La ocupación hotelera aumenta en Aragón un 10,5% durante los ocho primeros meses del año y sigue creciendo la afluencia de extranjeros

lunes, 27 septiembre , 2010 | Por | Categoria: Portada

Callizo, Aliaga y Lapetra en la rueda de prensa

Aliaga destaca el esfuerzo de los hosteleros “conteniendo los precios y ofreciendo calidad”

Tras la reunión del Consejo de Turismo, el consejero de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, el viceconsejero de Turismo Javier Callizo y el director general de Turismo Gonzalo Lapetra han ofrecido algunos datos de coyuntura turística referidos a los ocho primeros meses del año y especialmente al verano que acaba de concluir.

A fecha de 27 de septiembre disponemos de datos estadísticos oficiales y definitivos, suministrados por el Instituto Nacional de Estadística y el Instituto Aragonés de Estadística, con las siguientes particularidades: hasta el 31 de agosto para hoteles y hasta el 31 de julio para el resto de los modos de alojamiento (viviendas de turismo rural, camping y apartamentos turísticos). Del análisis de los mismos podemos extraer conclusiones como las siguientes:

La ocupación hotelera presenta signos de recuperación en estos primeros ocho meses, con un crecimiento acumulado de un 10,51 % de viajeros y un 8,17 % de pernoctaciones, cifras que están por encima de la media nacional (6,10 % en viajeros y 5,87 % en pernoctaciones). Si ya los datos de julio mejoraban los del año anterior, esa tendencia se ha confirmado en agosto, con un crecimiento de un 9,49 % en viajeros y un 3,71 % en pernoctaciones respecto al mismo mes del año anterior. No tendremos datos de septiembre hasta finales de octubre, pero los sondeos realizados nos hablan de buenas perspectivas desde la primera semana del mes, reforzadas además por el impacto de la celebración en Motorland-Alcañiz, los días 16 a 19 de septiembre, del Gran Premio Aragón A-Style de Moto GP.

No es menos significativo el peso que el turismo extranjero está teniendo en la recuperación referida, con incrementos acumulados de enero a agosto para los hoteles que podemos cifrar en 19,52 % de viajeros y 17,97 % de pernoctaciones, cifras muy por encima del crecimiento de la media nacional, que se sitúa para ese período en 10,59 % de viajeros y 7,70 % de pernoctaciones. Junto a las circunstancias relacionadas con el calendario de salida de la crisis por parte de los países emisores, así como con una paridad más favorable en el caso de la libra esterlina, debemos felicitarnos por la mayor penetración que la marca Aragón está teniendo en mercados hasta hace poco muy polarizados hacia el sol y la playa, fruto sin duda del esfuerzo de promoción hecho por el Gobierno de Aragón junto al resto de instituciones y asociaciones profesionales del sector, esfuerzo que sin duda debe continuar en los próximos meses.

En el caso del camping, parece haberse hecho más patente la magnitud de la crisis económica, de modo que la recuperación está siendo más lenta. Bien es verdad que en los resultados de esta modalidad de alojamiento influyen otros factores específicos (el estado del tiempo, precipitaciones y temperaturas, que no han sido los más favorables en estos primeros meses), pero no es menos cierto que, incluso así, la recuperación deberá esperar. No disponemos de datos sino hasta el 31 de julio, y no nos permiten confirmar los ritmos de recuperación que hemos observado en los hoteles. En los siete primeros meses, los viajeros en camping han descendido un 5,57 % y las pernoctaciones lo han hecho un 8 %. Tampoco los datos nacionales son mucho más alentadores, con un decrecimiento del 1,13 %, confirmando las tendencias observadas en Aragón. Aunque los sondeos que se manejan para los meses de agosto y septiembre nos dicen que los datos serán bastante mejores, la recuperación total deberá esperar al próximo año.

Igual conclusión podemos obtener al examinar los datos de frecuentación relativos a las viviendas de turismo rural. La recuperación está revelándose más lenta que en el caso de hoteles y apartamentos. Las cifras correspondientes a los siete primeros meses del año nos hablan de un decrecimiento del 1,53 % en viajeros y del 1,74 % en pernoctaciones, decrecimiento inferior al experimentado por la media nacional (2,5% en viajeros y 5,37% en pernoctaciones).

Cuando hablamos de la modalidad apartamentos turísticos, hemos de afirmar que los datos, siguiendo una tendencia que había comenzado a manifestarse ya en la última década, no son solamente muy positivos, sino que estamos ante un modo de alojamiento que ha sido el gran beneficiario de la crisis económica, con unas tasas de crecimiento acumulado de enero a julio del 33,21 % en viajeros y del 28,63 % en pernoctaciones, datos muy por encima de la media nacional (8,86 % en viajeros y 0,02 % en pernoctaciones). En el mes de agosto los resultados han sido todavía más espectaculares en Aragón respecto al mismo mes del año pasado, con un crecimiento del 40,75 % en viajeros y del 27,82 % en pernoctaciones. Todo esto confirma que está produciéndose un mercado de sustitución creciente, deslizándose desde otras modalidades de alojamiento (hoteles, pero también viviendas de turismo rural y hasta camping) una creciente demanda hacia los apartamentos turísticos. Un deslizamiento que, como era de esperar en el momento presente, no es recíproco. Podemos concluir que los consumidores, ante las dificultades generadas en los mercados emisores por la crisis, buscan productos alternativos antes que prescindir de las vacaciones y del viaje turístico en general.

En definitiva, la recuperación es un hecho en este momento cuando hablamos de hoteles y apartamentos turísticos, con un crecimiento considerable de la demanda extranjera (merece la pena recordarlo: superior a la media nacional), pero está siendo más lenta en el caso de las otras dos modalidades de alojamiento: camping y viviendas de turismo rural. Comportamiento diferente y hasta opuesto, a cuya explicación parece estar contribuyendo el creciente mercado de sustitución que representan los apartamentos turísticos, verdaderos beneficiarios de la crisis económica.

En todo caso este balance es necesariamente provisional, pues en las dos últimas décadas septiembre viene superando a julio como segundo mes turístico-vacacional del año. Todo apunta a que los resultados de la campaña de verano, que no hará públicos el Instituto Nacional de Estadística hasta finales de octubre, confirmarán las mejores perspectivas. A estas perspectivas no será ajeno, desde luego, el impacto que ha supuesto la celebración en MotorLand Aragón (Alcañiz) del Gran Premio Aragón A-Style de Moto GP. Sus efectos promocionales (más de 300 millones de telespectadores han podido conocer la marca Aragón: el acontecimiento de mayor repercusión mediática habido nunca en nuestra Comunidad Autónoma) perdurarán en los próximos años.

El consejero de Industria, Comercio y Turismo, Arturo Aliaga, ha destacado el ”esfuerzo que ha hecho el sector turístico aragonés para ser más competitivo conteniendo los precios y ofreciendo calidad”. Por su parte el viceconsejero de Turismo Javier Callizo ha afirmado que ”detrás de la creciente afluencia de turistas extranjeros a nuestra Comunidad está sin duda la penetración que está consiguiendo la marca Aragón fuera de nuestros mercados gracias a la labor de promoción que hacen el Gobierno de Aragón y las asociaciones profesionales”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone
Portada//SEINTE ECOEMBES77interflora sept2017//ECOEMBES 2017OCT