El Delegado del Gobierno en Aragón dice que la zona en la que se produjo el accidente mortal de una scout “no es para deambular de noche”

miércoles, 20 julio , 2016 | Por | Categoria: Aragón

Colaboradores /El delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, ha afirmado este miércoles que el modelo de salvamento en el medio natural que se aplica en la Comunidad Autónoma, en el que participan los Grupos de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil y el 061, es el “orgullo de los aragoneses”, al tiempo que ha recordado que se debe acudir a la montaña con “el debido respeto”.

En declaraciones a los medios de comunicación, Gustavo Alcalde ha defendido la actuación de la Benemérita en el cañón de Añisclo (Huesca), donde este lunes ha fallecido una menor, de 15 años, de un grupo scout de Sabadell en accidente de montaña. “El que se queje de la actuación de la Guardia Civil no conoce cómo actúa, el prestigio adquirido durante años de trabajo, de rescates jugándose la vida, de guardias civiles que regresan con congelaciones porque han prestado su ropa a los rescatados”.

Aunque será la autoridad judicial la que determine lo ocurrido, el delegado del Gobierno ha querido “romper una lanza por el trabajo que hace la Guardia Civil”, recordando que en Aragón participan en los rescantes los GREIM y también los sanitarios del 061, integrados en los helicópteros, llevando a cabo una “importantísima labor” que constituye “un modelo a imitar en el conjunto de España y fuera de nuestras fronteras”.

Ha recordado que la Guardia Civil no solo actúa como “herramienta de rescate”, sino como Policía Judicial y elevará un informe al juez, que determinará en su momento qué ha ocurrido exactamente “y si ha habido algún tipo de imprudencia determinará responsabilidades”.

“DEBIDO RESPETO”

Ha expuesto que la Benemérita “no pudo hacer más en este caso porque, hasta las 3.00 horas, los monitores del grupo de scouts no consiguieron alcanzar una zona con cobertura telefónica para avisar del accidente de la menor y por la noche no pueden volar los helicópteros”, añadiendo que el GREIM de Boltaña (Huesca), el más próximo al lugar del accidente, “hubiera tardado cuatro o cinco horas y se prefirió esperar a las seis y pico, cuando el helicóptero, con un médico, se puso en marcha”. Ha observado que “desgraciadamente, alrededor de las 3.00 había fallecido la niña”, aunque serán los forenses los que precisen el dato.

Este accidente es “una desgracia impresionante que hay que achacar a abordar la montaña sin el debido respeto”, ha considerado Gustavo Alcalde, quien ha dejado claro que “a la montaña hay que ir respetándola y no pensando que es un juego” porque “es muy peligrosa”.

Ha abundado al afirmar que el lugar en el que se accidentó la joven “francamente, no es un sitio para deambular por la noche”, apuntando que los excursionistas tenían que aferrarse a una cadena para caminar.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone