Planificación millonaria a cinco meses vistas (Por Luis Esteban )

martes, 26 julio , 2016 | Por | Categoria: Opinión

PLANIFICACION MILLONARIA A CINCO MESES VISTAS

Diligentemente, como todos los años, el Ministerio de Hacienda ya ha puesto al cobro la lotería de Navidad.
¿Tan pronto? Pues si y en efecto. Así une al goteo recaudatoria, dar satisfacción a la tontuna del jugador, que cree que la fortuna que no halla en casa, saldrá a su encuentro gozosamente en su lugar de vacaciones.
La tentación millonaria, impuesto jubiloso y voluntario, estará en el mercado hasta el miércoles 21 de Diciembre, un día antes del tradicional sorteo.
Cinco meses parece un plazo más que suficiente para la concienzuda elección de ese número que puede mostrarnos esa otra y conocida, orilla de la vida…
Previamente, dos noticias. Primero la buena: Ha aumentado la dotación dedicada a premios. Ahora alcanzará la nada despreciable cifra de 2.310 millones de euros. La mala: Se mantiene el descuento del 20% para premios mayores de 2.500 euros. Innegociable e inamovible.
¿Por qué comprar “ese” billete y no otro?. Razones varias: amor a primera vista; por terminación; por convicción; por tradición secular; por pálpito; por sueño revelador; porque me llama; porque tiene clase…
Los mal encarados; los feos; los que suman una cifra inadecuada; los que no enamoran, en definitiva, los olvidados serán reciclados y volverán a nuestra vida reencarnados en bolsas, periódicos, papel higiénico…
Aparte de las razones enumeradas, entre otras, para elegir el gordo, también existe la llamada “científica”. Quizás poco conocida y practicada, pero sus efectos pueden llegar a ser altamente beneficiosos.
¿Dónde comprarlo? ¿En administraciones de contrastado historial en el reparto de premios millonarios?, ¿En Dñª. Manolita?, ¿En la Bruja de Oro?, en Madrid?, ¿En Sort?, ¿Dónde siempre?. Ante la duda, recurramos al clásico: “Si ha de tocar, lo hará aunque no juegues”. Amen.
¿Qué terminación elegir? . Tiremos de estadística. La más premiada el 5 (32 ocasiones). La menos el 1 (8 ocasiones). Otro dato a tener en cuente: ha acabado más veces en par que en impar.
¿Qué número? Entre 10.000 y el 30.000 ha salido en 72 ocasiones (35,4%) pero, ¡ojo al dato!, ningún gordo ha comenzado jamás en estos dígitos: 27, 37, 39, 41, 44, 51, 64, del 66 al 75 y 77 y del 80 al 99.
Toca el gordo. Primer paso: callar como un puta. Si se es descubierto por la pericia periodística o se tienen unas irremediables ganas de salir en la tele, es conveniente tener preparado un breve y sentido parlamente. Sirva de ejemplo: “Tapar unos agujeros y los demás que esperen”
Otros pasos: Darle al cuerpo un capricho medianejo, pero dentro de un orden. Buscar asesoramiento profesional. No olvidar que aunque se cambie de clase –“pudiente”-, seguimos viviendo en el planeta tierra.
Peligros. Los denominados parientes “serpiente” y los vecinos y conocidos que tienen entre manos un negocio seguro y súper rentable.
¿Enviar un pernil D.O. a los niños de San Idelfonso? Nada hay reglado. Sin duda un detalle muy celebrado en el colegio.
¿Ir al Teatro Real disfrazado de lagarterana?. Opción ya vista y pelín hortera. No garantiza, necesariamente, abrir los informativos de mediodía. Una comprensible frivolité

 

 

Luis J. Esteban Silvestre

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone