El Departamento de Ciencia, Tecnología y Universidad desarrolla un proyecto de investigación para ofrecer alternativas al uso de herbicidas en árboles frutales

sábado, 4 septiembre , 2010 | Por | Categoria: Aragón

El CITA trabaja en el desarrollo de un fieltro biodegradable a partir de fibra de yute para el control de malas hierbas en frutales

Su objetivo consiste en cubrir el suelo de las líneas de los árboles con distintos fieltros biodegradables para evitar la aparición de las malas hierbas

El Departamento de Ciencia, Tecnología y Universidad del Gobierno de Aragón, a través del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), está desarrollando un proyecto de investigación a través de su Unidad de Sanidad Vegetal para ofrecer alternativas al uso de herbicidas en árboles frutales durante sus primeros años de establecimiento. Su objetivo consiste en cubrir el suelo de las líneas de los árboles con distintos fieltros biodegradables para evitar la aparición de las malas hierbas y reducir también la cantidad de agua de riego necesaria. Las calles entre las líneas de árboles se mantienen por medios mecánicos, bien siega o pase de cultivador.

En esta investigación se trabaja en colaboración con la empresa Bontrech S.L., radicada en Villanueva de Gállego (Zaragoza), la cual fabrica fieltros textiles no tejidos de yute, reciclado de sacos de café y cacao. Con estos materiales se pretende poder sustituir los tratamientos herbicidas de los primeros años de establecimiento del cultivo, que suelen ser unos cuatro por año. Los árboles frutales jóvenes son muy sensibles a la deriva de herbicidas necesitando unos protectores plásticos para evitar daños, los cuales no serán necesarios si el acolchado resulta efectivo.

En un ensayo previo se ha utilizado un fieltro textil de yute de 600 g/m2 en tomate de industria. La degradación fue prácticamente inapreciable durante los 3 meses que dura el cultivo, por lo que actualmente se está estudiando este material y otro más grueso en cultivos plurianuales, en dos plantaciones de perales situadas en Montañana (Zaragoza) y en dos de cerezos situadas en Tobed (Zaragoza).

Los primeros resultados muestran que, en general, los materiales controlan eficazmente la flora arvense durante varios meses. La juncia o junquilla (Cyperus rotundus) es de las pocas especies capaces de atravesar el fieltro, especialmente el más delgado, el cual resulta dañado por la planta. En plantaciones regadas por inundación se ha observado un aporte de semillas de malas hierbas con el agua, las cuales podrían germinar encima del fieltro. Los resultados preliminares muestran también que la humedad del suelo se conserva durante más tiempo en los acolchados en el caso de los frutales regados por inundación.

En los próximos meses se tendrán resultados sobre el efecto de los acolchados sobre el crecimiento de los árboles y sobre la temperatura del suelo, así como la durabilidad de los distintos materiales.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Aragon AHORRO AGUA AYTO