena. Y, “tratándose de bienes declarados de interés cultural, deberá procederse por la Brigada Central de Patrimonio Histórico, encargada de su custodia, a hacer entrega de los mismos al Gobierno de Aragón”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone